PIDO A BRUSELAS QUE PREVENGA TENSIONES DENUNCIANDO LA CRUZADA ANTIEUROPEA DE PP, CIUDADANOS Y VOX

Estos días escuchando las intervenciones de Aitor Esteban sobre la intención que anuncia el líder del PP de seguir incumpliendo y profundizar en el incumplimiento del estatuto de Gernika, me pareció que era ya momento de que los señores de la Comisión Europea, que suelen alardear de que no “interfieren en los asuntos internos de los estados miembros” aplicarán a los cuarenta años de incumplimiento del estatuto de Gernika el mismo tratamiento y atención que aplican a otras conductas que todos tenemos en la cabeza y que han merecido atención por parte de Bruselas.

Por eso he presentado la iniciativa que podéis descargaros desde aquí. En ella solicito a la Comisión Europea que intervenga para frenar la cruzada emprendida por PP, Ciudadanos y Vox para profundizar en el incumplimiento de preceptos constitucionales y estatutarios. Izaskun Bilbao Barandica considera que las conductas y las políticas que promocionan estos partidos, de acuerdo con la doctrina de las instituciones europeas “incumplen los tratados pues incumplen el ordenamiento interno de un estado miembro” y atentan contra los valores de la UE y su lema “unidos en la diversidad”. Por ello insta a la Comisión a que intervenga para prevenir nuevas y más fuertes tensiones territoriales.

Me animó la evidencia de que estamos ante una auténtica cruzada contra la diversidad, la convivencia y la concordia. Una cruzada está en las antípodas del espíritu que anima la construcción europea y de lo que piensa el Parlamento Europeo. Una cruzada protagonizada al alimón por tres líderes políticos que están incurriendo en actitudes y defendiendo posiciones que, además de antidemocráticas son radicalmente antieuropeas.

Antidemocráticas porque están defendiendo lisa y llanamente incumplimientos flagrantes de la Constitución y del estatuto de Gernika durante cuatro décadas. Incumplimientos que no hace falta acreditar pues son de todos conocidos y tienen su mejor demostración en el hecho de que en estos meses, cuarenta años después, se van cerrando acuerdos de transferencias con ese retraso de nada menos que cuatro décadas. hasta la fecha no se han cumplido por que sí. porque la parte que en este caso detenta el poder simplemente no ha querido cumplir. Y porque las instituciones que deberían velar porque esto no pueda ocurrir llevan años arbitrando a favor del Madrid, en el Bernabeu entre enfervorizados aplausos de una parroquia encantada de ganar con trampas.

Es una cruzada antieuropea porque los valores que la animan están en contra de los principios en que se basa la construcción de la Unión y de los principios que, en Europa, se considera deben regir el respeto a los derechos de las minorías nacionales que, como la gallega, la catalana, la vasca, la galesa, la flamenca, la escocesa y otras existe en Europa. A tales efectos a que se lean el último informe sobre minorías nacionales europeas aprobado aquí por abrumadora mayoría y contrasten su contenido con su comportamiento antiguo y antieuropeo.

Ya ios he comentado en este blog que en noviembre del año pasado se aprobó aquí un informe que propone una legislación vinculante para proteger los derechos de las minorías nacionales en los ámbitos político, lingüístico, educativo e identitario. El documento, apoyado por 489 eurodiputados, la mayoría absoluta de la cámara, propugna que esta protección sea uno de los contenidos básicos de un pacto en la Unión sobre Democracia y Estado de Derecho y apuesta porque incluya un mecanismo de supervisión lo que abre las puertas a un mecanismo de arbitraje como el que sugiere la Directiva de Claridad propuesta por el lehendakari Urkullu. Igualmente se opone a que, a través de la legislación electoral, se pueda eliminar en la Unión la expresión institucional de esta diversidad.

La lectura del articulado de este informe pone patas arriba las boutades, lugares comunes y ramalazos totalitarios que se defienden por partidos como el PP, Ciudadanos o Vox. Igualmente coloca a los muchos medios hispanos que aplauden estas barbaridades al nivel del “que inventen ellos” de Unamuno. Y es que cuando el contraste entre lo que se da por “normal” en la “piel de toro” y lo que se considera democrático en Europa es tan grande hay que defenderse de la evidencia dando un patadón en el avispero.

estoy cansada de escuchar a líderes de partidos que se autodenominan “constitucionalistas” celebrar que se incumpla la ley y oponerse activamente a las medidas que se están tomando en los últimos tiempos para empezar a corregir cuatro décadas de incumplimientos legales. Además, proponen incluso profundizar en esos incumplimientos y pretenden que se extiendan a competencias e instituciones encajadas en el marco europeo como el Concierto Económico o la Ertzaintza. Defienden un nacionalismo antiguo, antieuropeo y que no ayuda a construir el futuro que necesitamos.

En la iniciativa, como podéis comprobar en el texto, recuerdo que Bruselas ha considerado en varias declaraciones públicas en torno a la tensión territorial que se vive en el estado español, que el incumplimiento del ordenamiento interno de un estado miembro implica incumplir los tratados. En ese contexto estas declaraciones contrastan con el silencio de la Comisión mantiene sobre la actitud de los principales partidos políticos españoles y de las instituciones que gobiernan, que llevan cuatro décadas incumpliendo flagrantemente las previsiones del bloque constitucional en lo que se refiere a la cuestión territorial.

Por ello pido a Bruselas que por razones de pura neutralidad se pronuncie sobre cuarenta años de incumplimientos flagrantes de la Constitución y sobre la actitud de los partidos que además de protagonizarlos los alientan, celebran y anuncian que profundizaran en ellos. Insisto además que esta es una actitud anti europea que se opone al lema “Unidos en la diversidad”

 

Y es que, en los últimos tiempos en virtud de una competición por aparecer como genuinos representantes del más rancio nacionalismo español, varios líderes políticos, celebran y alientan estos incumplimientos de la ley y anuncian que persistirán y profundizarán en ellos si llegan a gobernar. Estas conductas alimentan así una espiral que incrementará las tensiones territoriales. Por esas razones y apelando a la neutralidad que debería de mantener la Comisión Europea me intereso sobre si el ejecutivo comunitario piensa criticar también los incumplimientos legales que se denuncian en la iniciativa. Además, recuerdo que el lema de la Unión es “Unidos en la diversidad” y quiero saber si la Comisión piensa que estas conductas son coherentes con el mismo y con los contenidos del informe al que me refería al principio. Finalmente llamo la atención sobre el efecto que estos hechos pueden tener sobre las tensiones territoriales que se viven en España y animo a la Comisión a intervenir para prevenirlas.

Tags: , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario