MAS PROTECCION EUROPEA CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO EN UN DIA DE LUTO

STOPVIOLECIASEXISTAEstaba preparando la crónica sobre el reglamento que aprobamos ayer para completar  la protección que se prestará en todos los países de Europa a las víctimas de la violencia de género cuando la realidad me aterriza de nuevo a lo mucho que nos falta por hacer. Esta mañana en Laudio han vuelto a asesinar a una mujer. Amagoia Elezkano, 26 años, recién estrenada maternidad no podrá volver a acunar a su hijo. Su marido la ha acuchillado hasta matarla. Mi condolencia hacia sus familiares y mi solidaridad con ellos y sus allegados.

 El problema de fondo, lo que da pie a que sigamos asistiendo a esta cadena de crímenes está en valores profundamente arraigados en la sociedad que son la causa de la aún escasa respuesta social y concienciación que generan. La violencia terrorista es brutal, mata en todo el mundo a miles de personas. La violencia machista a millones. Pero basta ver la repercusión que ha tenido el asesinato en Londres de un soldado y la muerte en Llodio de Amagoia para entenderlo. La primera moviliza el gabinete cobra, abre telediarios en todo el mundo, moviliza ejércitos, policías…la segunda es “el tercer caso en las últimas 24 horas.

Me ha sobrecogido además otra cosa que no me resisto a comentar. Una victoria en mi opinión de los terroristas. He sido incapaz de encontrar en ninguna crónica si quiera británica  (asi se despersonaliza a las víctimas) ni en la declaración del primer ministro David Cameron el nombre del soldado. El primer ministro, antes de explicar lo del gabinete Cobra y las investigaciones,  concluye que “hemos perdido un bravo soldado”…llamado… ¿Soldado antes que persona? A lo mejor es ignorancia mía. A lo mejor es un bienintencionado intento de proteger a la familia…pero significa. Y lo que significa no me gusta.

Hay que seguir en consecuencia trabajando en   el ámbito de los valores y hay que devolver a todas las víctimas su condición de personas, de seres con nombre y dos apellidos, historia, lugar en el mundo, relaciones. Seres en definitiva únicos, insustituibles para los suyos. Y hay que insistir en la igualdad de derechos de todas las personas y acabar con esquemas de dominación de un sexo sobre otro, de una posición sobre otra, de una raza o una religión sobre otra que están en el fondo de tantas atrocidades. ese es un trabajo de fondo que comienza por un análisis personal de nuestro yo más íntimo. Una revisión de comportamientos que hacen aflorar prejuicios que conviven con nosotros, subconscientes, pero que modelan nuestro comportamiento. Seguro que todos identificamos alguno. El día que consigamos deshacernos de todos no veremos noticias como la que hoy nos sacude.

Mientras queda seguir trabajando para proteger a las víctimas y ayer tuvimos un día de celebración en el Parlamento europeo, porque cerramos el mecanismo que empezamos a construir en el ámbito penal con la orden europea de protección para que las órdenes que se emiten en un estado miembro de la Unión para prevenir agresiones machistas o amenazas de organizaciones criminales sean automáticamente válidas en todos los estados de la unión.

Ese fue el sentido de mi intervención ayer en el pleno cuando entablamos el debate y las votaciones sobre este asunto. La agenda europea está llena últimamente de fechas históricas. Las últimas cumbres, y la de esta semana también, llevan ese apellido. Quiero reivindicar también esa calificación para el reglamento que se aprobó esta semana en Estrasburgo para extender al ámbito civil lo que ya era una realidad en el ámbito penal con la orden europea de protección.  La ciudadanía europea vivemás segura y con más derechos porque esta norma completa las garantías que nos ofrece  la orden Europea de protección a la que en su día dedicamos mucho trabajo y en la que modestamente aportamos algunas mejoras.

La combinación de ambas es básica para que todas las víctimas de delitos especialmente graves y frecuentes, amenazadas por fenómenos que van desde la delincuencia organizada y/o terrorista a cuestiones tan cotidianas como la violencia de género se sientan protegidas en todo el territorio de la Unión.

Esto hay que celebrarlo porque predica valores.  El primero la supremacía de la vida y la integridad  de las personas por encima de ninguna otra consideración. El segundo el valor del acuerdo como herramienta al servicio de la ciudadanía y la construcción de una sociedad más justa. El tercero el valor de la marca Europa como referencia en materia de garantías y derechos cívicos.

Por eso en el debate concluí con una reivindicación del papel de la política y los políticos que hacen posible este tipo de acuerdos. Los ponentes de este informe mi compañera de grupo Antonya Parvanova y Parlamentario popular español Antonio López Istúriz han hecho su trabajo en este informe  como dos competentes relojeros. Han enfrentado problemas jurídicos complejos, casuística muy diversa, una enorme diversidad de culturas jurídicas y una tramitación larga, áspera y difícil. Aún así han conseguido encajar todas las piezas. Por eso nosotros, sus compañeros en los escaños les debemos el reconocimiento que merecen por devolvernos la fe en la constancia  el valor de la política y la solidez de los valores que sustentan el proyecto europeo. Y las víctimas el consuelo de sentirse un poco más seguras y la esperanza de que lacras como la que ha costado la vida esta mañana a Amagoia no vuelvan a repetirse.

Tags: , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario