TREVIÑO UNA MUESTRA MAS DEL “NO” A TODO

Diálogo frente a persecución, razón frente a fuerza. Participación frente a un ejercicio mal entendido del poder. Estas son las soluciones para enderezar el mal camino que el gobierno de Rajoy y los dos grandes partidos españoles han emprendido para resolver los problemas territoriales que tienen en España. Los socialistas ya con las naves ardiendo parecen ahora dispuestos al menos a reconocer que en España hay otras naciones a parte de la una, grande y libre de Franco. Los populares, no. Les va en ello recuperar parte del espacio electoral perdido envolviéndose en la bandera. Pero vista la revuelta sociometría electoral que se nos sirve cada mañana, me temo que ya es tarde.

Esa fue la idea que quise transmitir ayer en el pleno del Parlamento Europeo cuando denuncié a última hora de la noche de ayer en Estrasburgo que los grandes partidos españoles están primando en Treviño el acuerdo entre dos reyes belicosos alcanzado en 1200 frente a la voluntad, el hoy, el aquí y el ahora de la ciudadanía del condado. Si un problema tan simple se atasca así, es fácil entender por qué en España problemas políticos más complejos, como las cuestiones nacionales vasca o catalana, se quieren zanjar utilizando el derecho penal y originando crisis de alcance europeo.

El otro día Iñaki Anasagasti recordaba que en una reunión mantenida con Rajoy cuando era vicepresidente para todo, éste le indicó que si Treviño estuviese en Soria el problema del condado ya estaría resuelto. Y es normal, porque después de tantas horas invertidas en tratar de explicar que en la comunidad autónoma con mejores indicadores en casi todos los parámetros que miden la calidad de vida se pasa tan mal es muy duro asimilar que hay gente que quiere integrarse en Euskadi. Una muestra de cómo y porqué quienes se han presentado como demócratas en  cuanto aparece esa palabra olvidan su presunta preferencia por los derechos de las personas y los subordinan a los dominios sobre los territorios. No he oído a los habituales y pesadísimos predicadores de las bondades del constitucionalismo español y lo sanos que son sus valores hablar de esto nunca. Será un problema, uno más que tienen con la memoria. Aunque en este caso quepa disculpa porque los hechos se remontan al siglo XIII.

Por eso ayer llevé el no resuelto asunto del contencioso del Condado de Treviño a la lista de asuntos de importancia política que el pleno del Parlamento Europeo tramita el primer día de las sesiones plenarias que celebra cada mes la euro-cámara en Estrasburgo. Por eso denuncié la situación que padecen los1.500 habitantes de este enclave. Viven en un territorio de 260 kilómetros cuadrados situado en el País Vasco pero son parte de Castilla León. Estas personas quieren integrarse en el País Vasco, lo han expresado reiteradamente y lo ha intentado por todas las vías institucionales posibles. Pero la semana pasada los grandes partidos españoles optaron una vez más en el Congreso de los Diputados por el “no.

Expliqué a los presentes que esta es una decisión irracional porque perjudica el nivel de los servicios púbicos que reciben estas personas y complica su vida cotidiana. Pensemos, por ejemplo en cómo crecen sus gastos burocráticos, en lo absurdo que supone tener que resolver muchos trámites a 120 kilómetros de casa cuando podrían hacerlo recorriendo quince. Y eso lo entiende todo el mundo. Pero además  lo ocurrido la pasada semana en el Congreso de los Diputados es profundamente antidemocrático, porque socialistas y populares en España priman en este asunto el resultado de un arreglo entre reyes belicosos, caballeros y otros “demócratas” que en  1200 decidieron entregar el condado a castilla. Frente a esta decisión basada en la violencia y la guerra poco han importado  el hoy, el aquí el ahora y la voluntad de las y los treviñeses”. Esta negativa siquiera a entablar un diálogo sobre lo que piensan las y los ciudadanos de un enclave como Treviño ilustra bien a las claras el origen de otros contenciosos.

Tags: , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (3)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Io dice:

    Señora Bilbao, si lo que verdaderamente la mueve es que los habitantes de Treviño se vean perjudicados por la calidad de los servicios que reciben en su comunidad respecto de los que pueden ofrecerles desde Vitiria, ¿no sería prefiero le que las dos administraciones autonómicas implicadas pactaron los convenios necesarios para que los habitantes de Treviño obtuvieran servicios de la CAPV por razones de cercanía geográfica mientras se consigue que todos los ciudadanos de España tengan el mismo trato en cuanto a servicios básicos?

    Su énfasis ante el Parlamento Europeo en relación con los habitantes de Treviño lo encontraría más justificado si hubiera usted ampliado su interés a todos los enclaves que se dan, geográficamente, en nuestra España y que son 22 según mis informaciones.

    Desde mi óptica es más bien reducido el “interés político” de esa cuestión del viejo condado de Treviño. Otra cosa es la “sobreactuación” que el PNV gusta de exhibir en ese asunto.

    Afortunadamente el gobierno y las autoridades de la vecina Francia no desarrollan respecto del enclave de Lluvia la misma política que la CAPV y el PNV respecto del Condado de Treviño.

  2. Satanasico dice:

    Qué estupenda oportunidad para callarse ha perdido el ciudadano Mr Lo.

    A la administración española, en sus distintas vertientes, se le dan una higa los enclaves, exclaves, intraclaves, autoclaves e incluso cónclaves que puedan darse en el territorio nacional, y mucho menos aún allende el Ebro, apud barbaribus vasconibus.

    Y ya, si nos ceñimos a lo que le importan los ciudadanos que los habitan, aún menos se preocupan. Excepto si son vascos y quieren, incluso administrativamente, ser reconocidos como tal. Entonces, que quede bien claro que no, no y no.

    La administración y la política española están carcomidas de caspa, corrupción y botijos.

Deja un comentario