LA PROTECCION DE LAS LENGUAS MINORIZADAS, UN ASUNTO DE DERECHOS FUNDAMENTALES.

| 15 septiembre 2022 | Responder

La necesidad de integrar el respeto a los derechos de los hablantes de las lenguas minorizadas en Europa como un indicador más de la calidad del estado de derecho, el papel central de la digitalización, la implicación comunitaria en el fomento y protección de estas culturas y su consideración como parte de la diversidad en que se basa la Unión han sido algunas de las conclusiones de una conferencia celebrada el pasado siete de septiembre en Bruselas para examinar la evolución de las políticas europeas en este campo. Los asistentes han  animado a las instituciones comunitarias a escuchar a la ciudadanía y sus representantes en el Parlamento europeo y tomar un papel activo en la defensa y promoción de estas lenguas y comunidades que suman hoy más de 50 millones de personas en la Unión.

Me he implicado en la organización de este evento junto a Francois Alfonsi, Verdes IFA y Lorant Vincze (PPE) y hemos contado con el patrocinio de dichos grupos. (Acceso al programa)

La primera parte se ha dedicado al análisis de la diversidad lingüística en la UE. En este panel han participado Angélica Milnar Vicepresidente de la FUEN (Unión Federal de Nacionalidades Europeas) que se ha centrado en los resultados de la iniciativa Minority Safe Pack. Vicent Climent de la UNESCO ha presentado las conclusiones preliminares de un estudio sobre lenguas en peligro de desaparición. Elise Cornú jefe de división sobre minorías y lenguas minorizadas en el consejo de Europa ha aportado la visión de esta organización sobre esta materia.

El segundo panel se ha centrado en la exposición de buenas prácticas y experiencias de futuro. En este panel el director general de EITB ha desarrollado tanto las líneas maestras de la estrategia de este grupo de comunicación para aprovechar la digitalización para promover el euskera como algunas iniciativas ya puestas en marcha como la plataforma Primeran.

Elin Haf Gruffydd Jones,de la Unioversidad de Gales, profesora de industrias creativas ha aportado igualmente su visión en materia, digitalización y empresas culturales. Finalmente, Peio Jorajuria ha detallado la experiencia de la federación de Ikastolas del país vasco francés, SEASKA.

Entre ambos paneles y al final de la conferencia la intérprete corsa Doria Ousset ha interpretado varias canciones. Ousset ha sido la triunfadora de la última edición del festival LIET considerado la “Eurovisión” de los músicos que trabajan en lenguas minorizadas en todo el continente europeo.

He sido la responsable de elaborar y un documento de conclusiones provisionales que pone el acento en cuatro principios. En primer lugar, el carácter de derecho fundamental que tiene la protección de los derechos lingüísticos y la necesidad de monitorizar el respeto a los mismos como un indicador más de la calidad del estado de derecho. Se ha animado además a las instituciones comunitarias a implicarse en esta tarea contrayendo una estrategia integral que incorpore medidas no solo de protección sino también de fomento.

En el ámbito de la promoción se ha subrayado la necesidad de construir estrategias holísticas, como la expuesta por el director general de EITB para garantizar que el talento que impulsa las creaciones culturales en estas lenguas pueda aprovechar el escaparate global. Generar alianzas entre productores en estas lenguas, compartir buenas prácticas y subrayar el valor no solo cultural sino económico que tiene la producción cultural en estas lenguas y su fomento han sido otras de las aportaciones de la jornada.

Finalmente, en las conclusiones se ha realizado un llamamiento, tras escuchar la aportación de SEASKA, a no entablar debates estériles sobre la protección de estas comunidades y culturas. He terminado insistiendo en que la educación es el vector clave para asegurar la supervivencia de estas lenguas y culturas. Politizar un debate que está perfectamente resuelto a nivel técnico y pedagógico, ataca y degrada valores y principios fundamentales de la Unión.

Aquí os adjunto el documento completo de conclusiones:

  • Las lenguas minorizadas europeas son una muestra más de la diversidad en que se basa la Unión. Por esa razón la UE debe proteger plenamente las lenguas europeas y concederles el mayor grado de reconocimiento posible.
  • Un buen principio sería reconocer que los hablantes de estas lenguas están protegidos en la Carta Europea de Derechos fundamentales. La carta forma parte de los tratados y es de aplicación en todos los estados miembros. Es hora de que las instituciones europeas actúen en consecuencia.
  • La primera actuación que debe adoptarse en coherencia con esta realidad es considerar el respeto a estos derechos como un indicador más de la calidad del estado de derecho en la Unión. La comisión es la guardiana de los tratados. Combatir la discriminación lingüística es un tema capital también para garantizar la salud del estado de derecho en toda la Unión.
  • Para consolidar esta misión, la UE necesita un marco jurídico global y común (de normas mínimas) para proteger a las minorías nacionales y lingüísticas. Este marco que reclamamos funcionaría mejor si se pone en marcha y fortalece mediante mediante una cooperación reforzada con las organizaciones internacionales (con la ONU y el CdE)
  • Proteger derechos es condición necesaria para fomentar una visión holística de la diversidad europea. Pero no es suficiente. Necesitamos una estrategia europea que promocione activamente el uso y la producción cultural en estas lenguas. Empezar por la declaración de un año europea de las minorías nacionales y lingüísticas, podría ser un buen principio.
  • El Parlamento Europeo ha respaldado con amplísimas mayorías informes históricos para mejorar el estatus de estas lenguas, como el informe Alfonsi en 2013. Igualmente ha dado su visto bueno a las propuestas incluidas en la iniciativa ciudadana “Minority safe pack”. Comisión y Consejo deben escuchar a la ciudadanía y sus representantes y abandonar la pasividad en unos casos y la hostilidad en otros con que observan la promoción de estas lenguas y culturas y la vulneración de los derechos de los miembros de estas comunidades.
  • La digitalización es una oportunidad para poner en el escaparate global el talento que impulsa la creación cultural en lenguas minorizadas. Y disponer de un ecosistema local, regional, estatal y europeo que impulse este proceso. Hace falta una estrategia holística para abordar este proceso y la cooperación entre estas comunidades, las alianzas y compartir buenas prácticas es fundamental
  • La colaboración público-privada, la sensibilidad y dinamismo de los medios de comunicación especialmente públicos que operan en sociedades multilingües, el dinamismo y la cooperación con la sociedad civil han sido y seguirán siendo claves para la conservación y el fomento de las lenguas minorizadas. El fomento de la creación en estas lenguas también.
  • La UE debe garantizar el acceso transfronterizo de las minorías lingüísticas a los servicios audiovisuales. El impulso a las lenguas minorizadas y regionales produce desarrollo cultural y social pero también económico. Medir este impacto, fomentar estas actividades y ponerlas en valor como palancas de dinamización económica y generación de empleo es otra vía para reforzar su prestigio social.
  • La educación es el vector clave para asegurar la supervivencia de estas lenguas y culturas. Politizar un debate que está perfectamente resuelto a nivel técnico y pedagógico, ataca y degrada valores y principios fundamentales de la Unión.

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario