LA EXHUMACION DE FRANCO, PRIMER PASO PARA EUROPEIZAR LAS POLITICAS ESTATALES DE MEMORIA

Un momento de la visita al “Valle de los Caídos” del grupo de la memoria en marzo de 2018

Esta mañana los eurodiputados y eurodiputadas que formamos parte del grupo sobre memoria histórica que trabaja en el Parlamento Europeo hemos puesto en común algunas ideas en torno a la exhumación del dictador Francisco Franco. Ya recordaréis que en marzo de 2018 visitamos el mal llamado “valle de los caídos” con algunos eurodiputados extranjeros que no daban crédito a que cuarenta años después de la muerte del dictador su cuerpo siguiese allí ofendiendo con ese homenaje público a todas las víctimas y sin que nadie se hubiese atrevido a sacarlo de allí. Cuando se puso en marcha este proceso también intervinimos en la polémica escribiendo al Papa Francisco para evitar que se consolidase la idea de la familia del dictador de enterrar a su pariente en la catedral de la Almudena que se hubiese convertido así, en pleno centro de Madrid, en un lugar de peregrinación de nostálgicos y casi seguro, zona de permanente conflicto con los nostálgicos de la dictadura.

Por eso, la exhumación de hoy nos ha parecido un paso adelante. Tarde. Recuerdo que lo denunciamos en 2015, cuando se cumplieron cuarenta años de la muerte del dictador. Pero más vale tarde que nunca. Y especialmente esperamos que sea un primer paso para europeizar definitivamente las políticas españolas de memoria. Ello significa acabar con la impunidad, ofrecer a las víctimas de la dictadura la verdad, justicia y reparación pendientes y evitar toda banalización o glorificación de cualquier responsable de aquel régimen genocida. En este grupo trabajamos hoy, Clara Aguilera, Pernando Barrena, Ana Miranda, Sira Rego, Diana Riva, Jordi Solé, Miguel Urban, Ernest Urtasun y yo misma.

Los componentes de este grupo esperamos que, tras este primer gesto, se exhume igualmente del valle a José Antonio Primo de Rivera y que comience un proceso serio para convertir Cuelgamuros en un “Valle sin Caídos”, un paso imprescindible para tratar de resignificar el lugar. El propio Parlamento Europeo (resolución de 25 de octubre de 2018, sobre el auge de la violencia neofascista en Europa) ha apoyado un proceso de este tipo para un mausoleo que constituye un caso único en Europa de glorificación de un régimen dictatorial. “Las familias de las personas enterradas en el Valle de Cuelgamuros tienen derecho a recuperar los cuerpos de sus familiares y decidir libremente cómo y dónde quieren enterrarlos. Casos similares al del Valle, como los de las fosas de Ornithy en Chipre, son considerados por el Parlamento Europeo un caso de “trato inhumano y degradante”, prohibido por el artículo tercero del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos.

Como eurodiputadas y eurodiputados que llevamos años trabajando en estos temas animamos igualmente a que el ejemplo del Valle sirva para poner en marcha otras exhumaciones pendientes en lugares emblemáticos como el caso de Queipo de Llano en Sevilla y permita ir resolviendo otros casos que afectan a incautación irregular de espacios y bienes públicos como sucede con el Pazo de Meirás o la Delegación del Gobierno Vasco en París. Igualmente apostamos por que esta simbólica exhumación permita desatascar otro proceso pendiente: la eliminación de símbolos franquistas prevista en la ley de Memoria.

Hay además otra cuestión fundamental para acabar con la “excepción española” que convierte al mencionado estado en un caso único en Europa en cuanto al tratamiento de su memoria histórica. Me refiero al final de la impunidad. Cabe esperar que la exhumación, como símbolo de desatasco de un asunto que debía haberse resuelto hace décadas propicie un acceso real y efectivo a la Justicia de las víctimas del franquismo dando cumplimiento a resoluciones internacionales firmadas por el relator de las Naciones Unidas para la Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición de las Naciones Unidas, la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa y el propio Parlamento Europeo. Os recomiendo el visionado del vídeo de Pablo de Greiff sobre este asunto. Participó por este procedimiento en unas jornadas que organizamos sobre el bombardeo de Gernika. También os recomiendo la lectura de claro de la euro cámara contra la impunidad (artículo 63 “Informe Nagy” 2016/2009) y un llamamiento expreso a los Estados miembros para que colaboren con las investigaciones penales que se centren en crímenes de lesa humanidad.

la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha admitido ya quejas de varias organizaciones memorialistas. Celebro que haya apostado por investigarlas. Sería un contrasentido que las hubiese rechazado recordando el contenido de estas resoluciones parlamentarias. Vamos por buen camino. La asociación “Martxoak Hiru” pudo comparecer y explicar sus reivindicaciones en torno a los sucesos de Vitoria el tres de marzo de 1976. Por ello vamos a seguir trabajando para que otras asociaciones con quejas presentadas, como CEAQUA, San Fermines 78 Gogoan, la plataforma de víctimas de Billy el Niño o la coordinadora de exhumación de las fosas de Paterna, tengan la misma oportunidad. Además de las dos resoluciones parlamentarias que por amplísima mayoría instan a que se investiguen este tipo de crímenes tenemos a nuestro favor otra baza. El Gobierno de Estado Españo ha reconocido que las Víctimas del franquismo viven en una situación de “visible desprotección” en materia de acceso a la justicia. Este reconocimiento se produjo precisamente en respuesta a las preguntas del Parlamento Europeo sobre el caso del Tres de Marzo. Una razón más de peso para seguir planteando este tipo de quejas en el Parlamento Europeo.Así, que tenemos nuevos estímulos para seguir trabajando para que las políticas de memoria en Estado español sean homologables a las del resto de Europa y para conseguir un tratamiento de las víctimas que repare su “visible desprotección”.

 

 

 

 

Tags: , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario