REFLEXIONANDO SOBRE EL FUTURO DE EUROPA

| 30 septiembre 2020 | Responder

El seminario en versión covid pandemia

Esta mañana Mireia Zarate, secretaria del Euzkadi Buru Batzar y presidenta de Sabino Arana Fundazioa (SAF) ha abierto junto con el Presidente del EBB de EAJ PNV, Andoni Ortuzar,  un seminario dedicado a la conferencia sobre el futuro de Europa, sus mecánicas de funcionamiento y nuestra posición y posibles aportaciones a la misma. El seminario contaba con el patrocinio y apoyo del Partido Demócrata Europeo, en el que nos integramos en la Unión Europea. Junto a la Fundación Sabino Arana se ha puesto en marcha esta imprescindible reflexión para debatir sobre el presente y futuro de una Europa obligada a adaptarse a los nuevos desafíos en el marco del 70 aniversario de la Declaración de Schuman. Enrique Barón, expresidente del Parlamento Europeo y presidente de la Unión de Europeístas y Federalistas (UEF-España), ha ofrecido la conferencia inaugural.

El seminario se ha abierto bajo el sugerente título de “Desde las ruinas de la guerra al futuro de Europa. En el 70 aniversario de la declaración Schuman”. Enrique Barón, ex presidente del Parlamento Europeo se ha ocupado de poner de relieve la vigencia de los valores que inspiran la fundación y la construcción europea. Barón es hoy presidente de la Unión de Europeístas y Federalistas (UEF- España), Enrique Barón. Sus puntos de vista han sido compartidos por István Serto-Radics, vicesecretario general del PDE que ha realizado su aportación mediante una grabación videográfica.

 

También han elegido ese formato para acompasarse a los tiempos y precauciones que exige la pandemia el Presidente del grupo Spinelli, ex primer ministro belga y posible responsable de la Conferencia sobre el futuro de Europa Guy Verhofstadt. Ya sabéis que el político belga fue presidente del grupo ALDE, el antecedente del actual grupo parlamentario “Renew Europe” y que conoce bien y ha visitado en varias ocasiones Euskadi. Recuerdo especialmente su visita en 2017 para dar una clase magistral sobre lo que se nos venía encima con el Brexit. O en 2018 cuando al final de su mandato como presidente del grupo ALDE acompañó a todos sus componentes a una visita a Euskadi

Aquí podéis ver su aportación.

La misma fórmula ha elegido mi colega en el grupo Renew Laurence Farreng, europarlamentaria del PDE . Acabo de terminar con ella un trabajo muy interesante para proteger las producciones culturales en lenguas minorizadas en los programas europeos.

Sus palabras:

En el debate han intervenido también Patxi Aldecoa, catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Consejo Federal del Movimiento Europeo; Beatriz Pérez de las Heras, catedrática de Derecho de la Unión Europea de la Universidad de Deusto y Mariola Urrea, profesora titular de Derecho Internacional Público de la Universidad de La Rioja. El colofón a las jornadas lo ha puesto el vicepresidente de Eurobasque y profesor de Relaciones Internacionales de la UPV/EHU, Igor Filibi.

A mi me ha tocado moderar un par de paneles, actividad que me ha servido para constatar que existe expectación e interés por lo que pueda ocurrir y cómo funcione la Conferencia sobre el futuro de Europa (2020-2022), cuyo objetivo es la reactualización y transformación de la UE. La crisis de 2008 ya supuso un acicate para reflexionar sobre las estructuras internas de la Unión Europea y animo a poner en marcha mecanismos de supervisión financiera y gobernanza económica que nos han hecho avanzar. Pero la dimensión y velocidad con que se están produciendo fenómenos como el cambio climático o la crisis generada por mla pandemia del COVID19 hacen más necesario que nunca profundizar en esa reflexión.

El reto es cómo mantener, en esta coyuntura nuestra seña diferencial en el mundo, como extender en el planeta nuestros estándares ambientales, democráticos y nuestros paradigmas de desarrollo y que reformas son necesarias para que las instituciones comunitarias sean más fuertes, más operativas y más útiles para alcanzar estos objetivos.

El seminario además tiene la vocación de proponer una vía para dar cabida a la participación estructurada de la sociedad en la Conferencia sobre el Futuro de Europa y para lanzar mensajes que impliquen a la ciudadanía en esta reflexión. Tras escuchar a todos los ponentes, he sacado conclusiones.

El fundamento de nuestra unión son los valores. Si hay que elegir tres solidaridad, democracia y diversidad. El desarrollo de un potente pilar social es la clave de bóveda de todo el edificio europeo. Nadie puede quedar atrás. Hay que establecer unos niveles mínimos de prestaciones sociales que cumplan dos objetivos: Combatir la pobreza y la exclusión y evitar el dumpin interno entre estados miembros por las muy diferentes condiciones de vida y garantías de que disfrutan los ciudadanos europeos.

Más democracia, más dialogo y más transparencia son imprescindibles para recuperar confianza y para proponer y propulsar otro tono y otro tipo de debates públicos. Por la vía de la polarización no es que no se vaya a ningún sitio es que se camina a toda velocidad hacia un enfrentamiento cuyas características y consecuencias pueden ser imprevisibles. Por eso promover e implicar a las personas en debates constructivos, encontrar fórmulas de gobernanza que acerquen a las personas a los procesos de decisión y promover la confianza con transparencia es obligatorio.

La transparencia puede y debe de ser la solución también para despejar otros riesgos. La polarización no es espontanea. Tiene varias causas. Una de ellas es el papel que juegan determinadas aplicaciones de la inteligencia artificial en la generación, distribución y gestión de los mensajes que viajan por las redes sociales y que van contaminando el sistema mediático de la misma lógica.

Más Europa, instituciones comunes más coherentes con sus funciones y competencias y un presupuesto acorde a las mismas. La Comisión Europea necesita más recursos y fuentes de ingresos propias. Debe de ser menos dependiente de las aportaciones de los estados miembros si quiere disponer de recursos suficientes y mecánicas y capacidad para que sus actividades de fomento realmente animen otros comportamientos en los estados miembros. Hoy sigue sin percibirse en el debate público la idea de valor añadido europeo. Hay obras, programas, medidas, que benefician a todos los europeos. Planificarlas, promoverlas y desarrollarlas es el primer objetivo de las instituciones comunes.

Otra gobernanza. En los tiempos en que vivimos hay que acabar con la regla de la unanimidad que bloquea muchas soluciones europeas para problemas que necesitan ese tipo de respuesta. Lo estamos viendo cada día, por ejemplo con la crisis del COVID. Y un modelo de gobernanza integrador, capaz de convertir en realidad el lema europeo “Unidos en la diversidad”. No tiene sentido que hoy en Europa se vivan situaciones tan escandalosas como zanjar a sentenciazos, especialmente cuando las sentencias tienen poco o nada que ver con el derecho en vigor, problemas políticos. Hay fórmulas internacionales de éxito para resolver esos problemas. Todas ellas se basan en el principio de no imponer, pero tampoco impedir los debates. Y concluyen con una solución pactada y refrendada. Así se suma de abajo hacia arriba. Así se genera cohesión. Poca confianza y cohesión puede aportar hacia arriba quien no es capaz de aplicarla hacia abajo.

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario