MEDIDAS FISCALES PARA IMPULSAR LA ECONOMIA CIRCULAR

Los comisarios Timmemans y Katainen presentando la propuesta de Bruselas sobre Economía Circular.

Los comisarios Timmemans y Katainen presentando la propuesta de Bruselas sobre Economía Circular.

Ayer, el mismo día en el que la Comisión Europea presentaba su plan sobre economía circular, tuvimos un debate en el Parlamento sobre el mismo asunto. Es crítico cambiar en los próximos años los paradigmas de desarrollo y crecimiento. Si todos los habitantes del mundo consumiesen con los mismos códigos de despilfarro que tenemos en el primer mundo no tendríamos suficiente con los recursos de dos planetas. Por eso hay que empezar a considerar seriamente que la mutación de sistemas de producción de energías y el reciclaje, la reutilización de recursos tiene que instalarse definitivamente en nuestras vidas. Los compromisos que se negocian estos días en la cumbre del clima de París son sencillamente imposibles si no trabajamos en esta línea.

Por estas razones he saludado con satisfacción y apoyo los contenidos del paquete de medidas presentado ayer por la Comisión Europea para fomentar la economía circular. Pero no he querido quedarme en eso. Además de apoyar la fijación de objetivos vinculantes para el reciclaje o la concepción de los residuos como recursos he propuesto que las autoridades europeas comiencen a trabajar para coordinar mecanismos fiscales en todas las haciendas europeas que apoyen las producciones, el empleo y el comercio de productos que impliquen el menor consumo de materias primas.

Esta es una idea que ya aparecía en un  informe que aprobó el parlamento europeo en marzo de 2012 titulado “Cómo aprovechar mejor los recursos”. que coordino mi colega del grupo ALDE Gerben-Jan Gerbrandy. En aquel informe ya se abogaba en su epígrafe 20 por ” Instar a los Estados miembros a que recurran a la fiscalidad medioambiental y destaca que así se debería poder reducir otros impuestos como los que gravan las rentas del trabajo, aumentar la competitividad, crear unas condiciones equitativas y allanar el camino al desarrollo tecnológico; pide a la Comisión y a los Estados miembros que controlen y comparen los efectos de este instrumento” .

Ahora tras el escándalo del Luxleaks parece que las autoridades europeas están dispuestas a poner en marcha una verdadera coordinación de la fiscalidad en la Unión para evitar que los estados computan entre sí por la tributación de las grandes empresas sobre la base de otorgarles ventajas que jamás ofrecen a las PYMES. Introducidos en este camino nosotros pensamos que otra de las cuestiones a coordinar y fomentar es precisamente la fiscalidad ambiental. Es crítico para animar ese cambio de mentalidad y de cultura productiva y de crecimiento. Y es imprescindible para luchar contra el cambio climático.

Por eso he insistido en esta idea en el debate sore las líneas maestras de la comunicación que ha presentado esta misma mañana  la Comisión Europea para promover la economía circular en la Unión Europea. El paquete incorpora medidas de apoyo dotadas con más de seis mil millones de euros un paquete legislativo de cuatro directivas. Además plantea un objetivo común de la UE para el reciclado del 65 % de los residuos municipales, del 75% de los envases y de reducción de la eliminación en vertedero a un máximo del 10 %  de aquí a 2030. Igualmente se plantean medidas concretas para promover la reutilización y estimular la simbiosis industrial, convirtiendo los subproductos de una industria de materias primas de otra. Finalmente se diseñan incentivos económicos para que los productores pongan en el mercado productos más ecológicos y se apoyan los regímenes de recuperación y reciclado (por ejemplo, de envases, baterías, aparatos eléctricos y electrónicos, vehículos). Bruselas cumplía así un mandato del propio parlamento que ya en Julio de este año pidió a la Comisión que cerrase su paquete de propuestas en este ámbito antes de que concluyese el presente ejercicio.

Tras repasar los contenidos de la propuesta he comprobado que no había espacio para esta línea de trabajo y me ha parecido oportuno reivindicarla, aportar esta otra línea de trabajo para promover esta transformación del sistema productivo. Creo que tenemos que aspirar a convertir las producciones fabricadas en régimen de economía circular en “seña de identidad del “Made in Europe”. Por ello he propuesto empezar a trabajar en una política fiscal europea común que apoye la economía circular y en normas comerciales que protejan  producciones sostenibles frente a las que no lo sean. Hay que incorporar a la inteligencia de los sistemas fiscales la clave de la reutilización.

Una apuesta decidida en Europa por la economía circular es junto con la igualdad nuestras principales ventaja competitivas en una Unión que depende, como ninguna otra región del mundo, de las importaciones de materias primas. El principio de tratar los residuos como recursos es una de las llaves del futuro. Por esas razones he apoyado la apuesta por la investigación  y trabajar en tecnologías y procesos que nos permitan reutilizar al menos el 70% de los residuos. Porque es clave para desarrollar nuevas formas de producción, cerca de dos millones de empleos y una fuente de crecimiento sostenible, inteligente e integrador. Por eso comparto el principio de establecer objetivos vinculantes de reciclaje, eliminar los vertederos, valorizar energéticamente solo lo no reutilizable e impulsar la innovación con estos objetivos.

Me ha parecido muy importante también la claridad y rotundidad Jirky Katainen el responsable de fomento del empleo, creecimiento, inversión y competitividad en la Comisión Europea ha destacado el papel local y regional en la gobernanza y ejecución de estos planes que requieren además la implicación de la ciudadanía. : “Esperamos conseguir este objetivo conjuntamente no solo con los Estados miembros, las regiones y los municipios, sino también con las empresas, la industria y la sociedad civil“. 

Por si alguien tiene dudas en las modificaciones de la directiva sobre residuos la incineración está en la jerarquía de tratamiento por delante de los vertederos que es la fórmula que ocupa el último lugar para tratarlos, al igual que el traslado de residuos de unas zonas a otras para “tratarlos” por esos procedimientos, fórmulas ambas defendidas en los planes que algunos, cuando gobernaban en Gipuzkoa, trataban de presentar como ejemplares en Europa.  Es interesante repasar el papel que el consenso ciudadano y la cooperación tienen en el crecimiento de los resultados de la recogida selectiva, que se lleva mal con la imposición. Así aparece en los resultados de las consultas públicas efectuadas para preparar este paquete legislativo.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario