DIVERSIDAD LINGUISTICA EN FRANCIA: ESPERANDO A MACRON…Y A JUNCKER, CLARO

Defensores de lenguas minorizadas llegados de toda Francia acompañaron al PNV en su iniciativa en Estrasburgo

Ayer, tras meses de preparación dimos cumplimiento a un compromiso que adquirimos para llevar a Estrasburgo la diversidad lingüística de Francia y poner de manifiesto la distancia que hay entre la política que se aplica en el país vecino sobre esta realidad y los principios en que se fundamenta la Unión Europea. El “unidos en la diversidad”, en Francia no se practica. En dos siglos, la “Egalité” ha laminado la diversidad cultural, ha expulsado las lenguas regionales que se hablaban en el país de la esfera pública. Tras el cambio de presidencia y de gobierno hay alguna esperanza de que cambien las cosas. Así que la comparecencia, que comenzamos a preparar hace mucho tiempo tiene hoy más sentido que entonces.

Nosotros organizamos esta comparecencia en estrecha colaboración con la ejecutivadel PV en Iparralde. A través de su presidente, Pako Arizmendi,  fuimos contactando con organizaciones que trabajan en Francia en favor de la diversidad lingüística. Así conseguimos formar un grupo que el propio Arimendi lideró ayer por la mañana cuando explicaron , en el seno del Intergrupo de minorías y naciones tradicionales que funciona en el Parlamento Europeo, la situación de urgencia que sufren estas lenguas.

En la audiencia intervinieron Beñat Arrabit vicepresidente y responsable de política lingüística del ente autonómico que incluye el País Vasco francés junto a  AndréeMuchenbach, presidenta del movimiento “Unser Land”, que detalló los problemas que afectan a los hablantes de Alsaciano, un dialecto del alemán.Les acompañaron además Geli Grande, co-presidente del partido “NationOccitane”, que representó a la comunidad occitana que es la lengua minorizada francesa que se habla en un territorio más amplio e igualmente en el norte de Italia. Jordi Vera, coordinador de « Ouiaupayscatalan », puso voz al catalán que como el vasco cabalga entre los estados español y francés. Finalmente Yves Le Coadic, delegado del consejo nacional bretón  explicó la situación lingüística de esta nacionalidad.

La introducción corrió a cargo del presidente del Ipar Buru Batzar de EAJ-PNV Pako Arizmendi, que en el Parlamento Europeo y como ciudadano francés que es, pidió al presidente Macron que cumpla sus promesas y cambie radicalmente la actitud de Francia en materia de diversidad lingüística. Este cambio, dijo, es coherente tanto con el contenido del Tratado de Lisboa como con una aproximación al problema de los hablantes de las lenguas minorizadas desde la perspectiva de los Derechos Fundamentales. Por esta vía Arizmendi cree que Europa debería elaborar una legislación vinculante para protegerlos.

Pako Arizmendi utilizó su turno de presentación para lanzar un emotivo mensaje sobre el valor de la diversidad lingüística como herramienta de convivencia. “El euskera, en mi caso,  dijo,  evoca lo mas profundo, está en mi apellido y forma parte de ese conjunto de cuestiones tan ancladas en el sentimiento y tan importantes para la razón que bien gestionadas producen harmonía y mal gestionadas una enorme crispación”. Igualmente realizó un repaso de la legislación internacional que protege el derecho de las personas a hablar y conservar sus lenguas y recordó que el tratado deLisboa reconoce expresamente el valor de la diversidad, algo que choca frontalmente con la política francesa en esta materia.

Por estas razones Arizmendi insistió en la necesidad de que una legislación europea vinculante proteja estos derechos, e instó al gobierno francés a cumplir las promesas al respecto realizadas en campaña por el presidente Macron. Ademas puso sobre la mesa cuatro pasos que consideró imprescindibles para mejorar: la adhesión de Francia a la carta europea de lenguas minorizadas; La promoción  de estas lenguas en Francia y su introducción normalizada en la educación; El desarrollo de campañas públicas que permitan a los monolingües comprender la vertiente de respeto a los derechos fundamentales que tiene esta reivindicación y un seguimiento de la evolución de estas lenguas que permita evaluar las políticas que tratan de fomentarlas.

Los comparecientes repasaron la situación de las lenguas vasca, catalana, bretona, occitana y alsaciana, que encuentran en suelo francés grandes dificultades para mantener número de hablantes y ámbitos de utilización. Su expulsión de la educación pública, la administración y los medios y las dificultades legales que se oponen a su promoción son rasgos comunes en todas las comunidades. Para solventarlos, todos los comparecientes coincidieron en señalar como fundamental que se elabore y apruebe una legislación vinculante a nivel europeo que garantice los derechos de estas minorías lingüísticas y una reforma en profundidad de la política que se aplica en francia en esta materia. La incorporación de la política lingüística a lista de tarea que deben asumir los nuevos órganos autonómicos  franceses que van surgiendo del proceso de reforma del estado es otra de las reivindicaciones compartidas.

