MAS ESTABILIDAD PARA LAS RENOVABLES Y ATENCION AL SECTOR HIDROELÉCTRICO

La presa de Ullibarri Ganboa desaguando el pasado invierno

La presa de Ullibarri Ganboa desaguando el pasado invierno

Ayer a última hora de la noche participé en un debate en el Parlamento Europeo sobre el sector hidroeléctrico. Este es otro de esos sectores afectados por la fragmentación. Hoy la normativa que afecta a esta fuente de generación eléctrica y por extensión a las fuentes de energía renovables y todo el mercado eléctrico es tan diverso y variado que genera muy diferentes regímenes de acceso en los distintos estados miembros a las concesiones que permiten acceder al agua como recurso energético. Por eso he defendido una convergencia que debe generar seguridad jurídica a los operadores del sector. Además en este proceso de necesaria reordenación de una de las renovables con más sólido pasado y presente y mejor futuro debe realizarse con la participación del sector.

 Durante el debate he aprovechado para elogiar que la Unión sea una de las regiones del mundo con mayor penetración de esta fuente de producción eléctrica que ha vivido muy diferentes etapas de desarrollo y crecimiento. Las inversiones iniciales son caras pero duraderas. La antigüedad de algunas instalaciones presenta oportunidades de mejora tecnológica en la potencia instalada que son una oportunidad para mejorar con muy poca inversión el rendimiento de turbinas y generadores y especialmente para incrementar la mayor virtud de este medio de generación su capacidad de almacenamiento. Os recomiendo a efectos de ver qué significa exactamente esto revisar esta entrada en la que os conté nuestra visita a las Goronas del viento en la isla de El Hierro.

Ya sabéis que las renovables más en boga últimamente tienen ese “talón de Aquiles” producen energía, si, pero no se puede almacenar, hay que consumirla mientras se genera y no se dispone de ella si las condiciones meteorológicas (viento en un caso e insolación en otro) paralizan la producción. Con el agua no ocurre lo mismo primero porque puede regularse el momento de producción salvo en casos de sequía extrema y porque funcionan dispositivos de bombeo (como el que citábamos en El Hierro) que permiten aprovechar otras fuentes renovables de generación para recargar el salto de agua correspondiente y tener siempre disponible el recurso para activarlo cuando se necesite. De hecho esa capacidad ha permitido a algunos países como Suiza o a zonas de alta montaña plantearse la idea de ser una especie de pilas para todo el continente europeo.

Esa capacidad de almacenamiento que aporta este modo de generación de energía es especialmente valiosa en la carta de renovables por que aporta continuidad y estabilidad en el mercado en momentos en que otras fuentes viven picos de inactividad. Por eso apostar por el sector hidroeléctrico debería ser un objetivo prioritario de la Unión. Este empeño encalla en la dispersión normativa lo que afecta a los procedimientos de acceso, concesión y renovación para utilizar el agua con fines hidroeléctricos o los regímenes de operación. Y por supuesto a la libre competencia entre operadores en Europa y en definitiva a la convergencia de precios que venimos defendiendo con ahínco.

En España tenemos un arquetipo de los problemas que genera esta dispersión. Allí los operadores de energías renovables en general y los de las mini-hidráulicas en particular están afectados por la incertidumbre general que afecta al sector en Europa y por las particulares condiciones que propicia en España la política de ayudas públicas a estos sistemas de generación. Así los emprendedores están atrapados en un procedimiento sobre el régimen de ayuda a las renovables que es un ejemplo de los efectos que la ausencia de una estrategia europea produce en operadores y usuarios y cómo lastra la aportación de las renovables a la oferta de energía. De hecho planteamos en su día una pregunta a la Comisión Europea sobre cómo operan estas incertidumbres sobre el sector de las microhidráulicas (menos de 10MGW de potencia instalada) y abogamos por que la Comisión estableciese un adecuado nivel de interlocución con sus representantes. Esta sugerencia, todo hay que decirlo fue aceptada por las autoridades comunitarias.

Por estas razones ayer defendí una reordenación del sector. Necesitamos generar condiciones legales y administrativas que garanticen la convergencia y la seguridad jurídica y financiera de las inversiones. Por he preguntado al comisario de energía y acción por el clima, en qué plazo puede despejarse estas incertidumbres y cómo se está trabajando con los operadores y los emisores de concesiones para plantear unos estándares europeos en este sector. La participación de los agentes implicados se antoja imprescindible por el largo plazo de retorno de sus inversiones, la estabilidad y seguridad que precisa y el profundo conocimiento de la dispersión normativa que tantos problemas genera en este y otros sectores.

Tags: , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web