LOS CAMIONEROS TAMBIEN MERECEN APLAUSOS DESDE LOS BALCONES

| 23 septiembre 2020 | Responder

Esta mañana he tenido la satisfacción de poder transmitir a muchos profesionales del transporte de carretera un mensaje que merecen: A ellos también debimos aplaudirles desde los balcones. Porque sin su trabajo durante la pandemia, muchos servicios esenciales no hubiesen funcionado. Y porque nos han enseñado las muchas cosas que podemos mejorar para que Europa siga siendo un espacio común y abierto en lo que se refiere a la movilidad de mercancías y personas. Incluso durante una pandemia.

Pero además hemos repasado juntos los retos que vienen. Vamos hacia un servicio integrado de movilidad en el que todos los sectores del transporte van a tener que transformarse. Hay dos palabras clave: descarbonización y digitalización. La unión va a apoyar esos procesos. La movilidad es una pieza clave para las políticas de cambio climático y para la competitividad de la economía. Hoy en un seminario organizado por Guitrans hemos estado escuchando y aprendiendo para entender cómo podemos ayudar desde el Parlamento Europeo a hacer más fácil ese cambio y para convertirlo en una oportunidad para que aparezcan nuevos empleos y servicios.

Estas apreciaciones han formado parte de la tesis que he expuesto en el marco de unas jornadas sobre transporte por carretera organizadas por la Fundación de la asociación de transportistas de Gipuzkoa, GUITRANS. La jornada estaba dedicada a repasar el proceso de revisión de las normas europeas que regulan los pesos y medidas máximos que pueden tener los camiones que circulan por las carreteras comunitarias, pero Izaskun Bilbao Barandica ha comenzado con un sentido homenaje al sector del trasporte por carretera por su trabajo durante la pandemia. Aquí puedes descargarte mi intervención completa.

Para empezar, he querido expresar mi agradecimiento personal y reconocimiento institucional a los presentes, profesionales del sector que forman parte de un servicio de carácter esencial. Han sido, son y serán una parte fundamental del sueño europeo. Son movilidad. Garantizan el libre tránsito de mercancías en toda la Unión. Son mucho más que transporte. Son personas, son las personas que siempre están. Si la pandemia fuese una película, en los créditos aparecería el transporte por carretera porque hace posible que todo funcione. Eso ha sido el transporte en la pandemia. Sector esencial. No les hemos aplaudido en los balcones, pero, lo merecieron y lo merecen. Pocos han reparado que, en lo más duro del confinamiento, sin áreas de servicio, sin duchas, sin restaurantes, sin retretes, los transportistas en camiones y agencias, también se jugaban la vida y ponían lo mejor de sí mismos al servicio de una sociedad en shock. Una sociedad que comió, se protegió, se esperanzó y se consoló, comprobando que lo fundamental, seguía en su sitio.

Tras repasar los contenidos de la legislación sobre pesos y medidas de los camiones, he recordado que desde el año 96 prácticamente no han variado estos parámetros y que las excepciones que autoriza la Comisión Europea siempre tienen en cuenta que se produzcan en actividades que no afecten a la competencia en el sector. Igualmente he subrayado la relación que tiene esta normativa con el estado y la capacidad de las infraestructuras y he destacado que la ultima modificación, antes de la revisión en ciernes, se ha centrado en autorizar incrementos en la longitud de las cabinas para mejorar la seguridad activa y pasiva, la aerodinámica y, en consecuencia, la eficiencia de los vehículos. También he pronosticado que los criterios que han guiado hasta ahora las revisiones seguirán siendo los mismos: proteger la competencia, tener en cuenta estado de las infraestructuras y promover eficiencia energética y seguridad.

Finalmente, he animado al sector a que afronte los cambios que vienen como una oportunidad y me gustaría que se aceleren los procesos de digitalización y descarbonizaciòn, que serán apoyados desde las instituciones comunitarias. El contenido de la “Declaración de Berlín” suscrito la semana pasada por los ministros europeos de transporte que compromete un fuerte incremento del transporte de mercancías por ferrocarril anuncia cambios. Por eso pronostico que el transporte en los próximos años dejará de gestionarse por modos para ofrecer a los usuarios un sistema integrado de movilidad.

En ese escenario cada subsector tendrá que evolucionar y adaptarse y encontrará sus oportunidades. El transporte por carretera asumirá una responsabilidad, que jamás podrá asumir el ferrocarril: la capilaridad. Lo que pierda en distancia lo ganará en intensidad y personalización del servicio. Desde las instituciones también deberíamos tomar nota de que el que paga por utilizar las infraestructuras necesita ver reflejada su aportación de manera mucho más nítida en las inversiones que se realizan en ellas.

Para terminar he defendido las medidas antidumping y en favor de la seguridad y las condiciones laborales del transporte por carretera que contiene el recién aprobado “paquete de movilidad” y he alertado sobre la necesidad de resolver los problemas de libre circulación que ha destapado la pandemia y los que puede generar un Brexit sin acuerdo en el sector del transporte.

Tags: , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario