UNA AGENCIA EUROPEA CONTRA LA FRAGMENTACION DEL TRANSPORTE POR CARRETERA

Durante mi intervencion en el seminario de Barcelona

Esta mañana he tenido la oportunidad de participar en un seminario sobre la reforma del paquete de legislación europea que regula el transporte por carretera que se tramita en estos meses en el Parlamento Europeo. La reunión, en la que se han dado cita responsables del sector, de las instituciones comunitarias, estatales y autonómicas se ha desarrollado en el Wold Trade Center del Puerto de Barcelona, entidad patrocinadora del evento junto a la European Shippers’ Council en colaboración con su sección española TRANSPRIME, la Asociación Estatal de Cargadores. Por eso mismo creo que este intercambio de puntos de vista que hemos tenido ha sido especialmente oportuno. Por eso he agradecido mucho a los organizadores la plataforma que nos han  ofrecido en este momento clave. Y he garantizado que mi objetivo es dedicar el máximo esfuerzo para elaborar una síntesis constructiva de todas las aportaciones que estoy recibiendo. Aquí os dejo las impresiones del secretario general de TRANSPRIME que se llama Jordi Espín en torno al desarrollo de esta jornada de trabajo.

 

Por mi parte he adelantado (desde aquí podéis acceder a mi intervención completa) que mis aportaciones en estos debates se centran en garantizar una respuesta europea para acabar definitivamente con las soluciones estado a estado que han hecho la vida tan complicada en los últimos años a los profesionales del sector. Así creo necesario  crear una Agencia Europea para el transporte por carretera que propicie una aplicación homogénea de la normativa, fomente la cooperación intergubernamental y ayude a recoger más y mejores datos sobre procesos como el cabotaje. Este organismo debe además eliminar cargas administrativas a empresas y conductores y eliminar la fragmentación que propicia ahora fenómenos como el dumping social.

Por supuesto he anticipado también que el acuerdo no será fácil. Los debates se encuentran en este momento en una fase temprana en la que es aún difícil pronosticar cómo terminarán. Pero si se puede adelantar que el acuerdo será laborioso porque al momento de cambio que se vive en el transporte hay que sumar la propia diversidad del sector en el que conviven filosofías, enfoques e intereses muy distintos derivados de las distintas formas de emprendimiento, organización y dimensiones que confluyen en esta actividad y las muy diferentes condiciones del sector en los estados miembros. 

Acabar con la fragmentación del mercado en el transporte por carretera es crítico para la competitividad de la economía europea, para las políticas contra el cambio climático y para la progresión hacia un sistema inteligente e integrado de movilidad que mejore el servicio que se ofrece a viajeros y mercancías. La revisión de la legislación europea que afecta al sector funcionará si ofrece normas claras y definiciones e instrucciones de aplicación estrictas, conocidas y asumidas por todos para evitar una aplicación dispersa como la que se ha hecho de las normas vigentes.

Para alcanzar estos objetivos he planteado en los debates y en mis enmiendas que a más tardar para 2025, el Transporte por Carretera se sume al resto de los modos y disponga de una Agencia Europea. Esta medida ha funcionado en otros modos de transporte como instrumento de primer orden para combatir la fragmentación. Favorece la armonización en la aplicación de las normas, elimina cargas burocráticas, facilita la recogida y gestión de datos fiables y estimula la cooperación inter gubernamental frente a la solución estado a estado de los problemas.

La propuesta nace además de un diagnóstico bastante compartido de los problemas que afectan al sector. Para empezar la falta de precisión en algunas definiciones de conceptos básicos en los actuales reglamentos y directivas ha propiciado una aplicación muy diferente de las mismas normas por cada estado miembro. Hay que clarificar y precisar más y hacer si es preciso normas de aplicación para cuya implantación una agencia europea se ha mostrado eficaz en otros sectores.

Las modificaciones en la legislación deben además preparar la normativa para los cambios que se están produciendo en el mundo del transporte que implicarán una penetración intensiva en el mismo de las nuevas tecnologías. Finalmente el transporte por carretera es hoy básico para la economía comunitaria y las políticas contra el cambio climático y todo lo que sea contribuir a su mejora tendrá un impacto muy importante en estos ámbitos.

No debemos olvidar que sobre la carretera descansa buena parte del funcionamiento  del mercado interior. Esta industria da empleo a más de cinco millones de europeos y es responsable de una quinta parte de las emisiones de gases efecto invernadero de las atribuibles al transporte. La carretera es además la base de la capilaridad del sistema de transporte, de la resolución de los primeros y últimos tramos.

Por ello ha insistido la nueva normativa debe tener como objetivo acabar con la precariedad que se va instalando en el sector que es un riesgo, en primer lugar para la seguridad vial. Además un obstáculo de primer orden para avanzar en la descarbonización y mucho más en la profundización de sus profesionales en las pericias que van aparejadas a la revolución tecnológica que se vive en el mundo del transporte.

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia