FRANQUISMO SIN FRANCO: SI RECORDAMOS LO QUE FUERON, NO PASARAN

Con los participantes en las jornadas “Franquismo sin Franco”

Esta mañana, 44 aniversario de la muerte del dictador genocida Francisco Franco hemos celebrado en Bruselas una nueva jornada sobre memoria histórica, el primer seminario que organiza el grupo de diputados que trabajamos sobre estos temas en el Parlamento Europeo en esta legislatura. El primero que se celebra sin Franco en su mausoleo. Nuestro mensaje hacia las organizaciones memorialistas que nos ha visitado en esta ocasión ha sido claro. Hoy más que nunca, con la ultraderecha crecida, es más necesario que nunca profundizar en la recuperación de la memoria, en procurar verdad justicia y reparación a las víctimas. En trabajar para garantizar que aquellos horrores no se repitan. Es el componente básico de la vacuna con que tenemos que protegernos del virus que está engordando a la ultraderecha nostálgica. Vuelven los padrinos de las ideas viejas, simples, fracasadas, fratricidas, violentas. Gracias porque vuestra constancia, vuestro trabajo y determinación están construyendo el “no pasarán” que necesitamos hoy si queremos un mañana en democracia y libertad.

No es la primera vez que está señalada fecha se subraya aquí con una reflexión sobre el Franquismo. Este grupo de memoria, recuerda. y se apoya en efemérides muy señaladas para traer aquí, con empeño y determinación el testimonio de víctimas que han vivido una triste e injusta desatención. Así por aquí han pasado víctimas de los sucesos del tres de marzo o de San Fermines 78. Hemos recordado el Bombardeo de Gernika. hemos llorado con las asociaciones que trabajan en las fosas de Paterna o con las víctimas de “Billy el Niño”. hemos visitado el valle de los Caídos o el pazo de Meiras. Y hemos trabajado juntos, mucho y bien para conseguir algunos hitos históricos. Hoy ya es más fácil que en la comisión de peticiones del parlamento escuchen un testimonio vetado hasta ahora. Hoy se están animando a revisar, cuando ha pasado tiempo suficiente, este aspecto de la “transición” que convierte al estado español en rara avis en el panorama europeo. Porque solo en España el poder judicial se niega sistemáticamente a investigar aquellos crímenes. Porque solo sobre España las Naciones Unidas o el consejo de Europa insisten en la necesidad de cerrar este negro capítulo de la historia. Porque no creo que hayan oído nunca hablar de la Fundación Adolf Hitler. Sin embargo, si que existe la “Francisco Franco”

Así que hoy hemos seguido trayendo aquí voces de víctimas, de periodistas que investigan. hemos escuchado el testimonio desgarrador de la asociación de las trece rosas, mujeres progresistas y demócratas tachadas por la ultraderecha de “violadoras” y “terroristas”, el proceso que permitió a los Franco robar en Meirás a centenares de humildes campesinos para pagarles “a escote” y “voluntariamente” el pazo en el que veraneaba la ilustre familia. Fosas comunes, niños robados, un repaso a las querellas presentadas en muy distintos lugares contra los crímenes franquistas ante las que se achantan los aguerridos fiscales de querella fácil… Imposible resumir el crisol de emociones que me han despertado las intervenciones que he escuchado. El primer orador Telmo Comesaña nos ha recordado desde Vigo la receta de Mola, Sanjurjo, Queipo de Llano y compañía para ir fabricando los “cuarenta años de paz”. Muy simple, aterradora: “hay que matar a todos los que no piensan como nosotros”

Por eso al cerrar las jornadas no he podido sino expresar mi sincero reconocimiento al trabajo de etas organizaciones, y hacer un llamamiento: para que todas y todos juntos sigamos trayendo aquí la memoria desgarrada de personas que siguen sufriendo, de familias que siguen buscando. El testimonio de organizaciones, personas, causas, siglas, maneras de pensar que, para algunas personas e instituciones siguen siendo sospechosas, cuando no directamente culpables…de ese peligro que para los fascistas supone la dignidad. Esto pasa porque, como dice el título de nuestras jornadas, hay franquismo sin Franco.

Hace 44 años que murió el dictador genocida Francisco Franco. Los principales beneficiaros políticos y económicos de aquel régimen suelen repetir que tratar de acabar con la impunidad de sus crímenes es “remover viejas heridas”. “No interesa a nadie”, dicen. “Son cosas del pasado, asuntos de abuelos”. Así, blanqueando lo que fue un genocidio, ignorando el sufrimiento de los miles de personas que siguen buscando hoy a sus familiares en las cunetas, manteniendo vigentes condenas firmadas por tribunales franquistas contra personas respetables, absolviendo a los beneficiarios de robos y expolios, no devolviendo a sus legítimos propietarios el producto de estos robos, se ha ido dando cuerda a un discurso cada vez más reaccionario, a un sistema de valores que desprecia el dialogo, la convivencia, la negociación, el reconocimiento del otro. Se anima ese nacionalismo excluyente y fratricida que se propagó en las escuelas franquistas a machamartillo. Depurando profesores. Purgando hasta las bibliotecas. Ese adoctrinamiento, cierto, evidente, se olvida, se obvia. Y explica muchas cosas. Negó la diversidad, el derecho a existir y la dignidad del otro, del distinto. Ha dejado un rastro doloroso y perceptible en la sociología del estado.

El compromiso de este grupo, desde luego es dar proyección aquí, en Europa, a una situación injusta. Contribuir a que, definitivamente dejemos de ser una excepción en la Unión. Porque ahora tras el auge de la ultraderecha en España, una ultraderecha que reivindica el franquismo ES MÁS NECESARIO QUE NUNCA.

