MUCHO MAS QUE TURISMO Y PESCA. FUTURO.

Esta tarde noche, más bien noche cerrada pese a que anochece más tarde en esta época del año, he tenido ocasión de participar en uno de los debates que ha tenido lugar en la jornada que abría el pleno que celebramos esta semana en Estrasburgo. Se trataba de un informe en el que se avanzan algunas medidas para propiciar que se generen nuevas actividades económicas en las zonas pesqueras para crear nuevas fuentes de renta e ingresos para sus habitantes. Entre ellas figuran las actividades turísticas, gastronómicas y culturales que se puedan organizar en torno a las tradiciones de las zonas pesqueras, lo que se ha bautizado coloquialmente como “pesca turismo”.

En su momento presenté una decena de enmiendas a este informe, algunas de las cuales se han recogido casi literalmente. Parto de que estoy de acuerdo con el principio de diversificar el origen de la renta de las zonas pesqueras. Es una fórmula que ha dado excelentes resultados en el medio rural y el sector agrario. Pero me parece que el informe debería de hacer más hincapié en que la actividad principal la pesca. Sus productos, los oficios, las tradiciones y la cultura que se derivan de ella son la base para construir actividades de diversificación atractivas.

Por eso he anunciado que mañana me abstendré en la votación final porque este informe se centra más en sugerir las posibilidades que abre el turismo, habla demasiado de turismo pero no lo hace con la misma contundencia sobre las fórmulas que deben garantizar que sean las comunidades locales quienes disfruten de las rentas complementarias procedentes de las nuevas actividades.

Por eso yo tanto en las enmiendas como en mi intervención de esta noche he dejado claro que o se prioriza emprendimiento local y la participación de los profesionales en el diseño, realización y comercialización de actividades que permitan diversificar la renta en las zonas pesqueras o nos pueda salir el “tiro por la culata”. No hay otro procedimiento, y así se acredita en el sector primario que garantice mejor que ese que los beneficios de estas prácticas queden en las zonas pesqueras. Ésta es además una condición imprescindible para que las ofertas de servicios, bienes y productos alternativos no pierdan la autenticidad en que puede basarse su éxito.

Creo que sabéis de qué hablo y que me da miedo. Si las actividades se masifican, si los grandes operadores turísticos pilotan estas operaciones puede que la puesta en marcha de negocios alternativos se haga rápidamente, pero también que perdamos muchas oportunidades. Por eso creo que en este informe hacen falta más referencias a la protección de la pesca y sus profesionales y a su protagonismo en el diseño, emprendimiento y comercialización de la oferta de nuevos bienes y servicios.

Esta implicación es clave para garantizar que esta oferta se base en la autenticidad, la clave de su éxito. Los beneficios de este tipo de actividades no pueden limitarse a unos cuantos empleos en el sector de hostelería. El tema tiene mucho más alcance. Se trata de que aparezcan emprendedores locales que interpreten y conviertan su experiencia vital en una oferta irrepetible, exclusiva que solo pueda apreciarse allí. Y eso requiere una agenda y apoyar en innovación, formación y emprendimiento a los pobladores de unas zonas que han vivido fuertes declives o están amenazadas y presionadas por factores como el cambio climático, la sobrepesca o la contaminación.

 

 

 

Tags: , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia