ARANCELES USA. LA VISION DE SCHUMAN FRENTE A LA CEGUERA DE TRUMP

Junto con la Comisaria Malmstrom, al acabar el debate sobre las medidas proteccionistas de Trump. le transmito la preocupación de la industria vasca y nuestra disposición a colaborar.

Acabamos de celebrar esta mañana un debate sobre la crisis que ha abierto el rey de la ocurrencia, el actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio desde los Estados Unidos por razones de “seguridad nacional”. Se me ocurren muchas consideraciones respecto a la excusa, pero la más contundente la ofrece la historia. Como he recordado en el debate la medida, que entrará en vigor en la noche del proximo 23 de marzo, perjudica a un aliado histórico como la Unión Europea. Pero es además una propuesta antigua. Schuman ya demostró en 1950, cuando planteó la creación de la Comunidad del Carbón y del Acero que la seguridad y la estabilidad se potencian recorriendo justo el camino contario. Fue una vision que anticipaba el futuro, que se oponía a ideas tradicionales sobre soberanía y estrategia militar. Trajo a Europa la estabilidad y la paz tras dos guerras totales en apenas medio siglo. Ahora, demasiadas veces con más voluntad que acierto seguimos tratando de construir la Unión que anticipaba esa vision, más necesaria que nunca ante los retos globales que tenemos que afrontar. Más necesitada que nunca de derribar mitos, prejuicios e ideas antiguas sobre identidad y soberanía y reformar estructuras políticas que necesitan repensarse porque son ineficientes para generar la Unión que necesitamos: Una comunidad fabricada sobre adhesiones convencidas y voluntarias y dispuesta a hacer, de verdad, ciudadanía y  comunidad.

El president Donald Trump, esta justo en las antípodas de esta vision de futuro y parece dispuesto a derribar un procedimiento cooperativo de construir que ha sido clave para la estabilidad del planeta en las últimas décadas. Enfermo de la peor version del patrioterismo, antiguo como el look de millonario estrafalario que pasea por los informativos de todo el mundo, ha llevado a la Casa Blanca el mítico “estás despedido” que le hizo famoso en “The Apprentice”. Así prescinde de secretarios de estado, colaboradores, asesores, de cualquiera que comienza una respuesta con el adversativo “but…”. En paralelo utiliza twitter, un recurso de hoy, para volver al paleolítico de la política. Por eso en este debate se han contrapuesto la lucidez y modernidad de Schuman, que hace setenta años uso en marcha un proyecto y generó un liderazgo con recorrido y la ceguera de un dirigente como Trump. Este arquetipo de nuestros peores prejuicios sobre lo yankee, acostumbrado a lecturas más livianas, quizá no haya tenido tiempo de averiguar quién demonios fue aquel mítico ministro francés de exteriores que ha pasado a la historia con unos galones gloriosos. Una de las razones por las que cabe temer que Trump sea recordado como una inesperada sorpresa electoral y un ejemplo de ejercicio despótico e ineficaz de un inmeso poder más que como un lider digno de tal consideración.

Por eso en esta crisis me quedo con el estilo Europa. Me quedo con la mesura, la rapidez y la inteligencia con que la Comisaria Malmstrom ha afrontado el reto, con intervenciones inmediatas ante la administración americana, ante la Organización Mundial de Comercio y activando a todos los agentes relevantes para organizar una respuesta coordinada desde Europa. Por mi parte me he centrado en el total apoyo de las autoridades vascas a la estrategia emprendida por Bruselas para afrontar la situación creada por el Presidente Trump. El Gobierno Vasco ya participó activamente en el diseño de las medidas puestas en marcha en la crisis del mercado siderúrgico creada por la sobrecapacidad de producción en China en 2016 y acaba de reiterar a la Comisaria de Comercio su disposición a volver a colaborar en el trabajo que se abre para afrontar esta nueva amenaza y evitar una guerra comercial que a nadie conviene.

He hecho así de eco de los contenidos de la carta que, centrada en esta crisis, la Consejera vasca de Industria ha remitido a la Comisaria de Comercio Cecilia Malmstrom. En la misiva Arantza Tapia recuerda la tradición industrial vasca, el impacto que tendría en un tejido productivo fuertemente exportador como el de Euskadi la decisión de Trump y la plena disposición de las autoridades vascas para colaborar con Bruselas en el diseño de las medidas que deben oponerse a esta decisión del presidente de los Estados Unidos. La consejera recuerda en su escrito la “muy intensa colaboración” que ya tuvo el Gobierno de Euskadi en 2016 con Bruselas en la anterior crisis del acero y ofrece su colaboración para “tomar parte en el diseño y la construcción de una estrategia común para el conjunto de Europa”.

Por eso he apoyado expresamente las propuestas expuestas por la Comisaria Malmstrom y he animado a que se implementen contado con todos los agentes relevantes en el ámbito industrial. A continuación he informado de que el Gobierno Vasco se ha puesto a plena disposición de las autoridades comunitarias para colaborar en el diseño de una estrategia compartida. El País Vasco es una región industrial fuertemente impactada por este anuncio. Ya participó en el diseño de las medidas frente a la anterior crisis generada por la sobrecapacidad China y acaba de comunicar a las autoridades europeas su confianza y su oferta de colaboración.

Ma parece inteligente parar el golpe a corto plazo consiguiendo en primer lugar a excluir a Europa del conjunto de países afectados por estos aranceles, pero además hay que hacer valer las normas de comercio internacional en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para evitar poner “patas arriba” el tablero mundial y los complejos equilibrios que lo sostienen. Las guerras comerciales se sabe cómo comienzan, pero nunca como terminan. Pero lo que es seguro es que generan precios que no se pueden pagar en forma de paro, pobreza, marginación y estallidos de crisis sociales de imprevisibles consecuencias.

Por eso he considerado esta decisión de Trump como una amenaza económica para todo el mundo y un retroceso democrático y me ha parecido razonable exigir a la industria americana a que ponga de su parte para solucionar esta crisis recordando a su presidente lo ocurrido con medidas similares adoptadas por Bush en 2002 que acabaron en desastre para los Estados Unidos. Veremos lo que ocurre pero espero, que esta vez, a la vista de la tormenta que viene y de que su origen es la reflexión que cabe en los creo que ahora 240 caracteres que caben en un tuit, seamos capaces de despejarla a base de paciencia y de cordura. Están en juego miles de puestos de trabajo.

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Io dice:

    ¿No es un pelin sioberbia su postura en ese titular?

    A mi me lo parece y le diré por qué:

    – USA. con o sin Presidencia Trump, es una primerísima potencia económica científica, financiera y militar, mientras que nuestra U.E., con o sin Izaskun Bilbao en el Parlamento Europeo, es una apreciable potencia científica, una notable potencia económica pero un
    con una limitada e insuficiente capacidad militar propia, fuera del paraguas defensivo de la OTAN, hoy debilitada por la manigua presencia de Turquia, entre otras cosas.

    – ese personaje político al que usted llama “el rey de la ocurrencia” tiene una notable capacidad de acción, incluidas las derivadas de sus Órdenes Ejecutivas, pero no dispone de un poder incontrolado, como usted sabe. De hecho y en mi muy modesta opinión, su pasada experiencia como Consejera de Interior de una gobierno autonómico en España y su estimable pero muy discreta función representativa en el Parlamento Europeo no me parece que avalen su discurso.

    En fin, al tiempo.

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web