MEMORIA CONTRA AMNESIA PARA FORTALECER LA DEMOCRACIA

La ofrenda floral que se realizó durante el homenaje

La ofrenda floral que se realizó durante el homenaje

 

Quiero empezar compartiendo con vosotros aquí el testimonio de un superviviente, Juan Azkarate, que a los 14 años embarcado en el Bou Navarra participó en la batalla de Matxitxako. Sus palabras nos inspiran respeto y admiración porque nos recuerdan un compromiso y un esfuerzo al que debemos mucho de lo que somos hoy.

He estado con él esta mañana en Matxitako. Allí he participado en un homenaje junto a la escultura que recuerda la epopeya que protagonizaron hace justo ochenta años en estas aguas el Bou Bizkaia, el Bou Navarra y el Bou Gipuzkoa. El instituto Gogora ha recogido el testigo de la asociación Matxitxako Elkartea y del historiador Juan Pardo que se empeñaron en que no se olvidase la contribución de las personas, casi todas jóvenes, que dejaron la vida en estas aguas defendiendo la legalidad y la democracia.

Para los familiares de Juan Pardo y para la propia asociacion no era un día cualquiera. Con más apoyo institucional que nunca han conseguido mantener vivo este ejemplo de dignidad y valores democráticos que debería ser más conocido y apreciado por quienes hoy creen que las libertades de que disfrutamos siempre estuvieron aquí. Os dejo aquí sus testimonios:

En efecto este año ha sido muy especial por lo redondo de la efeméride y porque ya tenemos en euskadi un instituto que apoya este tipo de esfuerzos que quiere recuperar para siempre del olvido estas historias de dignidad, que trabaja por devolver justicia, verdad y reparación a aquellas víctimas de la dictadura franquista. Que, en definitiva quiere que en Euskadi apliquemos a la memoria histórica el mismo esfuerzo y sinceridad con que otros países europeos se enfrentaron a los aspectos más oscuros de su pasado. Aquí ese esfuerzo es imprescindible para entender nuestros problemas de convivencia y superarlos definitivamente. La directora de Gogora Aintzane Ezenarro nos explica este empeño:

Recordábamos hoy a personas muy jóvenes que lo dieron todo durante la guerra civil defendiendo la legalidad y las libertades. Pero también hemos recordado y reconocido a Manuel Calderon, el comandante del “Canarias” que demostró una humanidad y un coraje inusuales defendiendo tras la batalla el heroico comportamiento de sus adversarios y mediando por ellos para evitar el fusilamiento de los supervivientes. En el primer homenaje formal, sobre las mismas aguas que acogieron aquella batalla, los supervivientes entregaron al mar una corona en recuerdo de sus compañeros, pero también de Manuel Calderón en un gesto que responde con reconocimiento y reconciliación al gesto del militar franquista.

Hoy muchos años después hemos abarrotado la carpa cientos de personas y muchas autoridades entre las que se encontraban el portavoz del Gobierno Vasco Josu Erkoreka, la directora del instituto Gogora Aintzane Ezenaro, el diputado general de Bizkaia Unai Rementeria, su correspondiente en Gipuzkoa Markel Olano la alcaldesa de Bermeo Idurre Bideguren, la Presidenta de las Juntas Generales de Gipukoa Eider Mendoza junto a una nutrida representación del Parlamento Vasco.

A mi tras vivir el manojo de emociones que hemos experimentado hoy ante una costa que es uno de los paiajes de mi vida, me parece imprescindible recordar el valor y determinación de los gudaris del mar. Como decía muy bien la hija de Juan Pardo, predicando con el ejemplo, es fundamental que las jóvenes generaciones tomen conciencia de que la Democracia y libertades de que disfrutan comenzaron con el esfuerzo, el sacrificio y los valores de personas como las que murieron aquí combatiendo un golpe de estado ilegal que dio lugar a una dictadura que batió récords en materia de crimen y represión. Sus víctimas ochenta años después siguen buscando personas en las cunetas.

Por eso creo que ya es hora de que el estado español cumpla las recomendaciones internacionales y cambie radicalmente su política en materia de memoria histórica. Necesitamos verdad, justicia y reparación. Necesitamos un estado que reconozca que como tal tiene responsabilidad en tragedias como la Batalla de Matxitxako y en las atrocidades que se cometieron durante cuarenta años de dictadura. España frente a lo que ocurre en toda Europa, es el único país que prefiere la amnesia a la memoria.

No es ni una exageración. Ni un capricho. El Parlamento Europea acaba de aprobar su informe que hace referencia a la situación de los derechos humanos en Europa. Es hora de cerrar heridas, reconocer responsabilidades, pedir institucionalmente perdón por ellas, enfrentar la verdad y ofrecer justicia y reparación. Es hora de acabar con la apología de la amnesia y el desdén con que algunos partidos y altas magistraturas del estado minusvaloran el dolor causado e incumplen las resoluciones internacionales sobre memoria histórica Afortunadamente en Euskadi trabajamos por impulsar el cambio que necesitamos para cerrar también heridas más recientes.

Compartir

    Tags: , , , , , , , , , , , ,

    Category: Blog

    Comentarios (1)

    Trackback URL | Comentarios Feed RSS

    1. Jordi dice:

      La exigencia de verdad, justicia y reparacion en un escrito suyo me suena a “apropiación indebida” de lo que viene siendo un contundente y claro reclamo de las víctimas del terrorismo etarra.

      El caballeroso y humanitario comportamiento del comandante del “Canarias” hacia sus contrincantes vencidos, a los que reconoció valor y coraje, es digno de recuerdo, efectivamente. Coincido con usted en eso tanto como discrepo de que el Gobierno de la Nación tenga que variar su actuación en relación con lo que tenemos sobre la Memoria histórica, que pudo ser un elemento más para la reconciliación y se viene usando, demasiadas veces, como alta voz revanchista, sectario y corrosivo para la superación de las lacras de la guerra civil.

    Deja un comentario

    Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
    Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia