AUTOESTIMA, HUMILDAD Y TRABAJO Y SALDREMOS, JUNTOS, ADELANTE.

| 13 octubre 2020 | Responder

Ayer nuestro lehendakari celebraba que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen había puesto como ejemplo a nuestro pequeño país por sus avanzadas políticas de innovación. No es la primera vez. Hace ya casi una década la comisaria de innovación en un pleno del Parlamento elogió las bases de esta apuesta de largo alcance y largo recorrido de Euskadi. Una Euskadi destacada en varias ocasiones por la originalidad y buenos resultados de su política industrial. Y que también se mira con interés en un asunto vital para que las empresas dispongan del personal con la cualificación que requiere el mercado como es la formación profesional. Y encima Juncker recibiendo al lehendakari por considerar Euskadi un referente en materia de política social…

Los que seguís este blog habréis ido leyendo estas informaciones, pero me ha parecido interesante recopilar aquí algunas de las menciones más significativas que he escuchado en Bruselas sobre lo que somos y significamos cuando nos miran desde fuera. La información que os adjunto os permitirá comprobar que en Bruselas consideran Euskadi ejemplo de muchas cosas. Aplauden nuestro modelo social, nuestra cultura de colaboración público-privada. Destacan el dinamismo de nuestros emprendedores y tejido productivo. Un buen punto de partida para creer que en los próximos años con humildad, empeño y superación volveremos a salir adelante. También saben de nuestro compromiso de largo alcance con el proyecto europeo. Una realidad que siempre estamos prestos a recordar y explicar y defender cuando es preciso. Y una longitud de onda en la que emite más gente de la que se piensa.

 

Desde luego, como recordaba en una entrevista que me hizo el domingo Agustín Sarrionaindia, en Radio Euskadi, las realidades como Euskadi van a ser fundamentales para salir de la crisis, porque es a ese nivel donde se fragua la innovación y donde germinan procesos de cooperación y especialización inteligente que dan lugar a verdaderos ejes de desarrollo sostenible, creativo y productivo. Esta realidad la reconocían con la boca pequeña líderes menos corajudos que la actual presidenta Von der Leyen. La alemana está rompiendo moldes. La presidenta tiene claro que las regiones son imprescindibles para gestionar y llevar a buen puerto los fondos de recuperación y así nos lo hizo saber es respuesta a una iniciativa parlamentaria que planteamos para insistir en la cogobernanza del fondo de recuperación y resiliencia. Estaba recordando estas ideas en el Comité de las Regiones cuando realizó la mención a Euskadi que difundió el lehendakari y que ha dado origen a esta crónica.

Claro que según algunos “brillantes” líderes  nos explican que lo que tenemos que hacer es rechazar esos fondos porque están pensados para alimentar a la patronal. Convertidos ahora en expertos en temas europeos, estos predicadores de cataclismos afirman que el fondo de recuperación y resiliencia no financiara sanidad ni gasto social, aunque ocultan que la Unión ha movilizado fondos en cantidad y con programas nunca vistos para hacerlo deede que estalló la pandemia, porque esa era su primera prioridad. Se movilizaron más recursos y tomaron más decisiones en materia social en la Unión en esta crisis que en cuatro años para responder a la anterior y desde luego se acabó la austeridad. Nos endeudamos juntos además. Pero estos pequeños detalles…que importan.

Se insiste y avisa además que entre los mdesatinos está seguir construyendo la  Y vasca y vuelve a mentirse cuando se afirma que Europa la rechaza. La verdad es que  Bruselas la considera como una pieza clave para consolidar las políticas de cambio climático. El propio Tribunal de Cuentas insiste en la necesidad de acelerar estos proyectos basándose en todo tipo de estudios financieros, operacionales y ambientales que suponemos no impresionan a los omniscientes y previsibles predictores de cataclismos. Otro disgusto para estos profetas habrá supuesto comprobar que el eje climático que incorporan desde el año pasado los presupuestos de Euskadi es, efectivamente, si, otro ejemplo para Europa.

NO es de extrañar porque esta divergencia entre realidad y percepciones y opiniones de este personal, que amenazan ya en servir de ejemplo para explicar en las clases de estadística el concepto de “desviación típica” da para toda una letanía de desengaños. Debe de sentar mal que las previsiones del semestre europeo para el estado español realizadas en Bruselas, creo que sin intervención de jeltzale alguno, le pongan a uno en su sitio. Precisamente porque comparando ponen de relieve que si en algún lugar en el estado se hace un esfuerzo continuado en política social,  ese lugar es Euskadi. Ese paraiso ultraliberal en el que es una experiencia vasco navarra sobre participación de los trabajadores en las empresas la que ayuda a la Comisión a plantear modelos creativos y constructivos de relaciones laborales.  

También gustan algunas de las particularidades de nuestro autogobierno. Frente a lo que dicen, por ejemplo, los detractores del Concierto Económico, aquí hemos tenido sonados y muy favorables pronunciamientos en favor de este sistema de autonomía fiscal y financiera, de federalismo fiscal. Un esquema de reparto de recursos y responsabilidades que bien pudiera ser un modelo para organizar la futura hacienda europea. Y allí asumen que esta figura funciona y que puede y debe integrarse sin que desde Europa haya más cortapisas que…las que vienen del estado miembro. La Ertzaintza, otra de nuestras instituciones más características también ha sido objeto de reconocimiento en Bruselas por algunas de sus prácticas más ejemplares en materia de protección y respeto de los derechos fundamentales.

Tenemos ejemplos en todos los sectores, por citar alguno en el que Euskadi vive un desarrollo especialmente interesante hablamos de turismo. Hay experiencias vascas que se han puesto como ejemplo de lo que va a ser en el futuro la marca “Turismo europeo de calidad” porque son referentes en materia de sostenibilidad. Por cierto, que aquí se ven de manera muy distinta los objetivos y logros de la política lingüística vasca. Y que decir de la diversidad. Euskaltzaindia tiene un premio “Ciudadano Europeo”, como la iniciativa de integración del autismo Gautena o el comisariado del lehendakari para acción exterior José María Muñoa. Y se consideró un enorme acierto la apuesta para proteger y potenciar una diversidad inclusiva que dio cuerpo a toda la capitalidad europea de la cultura que organizó Donostia-San Sebastián.  Ya que hablamos de capitales hay que recordar igualmente la Green capital y la vocación ambiental de Vitoria. Una ciudad que destaca también por sus iniciativas sociales. E insistir que cuando se habla de modelos de transformación urbana la estrella absoluta en toda Europa se llama Bilbao.

En el sector primario podemos hablar de asuntos como el reconocimiento europeo a nuestro sector lácteo o el increíble triunfo que cosechó el estatuto de la mujer rural que se aprobó en Euskadi. Sus contenidos forman parte de las aportaciones que, como institución, la euro cámara aporto en la pasada conferencia que dedicaron al tema las Naciones Unidas. En pesca la sostenibilidad es una de las divisas de la política pesquera común y en ese ámbito Euskadi también recoge distinciones.

Y es que muchas de las joyas de nuestro autogobierno, que a nosotras y nosotros nos parecen normales porque convivimos con ellas todos los días, son aquí referencia. Hablamos de Educación o por citar un área de políticas sociales que hoy está de moda, de salud y asistencia sanitaria, ámbito en el que aquí literalmente alucinaron cuando se les explicó la “carpeta del paciente” de Osakidetza. Y ya que hablamos de nuevas tecnologías, por qué no recordar los aplausos que cosechó la política y las actuaciones desarrolladas en Euskadi sobre Big Data.

Por no abandonar el ámbito social en Bruselas han hablado muchas veces de una renta mínima europea. Hicieron un estudio exhaustivo de los sistemas que funcionaban en la Unión y ya os imagináis a quienes llamaron para hablar de una de las experiencias con más larga trayectoria y mejores resultados: nuestra Renta de Garantía de Ingreso. Aquí se mira también con extraordinario interés la penetración de la economía social en nuestra sociedad y sus efectos sobre el empleo. La pregunta de un diputado que trató de obtener un titular sobre la reforma laboral para explotar en la prensa local dio lugar a uno de los elogios más encendidos que recuerdo nos ha dirigido nunca comisario alguno.

Podría seguir, pero no quiero aburrir. El resumen es claro y creo haber intentado condensarlo en pocas palabras en el último mitin de la campaña para las pasadas elecciones europeas. Conté lo que nosotros para reírnos un poco bautizamos como “historia de la secta”. En todo caso podéis seguir curioseando en este blog y encontraréis centenares de ejemplos como estos.

En definitiva, en Bruselas consideran que somos gente seria, de fiar y modelo en muchas políticas públicas. Les gusta nuestra forma de colaborar entre lo público y lo privado y destacan el dinamismo de nuestros emprendedores y tejido productivo. Constatar ese reconocimiento, sentirnos legítimamente orgullosos de lo conseguido, aprender de lo que no hacemos tan bien y seguir trabajando con la misma humildad que nos ha traído hasta aquí es la receta para salir de esta. En los enlaces que contiene este mensaje podéis comprobar que en Bruselas creen en Euskadi. Así que ánimo, humildad, trabajo y a seguir adelante que razones tenemos para confiar en lo que somos y sabemos hacer y en lo que somos capaces de aprender porque hemos visto a muchos otros morir de éxito.

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario