BRUSELAS SE INSPIRA EN EUSKADI Y NAVARRA CUANDO TRABAJA SOBRE DESARROLLO SOSTENIBLE

En este final de legislatura europea es un buen momento para mirar las cosas con perspectiva. Y hay días, como hoy, en los que mucho de lo que haceos aquí cobra sentido. Lo digo porque esta mañana La Comisaria europea de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión Marianne Thyssen me ha informado de que Bruselas prepara un plan de acción para financiar actividades de desarrollo sostenible que se inspira en una resolución sobre participación de los trabajadores en las empresas aprobada por unanimidad en los parlamentos de Euskadi y Navarra. La información, que subraya que la Comisión es “muy consciente de las políticas locales de apoyo a los modelos de empresa participativos” se incluye en la respuesta a una iniciativa que le planteé tras unas jornadas celebradas el pasado mes de febrero en el Parlamento Europeo en torno a modelos de participación de los trabajadores en las empresas a la que asistió una nutrida representación de agentes privados e institucionales vasco-navarros. Los participantes reivindicaban un plan europeo para promover esta faceta de desarrollo de la economía social. En colaboración con los participantes en aquel seminario preparé una iniciativa para conocer los planes que a este respecto baraja la Comisión Europea. 

La respuesta no puede ser más positiva. Es muy estimulante comprobar que la Comisión Europea tiene muy presentes las experiencias locales para preparar sus programas. Y lo es más cuando estos programas se centran en mejorar la gobernanza de las empresas propiciando la participación de los trabajadores en el capital de las mismas o impulsando cualquier tipo de emprendimiento relacionado con la Economía Social. Es además doblemente satisfactorio comprobar que las consideraciones e iniciativas al respecto que se están adoptando en Euskadi y Navarra están en vanguardia de la Unión Europea y son fuente de inspiración para los programas europeos. Esto es lo que significa construir Europa con Euskadi. Por eso es un honor representar aquí una sociedad tan viva y dinámica como la vasca. Gracias al trabajo de todas y de todos somos referencia en la Unión. Esto es lo significa cuando digo que estamos aquí para construir Europa con Euskadi.

En la iniciativa que ha dado lugar a esta respuesta a la que podéis acceder desde aquí se recordaba la resolución aprobada por unanimidad por los parlamentos de Euskadi y Navarra “para impulsar un modelo inclusivo-participativo de empresa”. Se destacaba que “la propuesta se ha diseñado sobre la base de la experiencia cooperativa vasca y el diálogo entre sindicalistas veteranos y empresarios de éxito” y se precisaba que el objetivo de la misma era propiciar un tejido empresarial que compitiese “por calidad e innovación con base en las personas”.

Tras destacar que esta resolución “apuesta por promover sistemas participativos de gestión en las empresas, actividades de formación en gestión empresarial dirigidas a delegados sindicales y la participación de los trabajadores en los resultados”, recordaba que “pide apoyo público para incorporar a los trabajadores en el capital, identificar las mejores prácticas en políticas fiscales orientadas a fomentar la participación en propiedad y resultados”. Además detallaba que aboga por implantar “un método para evaluar la implantación del modelo propuesto, desarrollar campañas de sensibilización dirigidas a empresarios y trabajadores, prestigiar a las empresas que destaquen en su implantación y crear un Registro de Empresas Participadas para dar seguridad jurídica a las medidas que se arbitren en su promoción”.

Marianne Thyssen la Comisaria belga encargada de asuntos sociales, empleo e integración informa esta mañana en su respuesta que el gobierno comunitario esta preparando “una posible acción futura, destinada a propiciar un gobierno corporativo sostenible y enmarcada en el «Plan de Acción: Financiar el desarrollo sostenible» (acción 10), que tiene una justificación similar a la de la propuesta del Parlamento vasco, concretamente, la importancia de que las empresas den prioridad al crecimiento sostenible respecto a los resultados a corto plazo, lo que incluye la inversión en investigación y desarrollo”.

La Comisaria Thyssen recalca en su respuesta el compromiso comunitario con “el desarrollo de la economía social, que contribuye en gran medida al crecimiento inteligente, sostenible e integrador de los países de la Unión”. Además especifica que “es muy consciente de las políticas locales en apoyo de los modelos empresariales participativos”.

La responsable comunitaria detalla que estas medidas se enmarcan “en el seno de varias iniciativas puestas en marcha por la Comisión, destinadas a impulsar la participación de los trabajadores en el funcionamiento de las empresas. Los proyectos en curso, por ejemplo, tienen por objeto concienciar a los jóvenes acerca del modelo cooperativo apoyando el desarrollo de cursos de formación adecuados a nivel de enseñanza secundaria o universitaria”.

 

 

Tags: , , , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario