LAS MUJERES DEL SALITRE SE HACEN VISIBLES EN BRUSELAS

Isaura, Ainhoa,Maite y Leandro en el Parlamento Europeo antes de su comparecencia.

Isaura, Ainhoa,Maite y Leandro en el Parlamento Europeo antes de su comparecencia.

Otro día intenso, útil y emotivo. Muy emotivo diría yo para mí, porque parte de mi mundo más propio ha dejado aquí en Bruselas, frente a los parlamentarios europeos que se ocupan de pesca pero también quienes trabajan en temas de igualdad de género unos cuantos mensajes. Y es que hoy han estado aquí representantes de las rederas, neskatillas y empacadoras que trabajan en los puertos vascos. Y además de escuchar un montón de propuestas razonables, he sentido como esa trastienda, esa retaguardia que hace posible la actividad pesquera empieza a ser visible.

En las películas, el director, los regidores, el productor, los maquilladores, el autor de la música, el que elige a los actores, etc. aparecen siempre en los créditos. Quizás alguno piense que son letras pequeñas que hay que quedarse a ver hasta el final. Pero transmiten un mensaje muy valioso. Para el público en general son un testimonio de que la película necesita de su aportación. Los profesionales encuentran en esos créditos, en la firma de los autores, de todos los autores de la película referencias básicas para identificar a los mejores. En definitiva se pone en valor la profesión, sus conocimientos específicos y se les coloca en un mercado profesional complejo, voluble y hoy también sumido en la crisis..

Esa es la primera gran historia del viaje que Ainhoa, Isaura y Maite han hecho a Bruselas acompañadas por Koldo Goitia de HAZI y el director de pesca del Gobierno vasco Leandro Azkue. Nos costó lo suyo conseguir en primera instancia que la problemática de estas profesionales se incluyese en los informes que han dado lugar a la reforma de la política pesquera común. Conseguimos al menos que se les incluya en los fondos europeos para la pesca cuando la reestructuración acabe con sus empleos, como acaba con el de los tripulantes de los barcos. Y estamos trabajando para que de sus asociaciones, y gracias a la experiencia y conocimientos que acumulan puedan lanzarse actividades alternativas que generen nuevas actividades en torno al sector, actividades de todo orden que van a tener apoyo desde varios programas europeos. Por eso mismo en cuanto tuve la oportunidad de colocar a rederas, neskatillas y empacadoras en los créditos de esa película que se rueda para que podamos comer buen pescado, no lo dudé ni un instante.

Aquí las mujeres de nuestro mar han hablado de reconocimiento profesional, de seguridad social,  de enfermedades profesionales, de intrusismo. Y lo han hecho poniendo en valor unas profesiones cuyo significado concreto algunos desconocían. Para que eso sea posible la visibilidad es básica. Por eso Isaura Piñeiro que ha hablado en nombre de estos colectivos ha reclamado con toda claridad que, a partir de ahora quieren que las autoridades europeas cuenten con las mujeres del sector a la hora de diseñar y ejecutar las políticas para el sector pesquero. “Es conveniente necesario y justo que estemos presentes, decía Rosaura, sencillamente porque somos parte del sector”.

Por eso la comparecencia de hoy tiene carácter de “paso de gigante”. Ahora ya no cabe pretextar ignorancia, desconocimiento o sencillamente minusvalorar la aportación de estos colectivos a la actividad pesquera. Isaura ha explicado el papel de las neskatillas, verdaderas jefas de logística de los barcos pesqueros, sin reconocimiento alguno. Ha saludado los avances en el estatuto profesional de las rederas, quizá porque su trabajo es el más visible en los puertos y ha destacado también la oscura tarea de las empacadoras cuyo silencioso y casi furtivo y siempre nocturno paso por el puerto permite luego la subasta, venta y transporte del pescado hasta su destino final en condiciones óptimas de presentación y conservación. Estos trabajos no se hacen solos. En los anuncios de los productos pesqueros que vemos en la televisión se ven épicas escenas de barcos en alta mar, esforzados marinos que se la juegan entre olas. Y es justo. pero rara vez alguien se acuerda de en os créditos deberían estar con toda justicia mujeres como Isaura, Maite o Ainhoa. Mujeres que además cuidan a los hijos en puerto, viven la angustia de unas esperas a veces dramáticas y quedan cuando las cosas vienen realmente mal dadas, con la durísima misión de salir adelante tras una de las peores tragedias que se pueden enfrentar en la vida.

Yo estoy hecha de estas cosas. Soy otra mujer del salitre que ha saltado de la cinta transportadora de una conservera en que gane mi primer sueldo, al Parlamento Europeo. Semejante navegación me ha hecho querer y valorar más el puerto en el que sigo teniendo la llegada.  Su totalidad, sus gentes, sus olores, sus sonidos, la paleta de colores que solo con mirarla nos cuenta el humor con que se ha levantado la mar esa mañana forman parte de mis paisajes exteriores pero también amueblan mis entrañas. Veo cada semana las manos de mi madre que saben mucho de estas historias, la mirada entre nostálgica e irónica con que saluda mi padre a la mar cada mañana, lo primero que hace cualquiera que se ha jugado más que los cuartos sobre la esperanza fértil y a la vez amenazadora que los de la costa percibimos el océano. Y me alegro de que la historia de tantas abuelas y madres, como la mía,  tantos años invisible salga a la luz. Porque en la fuerza con que Isaura explicaba hoy esa cara oculta de la pesca estaba la vida de todas ellas. Anónima salvo para quien de verdad supo y sabe que merecen estar en los créditos de la película.  Respeto, es la palabra. El eco de todo eso ha sonado hoy con fuerza en Bruselas. Unas cuantas mujeres de la costa nos hemos conjurado para que se quede por aquí para siempre.

Tags: , , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (4)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Txols dice:

    Helloooooooooooooooooooo neskaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!!!!!!!!!!!
    Pues si, este es el homenaje que puedes hacer a todas las mujeres que eran y son madres,esposas,hijas de arrantzales…el saber tirar hacia adelante cuando el temporal te lanza atras ellas siempre hacia delante… grandes borrascas en la vida y seguir tirando hacia adelante, saber hacer de un centimo un euro cuando la mar no es generosa… llevar la casa, hijos,trabajar de neskatilla,fabrica de conservas, rederas y sigo pensando lo poco reconocido de todas estas señoras(espera asi mejor SEÑORAS). Lo bueno que estas ahi, quien mejor de entender todo esto alguien con salitre por todos los poros ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ PULGARES HACIA ARRIBA IZASKUN !!!!!!!!!!!!!!
    Musus neska

Deja un comentario