SOLIDARIDAD, CONCIENCIA Y HUMANIDAD

lampedusa

 

Hace unas semanas participé en unas jornadas sobre la reconstrucción de Kobane. Galip y su hermano Aylan nacieron allí, en un lugar en el que se combinan la presión turca sobre los kurdos, la guerra Siria y las atrocidades del estado islámico. De aquella desolación huían los dos niños con su madre Rehan. Teema su tía paterna está refugiada en Vancouver, en Canada y vió como rechazaban su solicitud de reagrupamiento familiar. Su cuñada y sus dos sobrinos se lanzaron al mar en una localidad turística de Turquía. destino: Grecia. Nunca llegaron.

Todo este verano he venido comprobando, con espanto, como decisiones no adoptadas hace ya tres años sobre el problema de la inmigración han propiciado la enorme crisis que hemos vivido en los últimos meses. Sin una posición común, con la actitud de los que veían el problema como cosa de países ribereños o del sur, hemos llegado hasta la fotografía del pobre Aylan Kurdi que parece haber removido todas las conciencias.

Esta terrible historia y la imagen que la resume han disparado la solidaridad con que la ciudadanía está respondiendo a esta crisis. Espero que las medidas para canalizarla que empiezan a tomar las instituciones locales y regionales van a forzar un cambio en la actitud de los estados ante esta crisis. Necesitamos que los estados apuesten por una solución conjunta a nivel europeo y apoyamos una cumbre de jefes de estado que aborde con todos los medios disponibles este problema. Hay resortes legales y medios disponibles para evitar esta catástrofe humanitaria. La Europa de los valores no puede seguir mirando hacia otro lado.

Por eso he mostrado hoy mi pleno apoyo y aplauso a la iniciativa planteada por el presidente de su grupo de convertir la reunión de ministros de Justicia e Interior del próximo 14 de septiembre en una cumbre europea de jefes de gobierno que aborde con todos los recursos disponibles la crisis que produce el masivo movimiento de refugiados hacia Europa

El mi¡ercoles que viene tendremos un debate sobre esta crisis en estrasburgo. hemos contribuido con cinco cuestiones a construir la posición de nuestro grupo en la eurocámara. Hemos apostado por humanizar este debate, por que hablemos más de los valores que están en juego y utilicemos otros lenguajes. Primero las personas, atenderlas y respetar su vida y su dignidad. Hemos recordado además el papel que, a nivel personal, podemos jugar cada uno de nosotros. Pero además hemos insistido en que desde que ocurrió la primera crisis de Lampedusa los estados han venido rechazando sistemáticamente adoptar una posición común ante el drama de la inmigración y los refugiados, cuyas bases fueron propuestas entonces por la Comisaria de Interior Cecilia Malmstrom. Esta crisis es una demostración más de que necesitamos una verdadera Europa Federal con instituciones comunes capaces de poner en su sitio a los estados cuando optan por el inmovilismo ante crisis como esta.

El miércoles si consigo turno de palabra espero destacar las medidas adoptadas desde diversas instituciones locales y regionales, entre ellas muchos ayuntamientos vascos y el propio gobierno autónomo, para canalizar la solidaridad con que las y los ciudadanos están respondiendo ante un drama que tiene nombre y apellidos, el de los miles de personas que mueren huyendo de la guerra, de la persecución o del hambre y se chocan contra la inhumanidad y la burocracia. Como he dicho al principio todas estas actuaciones van a obligar a los estados a cambiar de posición porque son fruto de un movimiento ciudadano en favor de la solidaridad como el que salvó a tantos europeos de la muerte y la desolación cuando la guerra asoló este continente.

El pasado mes de abril hice público un decálogo para enfrentar la crisis de los inmigrantes y los refugiados y apoyo las cinco medidas planteadas por ALDE en la Eurocámara para resolver la situación. Para empezar es crítico crear refugios seguros en las zonas de conflicto en las que se suministre a los refugiados visas humanitarias y condiciones dignas de vida. Se debe combinar esta medida con la creación de  rutas legales de acceso a Europa para impedir que las personas que huyen caigan en manos de las mafias que hacen de esta tragedia un lucrativo negocio. Resulta además imprescindible investigar y perseguir a los responsables de las mismas. No es posible que la legislación europea este fomentando estas mafias. Muchos de los refugiados pueden pagar un billete de avión pero no pueden utilizarlo para huir de las zonas de conflicto porque no tienen una visa que les permita entrar en Europa. Así acaban en manos de estos traficantes de seres humanos.

Tenemos instrumentos como la directiva de protección temporal que aplicadas de modo inmediato a todos los refugiados que han llegado a Europa resolverían muchos problemas. Hay que forzar además la inmediata aprobación de un mecanismo de solidaridad e intercambio que distribuya equitativamente los refugiados entre estados miembros. Igualmente apuesto por la mejora de Frontex para fortalecer el espacio Schengen y rechazo cualquier actuación unilateral estado a estado o cualquier propuesta que abogue por restaurar las antiguas fronteras nacionales. Necesitamos una tarjeta azul europea  similar a las que funcionan en Canadá, los EE.UU. y Australia para facilitar también la integración laboral de las personas y el talento que huyen de las zonas de conflicto y de la pobreza.

Tags: , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (3)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Txol dice:

    Toc,toc,toc…estas por aqui???
    Vaya panorama que hay Izaskun, ya podeis aunar fuerzas , yo lo veo muy negro, donde esta todo el cristo hay cinco frentes abiertos… y Francia quiere una accion militar ????, sera esa la solucion?, entrar de raiz en el conflicto, si es de no creer lo que esta pasando.Se podria haber evitado antes todo esto ??. Parece que nos falta cinco segundos para entrar en guerra “ todos contra todos ´´.
    Como estaras a la altura de este conflicto para intentar arreglar lo antes y mejor posible, desde ahora pulgares hacia arriba !!!!!!!!!
    Musus neska

Deja un comentario