Gracias por ayudarnos a recuperar la memoria sobre lo que fue ese régimen genocida, Gracias por trabajar por la verdad, la justicia, la reparación, la visibilidad, la voz, y la palabra de las víctimas. Gracias por trabajar contra la impunidad. Gracias por hacer de la dignidad un modo de vida.

Nuestro compromiso es extender estas inquietudes a la esfera europea, europeizar las políticas españolas de memoria que son una excepción en el continente. Queremos fomentar una actitud proactiva y firme de las instituciones europeas frente al incumplimiento de los estándares europeos y presionar para que se cumplan en España las recomendaciones internacionales al respecto. Nos comprometemos a seguir denunciando en Europa los efectos que el llamado franquismo sociológico tiene en el funcionamiento de algunas instituciones críticas para el estado de derecho, particularmente en el poder judicial, las fuerzas armadas y la policía.

El informe del relator especial de la ONU hace mucha incidencia en este punto. Reclama que se forme mejor a los jueces en derecho internacional sobre derechos fundamentales. Porque en muchos tribunales se sigue ignorando que los convenios firmados por España obligan a todos sus poderes públicos, incluido el judicial. Y que en esos convenios la interpretación de la ley de amnistía como ley de punto final esta específicamente prohibida. También deberían conocer mejor las decisiones marco europeas que obligan a perseguir como delito la banalización o negación de los crímenes cometidos por regímenes totalitarios como el franquismo. Aquí mientras que a algunos colectivos se les persigue con saña, se les limita inconstitucionalmente la libertad de expresión o se suprimen instituciones críticas para la democracia como la inviolabilidad parlamentaria en nombre de la sacrosanta unidad de España, hay grupos de militares que pueden insultar impunemente a una presidenta autonómica sin que les llame la atención su superior. Nadie les denuncia por incurrir en clarísimos delitos de odio. Aquí se sigue invitando a Billy el niño a la fiesta de los Ángeles Custodios mientras las víctimas de sus torturas asisten escandalizadas a homenaje a un torturador…condecorado.

 

Por eso hay que seguir recordando. hay que trabajar contra este estado de cosas. Y la base para conseguirlo son personas como las que hoy nos acompañaban: recuperando el testimonio hasta ahora silenciado de las víctimas del franquismo. Son el testimonio de su desprotección. Su trabajo nos permite documentar excesos, denunciar arbitrariedades, animar a que se controle y sancione desde la Unión el incumplimiento de la normativa europea en cuestiones críticas como la persecución penal de los actos de apología o banalización del franquismo. Y denunciar que esta excepción española, que esta anomalía democrática esta afectando negativamente a la calidad del estado de derecho en España. La democracia hay que cuidarla cada día. Nosotros lo hacemos aquí trabajando en resoluciones parlamentarias aprobadas por amplia mayoría en las que se insta a todos los estados a acabar con la impunidad e investigar los crímenes de lesa humanidad cometidos en suelo europeo. buscando aliados internacionales. Trayendo aquí dolor y sufrimiento que necesitan, para curarse, la terapia de la verdad. El alivio de la visibilidad. En eso vamos a seguir y con más determinación si cabe. Hay que recordar a los seguidores de la enciclopedia Sopena y del florido pensil que su receta es conocida y fracasó.

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Io dice:

    A mi señora eurodiputada se le ha calentado el verbo, Franco quedará en lo que fue, no en sus exagerados calificativos.
    Fue un militar competente al que el Gobierno de la II República encomendó la represión de la insurrección de 1934 en Asturias.
    Fue un tardío pero eficaz jefe militar comprometido en la sublevación cívico-militar de julio de 1936, abandonó las Canarias para ganar, vía Casablanca, la zona del entonces Protectorado español en Marruecos.
    Fue, desde muy pronto, jefe militar de los sublevados y jefe político como Caudillo, desarrollando un régimen dictatorial, con dos grandes fijaciones ideológico-propagandisticas: la persecución de la masoneria y la persecución del comunismo en “su nueva España”.

    Que la represión durante la guerra civil causó muchas víctimas inocentes en los dos bandos, me parece incontrovertible. A los historiadores les toca la tarea de atribuir a cada bando la cifra de víctimas que produjo.
    Que la represión tras la victoria militar de los sublevados produjo miles de víctimas tampoco se me ocurre discutirlo, lo tengo por acreditado con nombres y apellidos.

    Pero “genocida” debiera usted emplearlo, señora eurodiputada, con mayor rigor para no devaluar el significado del término.

    Somos muchos los ciudadanos que hemos quedado más que hartos del circo que ha montado el actual Secretario general del PSOE y Presidente del Gobierno (en funciones a esta fecha) a cuenta del lugar de enterramiento “adecuado” para nuestro último dictador, muerto en su cama y de puro viejo.

  2. Io dice:

    Si el Terricabras resultava terrible como representante politico en el Parlamento Europeo, la tal Diana Riba ( emparentada con uno de los cabecillas sediciosos condenados ya por el Tribunal Supremo) no le va a la zaga.
    La señora Riba miente sobre los CDR con total desparpajo, como si nada.
    La señora Riba es “tan transparente” en su actividad parlamentaria que no facilita ni un correo electrónico al que dirigirle un mensaje.
    La señora Riba utiliza el escaño al servicio de su causa personal y sectaria, no para representar a la ciudadanía de la U.E. Y eso debiera de estar vetado por mera higiene democrática.

    Desmontaremos sus mentiras, las desmontaremos.

Deja un comentario