HOMOLOGAR MAS RÁPIDO PARA QUE HAYA MAS TEST DE AUTO DIAGNÓSTICO Y MAS BARATOS

Esta semana se ha puesto en marcha un debate público sobre las medidas que pueden contribuir a controlar el precio de los test de antígenos que se utilizan para los auto diagnósticos de COVID. Una de las líneas de trabajo más evidentes es la de los tipos de IVA que se aplican a estos productos. Otra las medidas legales que puedan tomarse para evitar la especulación. Pero además hay otra herramienta clave para combatir este tipo de fenómenos: mejorar la oferta. Y en este asunto concreto algo más podemos hacer.

Uno de los problemas que ralentiza la llegada de nuevos kits al mercado es el procedimiento de homologación. Por eso esta mañana hemos presentado una iniciativa parlamentaria que anima a la Comisión a revisar los procedimientos de homologación de los test in vitro entre los que se incluyen los test de antígenos, mejorar así el abastecimiento de estas pruebas y evitar que se especule con su precio. Diversas Pymes Europeas entre las que se encuentra alguna radicada en Euskadi han expresado su preocupación por el descenso de entidades certificadoras, el incremento de productos a certificar y el aumento del plazo necesario para cumplir este trámite que ya supera los seis meses y es imprescindible para comercializar los kits de autodiagnóstico.

Los emprendedores europeos, y Euskadi es un ejemplo de ello, se han “puesto las pilas” para dar respuesta a muchos de los retos que plantea la pandemia. En el ámbito del diagnóstico, la producción de test de antígenos es un ejemplo. Un esfuerzo que permite dar una solución más rápida y económica a una necesidad urgente que hemos sentido toda la ciudadanía. Si queremos de verdad fomentar una industria europea centrada en la innovación y el conocimiento hay que agilizar los procesos que, sin perjudicar la seguridad, permitan poner cuanto antes este tipo de productos en el mercado.”

Por eso en mi iniciativa recuerdo que la alta transmisión que propicia la variante Omicrón, el crecimiento exponencial de contagios y el rediseño de las técnicas de seguimiento y rastreo de la pandemia ha disparado la demanda de test de antígenos en toda la Unión. Sin embargo, lamento que la lentitud de los procedimientos establecidos para homologarlos dificulte que kits diagnósticos fabricados por Pymes europeas lleguen al mercado a tiempo para atender esta demanda y repercutan sobre los precios de venta.

Hay que reconocer que tras algunas experiencias muy negativas al principio de la pandemia con materiales importados de terceros países que no cumplían los estándares europeos hubo que endurecer los procesos de homologación y se redujeron las entidades reconocidas por las autoridades comunitarias para realizarlos. Culminado el Brexit, hemos pasado de 140 a 26 entidades homologadoras mientras crecen los productos a homologar. De ellas solo seis están habilitadas para certificar pruebas in vitro.

Haciéndome eco de las quejas que expresa el sector  recuerdo a la Comisión que el plazo para poner en el mercado un test supera el medio año y que los problemas de certificación son mayores para las pequeñas empresas que invirtieron en innovación y desarrollo para fabricar estos kits de autodiagnóstico que tienen mayores dificultades que las grandes firmas para realizar la homologación.

Por eso solicito a Bruselas una evaluación sobre el estado actual de estos procesos y su nivel de conocimiento de los problemas creados por la reducción de entidades certificadoras. Igualmente me intereso por las medidas que podrían plantearse para corregirlos habida cuenta de la urgencia de mejorar la oferta de kits de auto diagnóstico del COVID 19. Finalmente, pregunto por la posibilidad de que desde Bruselas se impulse alguna medida adicional al incremento de la oferta para propiciar un control de los precios de estas pruebas.

 

Tags: , , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario