MEJORAS PARA LOS CONDUCTORES Y CERCO AL DUMPING EN LA CARRETERA.LA META DE UNA CARRERA DE FONDO

El parlamento Europeo votó ayer a última hora de la tarde el llamado “Paquete de Movilidad”. Este paquete legislativo está compuesto por dos reglamentos y una directiva que regulan las condiciones que deben aplicarse al desplazamiento de conductores, los tiempos de descanso y la adaptación condiciones de acceso al mercado vista la evolución del sector (básicamente las reglas anti empresas buzón) . El proceso seguido para aprobar este paquete ha sido largo y trabajoso pues en el debate han tenido que armonizarse posiciones contrapuestas que tenían componentes geográficas y de modelo empresarial. Los intereses de las grandes compañías eran lógicamente distintos que las de los conductores autónomos. Lo mismo ocurría con las compañías radicadas en los países periféricos y los del centro de Europa. Finalmente, este complejo esquema se completaba con las diferencias en las condiciones del mercado de trabajo entre muchos de los nuevos socios de la Unión, antiguos países del este. Estas diferencias eran críticas para el sector dado que los trabajadores del mismo por la naturaleza de su actividad prestan servicio constantemente en otros estados de la unión.

Por eso el paquete de movilidad ha necesitado casi tres años de negociaciones desde que se presentó en 2017. Al final de la pasada legislatura el Parlamento ya alcanzó un acuerdo sobre el mandato negociador que el parlamento debía defender en sus negociaciones con el Consejo. En diciembre, ya en la presente legislatura y tras un intento de volver a la casilla de salida propiciado por los detractores de la reforma que fracasó, se alcanzó un acuerdo con el consejo y en abril esta institución aprobó los textos legislativos que han vuelto al Parlamento para concluir el trámite con una segunda lectura de los textos y su ratificación en el pleno.

Por eso hoy he celebrado esta noticia que supone poner en marcha la mayor reforma de la legislación aplicable al trasporte por carretera jamás aprobada en la historia de la Unión. El nuevo marco legal mejorará la vida de los conductores, acabará con el dumping en el sector, permitirá aprovecharlas mejores cualidades que ofrece el transporte por carretera a la movilidad y supone un avance hacia un transporte más sostenible. Las nuevas normas van a permitir que los camiones aporten lo mejor que tienen, flexibilidad y capilaridad, a la logística europea. Van a ayudar además a digitalizar el sector y hacerlo más sostenible, más eficiente y más competitivo. Porque ajustarán mejor sus virtudes a las necesidades de movilidad.

Mi grupo me asignó el trabajo de representar nuestras posiciones en la negociación de una de estas directivas, la de desplazamiento de los conductores conocida aquí como “posting”. La directiva sobre el desplazamiento de los conductores va a mejorar las condiciones de trabajo de estos profesionales y ofrece soluciones a dos de los grandes problemas que afectan al sector. El primero es el dumping social que conduce al subempleo y degrada las condiciones de trabajo de todos. El segundo es la aplicación de soluciones unilaterales Estado miembro por Estado miembro. Este tipo de actuaciones no han resuelto los problemas del transporte por carretera y han fragmentado aún más el mercado. No ha sido fácil llegar al acuerdo que ha aprobado el Parlamento Europeo. Espero que el esfuerzo que hemos hecho todos para lograrlo anime a aplicar estas normas de manera homogénea y decidida en toda la Unión”.

Las tres normas aprobadas aportan, para empezar un marco y definiciones homogéneas de conceptos clave en todos los estados de la Unión, el primer problema que planteaba la normativa a la que sustituyen. En el caso de la directiva de desplazamiento de los conductores se establecen una serie de garantías para que se retribuya adecuadamente a los conductores a la vista del estado en el que presten sus servicios. Las normas sobre desplazamientos se aplicarán a las operaciones de cabotaje y transporte internacional, excepto en el caso del tránsito, las operaciones bilaterales y las operaciones bilaterales con dos actividades adicionales de carga o descarga como máximo.

las normas sobre tiempos de descanso introducen igualmente novedades que permitirán a los conductores disfrutar de sus tiempos de descanso al menos cada tres o cuatro semanas. El descanso semanal obligatorio no podrá hacerse en la cabina del camión. Ello implica o bien modificar los horarios para cumplir estas condiciones o bien pagar el alojamiento de los descansos semanales obligatorios cuando el regreso al domicilio no sea posible.

La reforma se aplicará también a los tacógrafos, verdaderas “cajas negras” de los camiones. la novedad más importante es que deberán registrar los cambios de país y que permitirán certificar que entre cada operación de cabotaje en un mismo país deben transcurrir cuatro días. Los vehículos ligeros de transporte internacional de más de 2,5 toneladas, categoría que cumplen muchas furgonetas, deberán igualmente equiparse con estos sistemas de control.

Las nuevas normas finalmente plantean una serie de medidas para acabar con las “empresas buzón” una de las claves de las prácticas de dumping que tanto han perjudicado las condiciones de trabajo de los conductores. Para ello las empresas serán obligadas a acreditar mediante cuestiones como la localización de sus bases logísticas y hangares que su actividad principal se desarrolla en el Estado miembro en el que están registradas. Cada ocho semanas los vehículos deberán además volver a su base operativa.

 

Tags: , , , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. excelente trabajo.
    es necesario dignificar a los conductores y a las empresas cumplidoras.
    hay que extender el bienestar y no reducir las ventajas sociales de los paises mas desarrollados.
    competir en salarios bajos, exceso de horas de conducción, descansos insalubres en camiones tras varios dias de viaje es inhumano.
    gracias y ahora aplicarlo y sancionar a los incumplidores.

Deja un comentario