MATXITXAKO, VACUNA CONTRA LA AMNESIA

Foto de familia de los asistentes al homenaje de Matxitxako

Foto de familia de los asistentes al homenaje de Matxitxako

Esta mañana hemos rendido tributo en el cabo de Matxitxako a los tripulantes de la marina Auxiliar vasca de guerra que, trabajaron durante la guerra civil defendiendo la legalidad y las libertades. Desde que se inició la celebración del Itxas Gudari Eguna y se recuerda la epopeya del Bou Nabarra pocos años he dejado de acompañar a los supervivientes de la batalla. Realmente hizo falta valor y determinación para oponer un bacaladero “tuneado” en barco de guerra al destructor Canarias. Como era previsible la batalla acabó mal para los buenos pero su gesto, los valores que demostraron impulsar a los tripulantes de aquellas embarcaciones, han quedado para siempre en nuestra memoria, en la memoria de los que hoy, siete décadas después seguimos trabajando impulsados por los mismos valores. Ya habéis oído Juan Azkarate, superviviente de aquella batalla explicando como subía la munición de la bodega a los cañones y lo que sintió a sus diecisiete años cundo lo recuerda hoy tras cumplir noventa. Dignidad, admiración, asombro, respeto, reconocimiento y gratitud son algunas de las palabras que me sugiere su testimonio.

Vaya por todos ellos este aurresku de honor que se interpretaba esta misma mañana frente a las costas que vieron hundirse al Bou Navarra.

El acto de esta mañana, nos anima a insistir en la tarea que venimos desarrollando en el parlamento Europeo para que, de una vez por todas, cambie la política que sobre memoria histórica se aplica en España ultimamente ennegrecida por los complejos del partido popular que incluye en sus filas a personas incursas en actuaciones judiciales emprendidas por la justicia internacional en torno a los crímenes cometidos por las autoridades franquistas. Nunca dejará de llamarme la atención la apología de la amnesia y el desdén con que la cúpula de esta organización pretende minusvalorar el dolor causado y obstaculiza la búsqueda de la verdad y la reparación en los términos en que se exige en las resoluciones de las Naciones Unidas sobre este tipo de problemas. Afortunadamente en Euskadi trabajamos por potenciar este cambio que necesitamos para cerrar también heridas más recientes. Mi reconocimiento a Matxitxako Elkartea cuya vicepresidenta Coro Sánchez junto a Mónica Hernando e Iñaki Anasagasti nos explican el sentido de un acto que sigue echando de menos al impulsor de la memoria y reconocimiento de la marina vasca de guerra, Juan Pardo.

España, ya lo dice Iñaki, un experto en este asunto de la memoria histórica, y ya os he contado alguna vez aqui, cuenta con el dudoso honor de ser el segundo pais del mundo en que más personas han desaparecido a consecuencia de un conflicto civil entre conciudadanos. No hablo de bajas en la confrontación directa, no. Hablo de ejecuciones sumarísimas de asesinatos viles que diezmaron el país y dejaron un rastro de dolor y generaron una situación de miseria material en muchas zonas del país de la que no se ha hablado lo suficiente.

Creo que es una asignatura pendiente. Creo que es necesario, como se ha hecho en Alemania. Creo que quienes incautaron, pisotearon, se burlaron del dolor o ayudaron a enmascararlo, quienes contaron la historia oficial edulcorando la dura realidad, quienes se aprovecharon de la ruina de otros y disfrutan ahora de las ventajas que la riqueza adquirida les reportó tienen una deuda con aquellas víctimas que está por saldar. La deuda pendiente puede ser , como leí en un estudio que publico no hace mucho a un corresponsal extranjero que visitó Valencia, la explicación de algunos comportamientos electorales que nos parecen incomprensibles y que siguen anclados en el ellos y nosotros. Todavía hay barreras infranqueables que impiden que se castigue como se debe la corrupción o la malísima gestión que por ejemplo el Partido popular ha firmado en muchos de los lugares en los que gobierna.

hace falta pues superar definitivamente esa herida con una mirada más exigente que la apresurada sutura que se aplicó en la década de los setenta a este problema. Puedo admitir que entonces se llegase lo más lejos que se pudo. Pero creo que ha llegado la hora de reconocer que los valores que impulsaron a los navegantes de la marina auxiliar vasca, a los gudaris, a quienes se opusieron al alzamiento franquista y a quienes fueron víctimas de su criminal andadura de cuarenta años. Con un poco más de generosidad y con la misma exigencia de verdad, memoria y reparación que se exige para otros crímenes mucho mas recientes, igual de execrables y cometidos con el mismo espíritu totalitario que los de Franco. por mucho que en sus orígenes la organizacion que los firmó comenzase combatiendo la dictadura franquista. Se que mirarse en un espejo que no te dice precisamente que eres el más guapo del mundo es muy desagradable. Pero esa visión de tu propia realidad se ha demostrado en Alemania, por ejemplo, como el paso fundamental para arreglar de verdad las cuentas con un pasado que tenemos que superar juntos, algo completamente diferente a olvidar cuarenta años de ignominia. La misma que esta en los sellos de la Gestapo que avalan el dudoso título de propiedad que siguen exhibiendo las autoridades españolas para no devolver a sus legítimos dueños, por ejemplo, la sede del gobierno vasco en el exilio en la avenida de Marceau en París.

Tags: , , , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (3)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Io dice:

    El combate de Machichaco fue un combate naval desigual.
    Perdieron el enfrentamiento los “tundeados” bacaladeros artillados de aquel gobierno autonómico de Aguirre, “tuneado” de cuasi Estado independiente que luego intentaría pactar la rendición en Santoña ante los soldados italianos de Musolini puestos al servicio de los sublevados contra la II República.
    El comandante del “Nabarra”, un murciano de La Unión, murió con muchos de sus hombres en el hundimiento de su “bou'” tras combatir con arrojo y enarbolando en la popa la tricolor republicana ( lucía la ikurriñas en la proa).
    Y si hay algo más, meritorio y destacable de ese hecho de guerra, es el comportamiento de los vencedores con los vencidos. Y, en especial, el del oficial del Canarias, capitán de corbeta Calderón.

  2. Txol dice:

    Buona giornata Izaskun, tienes razon …no se pueden olvidar acontecientos historicos de esa envergadura. Por parte de mi madre mis tios fueron voluntarios a la guerra y por parte de mi padre una bomba franquista les dejo sin pan (nunca mejor dicho ) tenian un obrador panaderia. A mi no me vale un monumento en acero al carbono de oxido controlado para el recuerdo… necesitamos un MEMORIAL mas grande que el que esta en Caen, como es Euskadi “ GRANDE ´´. No se si exite alguna ruta de los grande batallas y en cada lugar de los hechos unas buenas explicaciones con museos al aire libre y material de entonces, nada de monolitos. A las afueras de Gernika una replica de como quedo despues del bombardeo para no olvidar NUNCA lo que hicieron los fascistas con la ayuda de los nazis (ORADOUR SUR GLANE) Y todavia no lo reconocen semejante crimen contra la poblacion civil. La replica de Gernika pueblo, de noche con focos y haz de luces e imagines tienen que reflejar el Gernica de Picasso.( A Picasso le preguntaron unos gerifaltes nazis observando el cuadro : Esto lo has hecho tu ?? no,esto lo habeis hecho vosotros !!!!!!!!!! ). Resaltar el Cinturon de Hierro de Bilbao, nuestra linea Maginot.Recordar como Franco (bando ganador) ayudo a huir a nazis, muchos muchos nazis a llegar a Venezuela etc,etc . Se presentaban en Madrid con sus trajes de rallas diplomatica y su maleta de cuero, protegidos en casas de familias españolas. Tambien gran mencion a los vascos que estuvieron en Mathausen (Lo explicaba el señor Marcelino Bilbao Bilbao ,lo que fue Mathausen y como sobrevivio ).

    Musus

  3. Julio Pardo dice:

    Eskerrik asko, Izaskun, han egoteagatik eta itsas gudarien aldeko omenaldi hauetan parte hartzeagatik.

Deja un comentario