De izquierda a derecha Geli Grande y su asistente (occitania) Pako Arizmendi, pte IBB, Andrée Muchenbach (Alsacia) Beñat Arrabit (Euskadi) Jordi Vera ( Cataluña) e Yves Le Coadic (BRETAÑA)

Beñat Arrabit habló ante los eurodiputados de una esperanza y una necesidad. La primera deviene del hecho de que, por fin, el nuevo ente autonómico que engloba a Iparralde tiene una oficina pública que se ocupa de la política lingüística. Este hecho tiene una explicación: en penas 20 años el numero de ciudadanos en esta zona de Francia que quiere que sus hijos estudien en escuelas bilingües ha pasado de apenas e 40 al 60% y un potente movimiento social impulsa escuelas en las que es posible la inmersión. Hoy hay más alumnos que nunca siguiendo este tipo de enseñanza en primer grado, un 40%. Sin embargo todo el camino recorrido es experimental. Hace falta una legislación que sea coherente con el trabajo de promoción en marcha.

La razón es simple, mientras esta oficina cuenta por primera vez con apoyo público estatal elmarco lega francés no es coherente con lo que ya ocurre en las escuelas. Esta prohibido, por ejemplo financiar con dinero público infraestructuras ara este tipo de centros educativos bilingües y no hay un reconocimiento oficial a la enseñanza en euskera pese a que los alumnos bilingües se ha demostrado que dominancon igual pericia Francés y euskera. En todo caso el camino emprendido avala para Arrabit que paciencia y militancia son la mejor herramienta para progresar.

Andre Muchenbach explicó que gracias al conocimiento de la lengua regional alsaciana hay 60.000 trabajadores transfronterizos en Alsacia que pueden trabajar en la vecina región alemana de Oberrhein. De otro modo, el paro en Alsacia se elevaría al 14%. Pese a la indudable ventaja que supone en conocimiento del alsaciano a estos efectos “el sistema escolar se obceca en producir ciudadanos monolingües”. El declive de este dialecto en el último siglo ha sido brutal. En 1900 el 90% de los alsacianos lo hablaba. En 2012 el porcentaje había descendido al 43. Y lo peor solo el 3% delos alsacianos entre 3 y 12 años era alsaciano-parlante.

Geli Grande  el representante occitano consideró un gran logro que el ente autonómico francés que engloba parte de Occitania haya recibido ese nombre a petición popular lo que indica, dijo, que la identidad de nuestro pais sigue viva en la mente de mucha gente. Occitania ha sido víctima de la política de erradicación de lenguas regionales emprendida por Francia desde finales del siglo XVII y de una imagen falsa sobre su realidad cultura. La lengua e Oc es para muchos franceses no occitanos un francés del sur mal hablado, mal pronunciado. Sin embargo la población mantiene su arraigo y el interés por conservar la lengua. En una encuesta sociolingüística reciente solo el 13% era indiferente u hostil hacia las políticas de recuperación de la lengua. Gell Grande destacó que en este desierto anti diversidad el reconocimiento constitucional de 2008 de las lenguas regionales como patrimonio cultural y la creación de una oficina de la lengua es positivo, pero no ha creado ningún derecho.

El bretón Yves Le Coadic incidió en los mismos problemas que sus colegas. Abandono cuando no hostilidad y una política que considera la lengua más como un objeto de conservación patrimonial que un. Sujeto de promoción activa. Pese a la presencia de letreros y rotulación bilingüe en algunas zonas, el declive del bretón queda dramáticamente reflejado por su actual postración. La Unesco la considera lengua en alto riesgo de desaparición. Casi 10.000 bretonofonos desaparecen cada año y actualmente solo el 4% e los bretones hala su lengua. En la educacion el panorama es igualmente desolador- Solo el 2% de los escolares tienen la oportunidad de asistir a escuelas bilingües y en 2016 solo el 0,077% de la población adulta bretona seguía clases para recuperar el idioma.

Finalmente Jordi Vera, en nombre de la comunidad catalana,  hizo hincapié en actitudes cuasi represivas para eliminar el catalán de las escuelas que  me sonaron al espíritu que animaba la frase que tantas veces escuchamos en Euskadi: “habla en cristiano”. La política de pasividad cuando no de activa erradicación choca en el caso de los paisoscatalans de Francia con una actitud muy positiva por parte de la población. La mayoría entiende el catalán, un 61% y lo hablan casi el 30%. Una reciente encuesta acredita que el 80% de los ciudadanos de esta región están a favor de una política de recuperación,. Mientras solo el 5% de los profesores son bilingües en el sistema educativo y solo el 17% de los estudiantes pueden participar en experiencias educativas de inmersión.

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Io dice:

    Usted puede trabajar tanto como guste en ese àmbito. Mi pronòstico es sencillo. Sin lealtad constitucional, los recelós acompañarán, hoy y mañana, sus iniciativas lingüísticas.
    No cuela, señora, no cuela. Ni la denominada “Catalunya Nord” , ni “els Paisos Catalans”, ni su gran Euzkadi, dejan de ser entelesquía a políticas identitarias que se agarran al idioma local para desarrollar un proyecto político contrario a la integración europea, lo quieran ocultar más o menos.
    El error cometido por los constituyentes españoles de 1977 en ese ámbito fue aceptar que darles competencias en educación y poder político territorial a partidos nacionalistas, y mirar hacia otro lado en vez de asegurarse de que obraban con lealtad constitucional, iba a facilitar la cohesión social y la solidaridad ínterterritorial.
    ¡Craso error!
    Ha sido necesario el golpe antidemocratico de mis cuatribarrados secesionistas para abrir los ojos a muchos más ciudadanos españoles.
    Ni el Estado francés, ni el Estado español van a tragar con los propósitos identitarios y fraccionalistas.

    Sin lealtad constitucional, invocar la defensa y la promoción de las lenguas minoritarias no pasa de ser un ejercicio de cinismo político.

    Salud y saludos.

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web