CONTANDO CON TODOS PARA COMBATIR LA PANDEMIA

El Parlamento Europeo debatió ayer y votará hoy una propuesta de resolución en la que los diputados han pasado revista a las lecciones aprendidas durante la pandemia. Yo voy a apoyar la idea de que la necesaria coordinación debe tener en cuenta todos los niveles de gobernanza y que debe construirse de abajo arriba para que funcione correctamente.

Por eso apoyaré con mi voto reforzar el sistema europeo de seguimiento y control de enfermedades y pandemias como la mejor solución para evitar las respuestas unilaterales que los estados miembros han ofrecido a la ocasionada por el COVID19. Ofrecer criterios homogéneos para cada situación epidémica, coordinar investigaciones y mejorar la recogida de datos requieren una coordinación que necesita sumar todo el conocimiento y niveles de gobernanza, contando con todos.

Hemos comentado aquí ya otras veces que durante la crisis del Coronavirus nos hemos hartado de escuchar a los dirigentes de muchos estados miembros decir que “El virus no conoce fronteras”. Sin embargo, las primeras medidas adoptadas por muchos estados han sido, precisamente, cierres unilaterales de fronteras. Esas medidas han generado descoordinación y unilateralidad y han afectado incluso a la circulación de medicinas y equipos de protección.

Durante la pandemia hemos descubierto lo importante que es tener un organismo de prevención y seguimiento de enfermedades que construya criterios comunes para oponer a situaciones epidémicas idénticas. Hemos aprendido que hay que relocalizar la producción de algunas medicinas y bienes de atención sanitaria. Sabemos que la coordinación de las investigaciones en este campo mejora resultados.

Pero la pandemia enseña además que quienes mejor pueden aplicar estas instrucciones, quienes pueden sumar conocimiento, medios y estructuras para que este andamio funcione son los profesionales y administraciones que a pie de calle se enfrentan en hospitales y ambulatorios al virus y la enfermedad. Quienes directamente asisten a los enfermos, diagnostican y siguen los casos. A nadie se le ocurre que ese aspecto de la atención pueda dirigirse desde Bruselas. Pero esa red de asistencia agradecería criterios claros para recoger y compartir datos, medidas comunes para las mismas situaciones epidemiológicas, herramientas legales para aplicarlas y participación. Hemos aprendido que del mismo modo que el virus efectivamente no conoce fronteras, hay que sumar todo el conocimiento y niveles de gobernanza si queremos combatirlo eficazmente.

 

Tags: , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario