POR UN PAPEL ACTIVO DE LA UE PARA SOLUCIONAR DEMOCRATICAMENTE LA CRISIS BOLIVIANA

| 13 noviembre 2019 | Responder

Esta tarde he animado a la Vicepresidenta Mogherini a que, como suele hacerlo, adopte un papel activo para cerrar la crisis que vive Bolivia. Apoyar un desarrollo sostenible e integrador en el país, restaurar la confianza en el sistema celebrando unas elecciones tuteladas por un tribunal independiente y con una observación europea, e impulsar un diálogo nacional que trabaje por la reconciliación y frene la violencia son los pilares de la estrategia que proponemos se aplique en el país andino.

Ya en 2009 tuve ocasión de participar en una misión de observación electoral en Bolivia y conocí al presidente Morales. De entonces aquí no se dónde se ha roto la sintonía que percibí entre él y la ciudadanía. Pero lo cierto es que hemos llegado a una situación insostenible.

Como ya sabéis soy vicepresidenta de la delegación para las relaciones con la Comunidad Andina, en la que integra Bolivia. En esa condición he participado esta tarde en un debate en Bruselas sobre la crisis abierta en este país. Tras la constatación del fraude electoral en que se vio implicado el gobierno saliente, se produjo una ola de violencia que, de acuerdo con datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos arrojan el balance de cuatro muertos, 426 heridos y 227 personas detenidas. La situación se agravó con los motines policiales de Cochabamba, Sucre y Santa Cruz y el pronunciamiento de los principales mandos del ejército contra el Gobierno Morales que acabó con la renuncia del primer presidente indígena de Bolivia y su exilio en México.

A la vista de lo ocurrido Bolivia necesita reconducir la situación de violencia y enfrentamiento que caracteriza hoy desgraciadamente su vida social y política fomentando la paz y la palabra. Resetear la situación, encauzarla hacia una salida civilizada y democrática obliga a cerrar esta crisis con unas nuevas elecciones. No tenemos que olvidar que esta crisis arrancó cuando Evo Morales propuso una reforma para poder ser relegido que acabo con una pirueta constitucional que abonó la desconfianza. Para colmo de males y en las elecciones convocadas para ser reelegido el fraude electoral certificado por la Organización de Estados Americanos rompió definitivamente la confianza de la ciudadanía en el sistema. Por eso solo nuevas elecciones y un árbitro neutral y confiable pueden encauzar la situación.

Para que se puedan llamar democráticos, estos comicios deben de celebrarse en paz. No caben las expresiones de violencia contra personas, las amenazas contra medios de comunicación, los enfrentamientos o los asaltos contra cargos públicos que rechazamos por completo. Y necesitan un árbitro independiente y creíble que blinde el proceso frente a cualquier intento de fraude. Me he hecho eco del informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para insistir en que las fuerzas armadas y la policía, deben abstenerse de incidir en procesos políticos y someterse al control civil. Este organismo denuncia y rechaza la violencia como medio de coerción política, llama a erradicar el discurso del odio y pide respeto a la pluralidad con especial atención a la que representan las comunidades indígenas.

Hay otro factor fundamental a seguir trabajando. Es incontestable que durante el mandato de evo Morales muchos bolivianos han salido de la pobreza extrema. Pero hay que seguir combatiendo la pobreza, la desigualdad y la marginación que afecta aún a capas muy importantes de la población boliviana. Porque en todo el mundo la desigualdad es fuente de conflictos. Cuando mucha gente no tiene nada que perder hay que preocuparse en primer lugar por acabar con esa situación por pura humanidad. Pero también porque un reparto justo de la riqueza contribuye a la paz y la estabilidad. Por ello apostamos por nuevas elecciones con plenas garantías y transparencia, por un dialogo nacional para la paz y la reconciliación que impulsen activamente las instituciones y por acelerar los planes y estrategias que animen un desarrollo sostenible, inclusivo e integrador en el país. Y esperamos el decidido apoyo del servicio exterior de la Unión a esta estrategia.

Tags: , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario