BRUSELAS AVANZA EN EL RECONOCIMIENTO REGIONAL COMO AGENTE CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

| 23 noviembre 2016 | Responder
El viceconsejero de medio Ambiente del Gobierno Vasco, Josu Madariaga y el Presidente del Comité de las Regiones Makku Makula en la cumbre de Marrakesh

El viceconsejero de medio Ambiente del Gobierno Vasco, Josu Madariaga y el Presidente del Comité de las Regiones Makku Makula en la cumbre de Marrakesh

Esta mañana he querido subrayar en el debate que el pleno del Parlamento Europeo ha dedicado a la cumbre de Marrakesh, el creciente papel que regiones y autoridades locales juegan en las políticas destinadas a reducir las emisiones de gases efecto invernadero. Desde que se inventó la “agenda XXI” es frecuente escuchar “pensar en global-actuar en global” para referirse a lo eficaz que resulta acercar a la gente el impulso que tiene que generar los cambios que necesitamos, especialmente en movilidad, gestión de residuos y consumo para conseguir el planeta de bajas emisiones que necesitamos en la segunda mitad de siglo.

Por eso hoy he reivindicado hoy el papel que ciudades y regiones tienen en la lucha contra el cambio climático y he pedido que se profundice en la consideración institucional que merecen en la determinación y ejecución de políticas medio ambientales. Por razones competenciales, proximidad y conocimiento las regiones van a jugar un papel determinante para descarbonizar el planeta.

La respuesta del Comisario ha sido satisfactoria. El Comisario responsable del área, Miguel Arias Cañete ha insistido en su respuesta que la actitud de Bruselas frente a las regiones y en general los nuevos actores no estatales que aparecen en la lucha contra el cambio climático va a ser de “total apertura y colaboración”. Cañete ha subrayado el papel que todos estos agentes han tenido tanto en las cumbres de París como en la de Marrakesh y ha insistido en que hay experiencias locales “muy potentes” en la lucha contra el cambio climático. Igualmente ha pronosticado que en las próximas cumbres la observación de buenas prácticas a este nivel será una de las tareas centrales y ha insistido en su utilidad porque considera que las operaciones de descarbonización son tareas de abajo hacia arriba por lo que el concurso de las autoridades locales es fundamental y la política para la descarbonización debe ser “enormemente participativa”.

Creo que es, sin duda, satisfactorio” que la cumbre de Marrakesh haya acordado como fecha tope el año 2018 para para completar las normas del acuerdo de Paris. Igualmente he destacado que tanto en la ciudad marroquí, como en las cumbres de Lyon, Paris o Quito, se va consolidando el papel regional y local en la lucha contra el cambio climático. Ese reconocimiento está igualmente presente en la resolución que el propio Parlamento Europeo dedicó a la cumbre de París que dedica un apartado completo (artículos 47 a 52) a este tema.

Por eso y especialmente como vasca, y siendo Euskadi un actor protagonista en este campo he recordado el papel de este nivel institucional en Marrakesh y he destacado que son las ciudades y las regiones quienes mejor conocen la situación medioambiental de su territorio en relación con el Cambio Climático, quienes normalmente son titulares de competencias en ámbitos decisivos como el urbanismo o la movilidad y quienes gracias a su proximidad acreditan más capacidad para impulsar rápidamente los cambios culturales y de hábitos que son imprescindibles para descarbonizar el planeta.

Por estas razones he insistido en que, a nivel europeo, se profundice en la consideración institucional que las regiones merecen. Para ello se han organizado en entidades como The Climate Group, (naciones y regiones para el desarrollo sostenible) que son agentes fundamentales para que Europa sea un referente en el planeta con bajas emisiones, e igualmente he preguntado al Comisario responsable de este área, Miguel Arias Cañete sobre cómo va a adaptar las dinámicas de trabajo de la Comisión para que se reconozca esta realidad.

Tags: , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario