BASURAS Y PRIMAS DE RIESGO

Hoy, en otro de esos días históricos (uno más) para el futuro del Euro, espero con paciencia a que finalmente el Banco Central Europeo se decida a intervenir en los mercados de deuda. Y compruebo, por la marcha de la prima de riesgo 476 en el momento en que escribo esto, que parece que si. Que el BCE intervendrá y los mercados empiezan a descontarlo. Ma ana le dedicaré un espacio más amplio a este asunto, pero lo que está cada vez más claro es que la austeridad, por si sola, no resuelve los problemas. Del mismo modo está claro que los desequilibrios que crean los movimientos especulativos, a medio plazo, van a acabar acogotando también a quienes, por el momento capean el temporal. Uno puede alegrarse porque sus empresas se financien al uno por ciento mientras que las de países que compiten con ellas tengan que hacerlo casi al triple. Pero cuando esta barbaridad devaste la capacidad de consumo de los clientes propios dejará de reírse.

Mientras algunos países ven como su solvencia, la confianza que inspiran a los mercados se expresa con el significativo epíteto de valor “basura” palabra que me lleva casi sin quererlo a un tema de los de futuro. Porque efectivamente el asunto del tratamiento de nuestras basuras y residuos empieza a aparecer como una oportunidad de futuro en el marco de la estrategia europea 2020 diseñada para que aprendamos a crecer de un modo sostenible, inteligente e integrador.

El tema me lo sugiere la palabra pero me lo ha sugerido también la rueda de prensa  del responsable de la diputación de Gipuzkoa en la que se percibe la frustración por no haber obtenido en Europa el aval que pretendían del sistema de recogida y gestión de residuos que tratan de imponer en aquel territorio contra la voluntad de la inmensa mayoría de la ciudadanía.

El lunes los responsables de la diputación de Gipuzkoa se entrevistaron en Bruselas con el comisario de medio ambiente, el esloveno Janez Potocnik, de quién creo esperaban, al parecer algún ruidoso aplauso en torno a su plan de gestión de residuos.

Por lo que se deduce de la rueda de prensa el resultado de la reunión no pudo ser más clarificador. El comisario parece que compartió los objetivos de reciclaje que persigue el plan, como no puede ser de otra manera,  pero corroboró que las cifras que maneja la diputación de Gipuzkoa son  objetivos. La  realidad es que en el territorio está muy lejos de alcanzarlos. No hay ninguna novedad en los sistemas de recogida que no se haya ensayado en otros lugares, con suerte y resultados muy dispares. Así que lo único que parece salió de la reunión es el compromiso de hacer un  seguimiento de esa experiencia, como ocurre con otras muchas.

Lo que parece que en la reunión no abordaron fue  cuestión clave: el asunto de la incineradora de Gipuzkoa para los residuos irreciclables.Fueron hasta Bruselas a donde el comisario europeo y no le hablaron de la incineradora? Los mandatarios de Bildu tampoco han explicado que les dijo el comisario en torno a los vertederos en que piensan almacenar todo lo que no puede reciclarse y no quieren resolver con el plan que estaba previsto.O es que tampoco le hablaron al comisario de los vertederos?Parece un poco raro no? 

Así, que conclusión creo que después de escucharlos parece que volvieron a casa con menos entusiasmo del que fueron, y no pudieron sacar a la visita todo el partido mediático que buscaban porque de lo contrario nos habrían invadido grandes titulares y páginas sobre el sunto. Las ruedas de prensa, cuando hay periodistas informados y se admiten preguntas no son tan fáciles de mantener como actos de simple propaganda.  como puede comprobarse en este link. Después de verlo que opinais? Me equivoco en mis apreciaciones?

El resumen sigue siendo simple: El plan de Bildu tiene varios fallos evidentes que no encajan en el modelo europeo. Aquí podéis leer una explicación más amplia del resumen que coloca debajo.

El primero es que el reciclaje es un proceso que requiere, para empezar, compromiso ciudadano. Cualquier medida que se intente implantar a la fuerza, que dificulte en vez de facilitar la recogida selectiva y que añada incomodidad a la movilidad o problemas de limpieza al urbanismo, no funciona. Eso lo están comprobando los rectores de la diputación de Gipuzkoa cada día.

El segundo es que la recogida es una cosa y el tratamiento es otra. Recogida selectiva implica tratamiento selectivo y organizado. En ese terreno el modelo Bildu tiene que recorrer un camino que lleva tiempo recorriéndose en otros territorios. 

El tercero es que todas las recomendaciones europeas están realizadas pensando en la realidad. hay una parte de la basura que no se podrá nunca reciclar y hay que resolver qué hacer con ella. En Europa se apuesta por la incineración para ese resto y no por los vertederos como hace Bildu.

El cuaro es que veo muy pocos planteamientos en el plan de Bildu para un asunto que es futuro y que también se comienza a abordar en otros territorios: la no construcción de nuevos vertederos y la explotación de los ya existentes y cerrados o en vías de cierre. Digo explotación porque acumulan muchos materiales reciclables y por tanto aprovechables y por ahí viene una oportunidad para el futuro que en Europa comienzan a llamar “minas urbanas”. 

En definitiva tratamiento integral de este tema es mucho más que “rcoger las basuras puerta a puerta como digo yo”. Esdtamos hablando de materias permanentes frente al concepto de materias primas y esa es una idea que comienza en los procesos de fabricación y se completa con el trataiento de los residuos. Si somos capaces de crecer sobre esa base, si nuestra fiscalidad comienza a primar ese tipo de crecimiento tenemos futuro. De lo contrario puede que nos ahogue nuestra propia basura.

Category: Blog

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

Sitios que enlazan a este Post

  1. Basuras y Prima de Riesgo « Arabatik | 6 septiembre 2012
  1. Txollll dice:

    Gabon neska, hoy pasando de basuras y primas que se vayan a tomar “ Fanta ´´
    ¡¡¡¡¡¡¡¡ GORA BERMIOKO JAIDXEK , AUPA URDAIBAI !!!!!!!!
    Musus Izaskun

Deja un comentario