CUATRO SENSACIONES

El domingo pasado, tras el rescate escribí una crónica de urgencia con un pie casi en el estribo del avión que me traía a estrasburgo, porque esta semana hay pleno. Y tengo cuatro sensaciones que quiero compartir con vosotros.

 

La primera es que por aquí hay cierta inquietud y vértigo ante los escasísimos efectos que el rescate ha tenido en los parámetros que nos trasladan cada día el estado de la cuestión. Yo miro mañana y tarde la evolución de la prima de riesgo y no acabo de quitarme el disgusto, porque sigue trabada en cifras imposibles. Y creo que va a seguir ahí hasta que se despeje la duda griega tras las elecciones del domingo. No se puede ocultar pues que el momento es crítico. Lo mismo ocurre con la bolsa en donde las cosas no acaban de reconducirse. llegan igualmente preocupantes noticias sobre el movimiento de capitales. El rescate por el momento tampoco parece haber desatascado el crédito. En consecuencia mal momento para la lírica pero también para la épica.

 

La segunda es que, nos guste o no, Euskadi también está bajo el mismo volcán, aunque hayamos hecho las cosas bien y tengamos algunas ventajas competitivas para salir adelante con más facilidad en la post crisis. Mi esperanza es que sé que ese momento llegará. Mi temor, todo lo que va a quedar en el camino. Esta crisis nunca fue abstracta. Puede llevarse por delante el modus vivendi de mucha gente. La primera prioridad son las personas. Y cada vez tengo más claro que o se pone freno a la degradación de valores que nos ha traido hasta aquí o el mundo cambiará irremisiblemente a peor.

 

La tercera es  que pese a todo aquí tengo la sensación de que avanzamos, porque en este mismo pleno hemos tomado unas cuantas decisiones que creo que tienen valor por si mismas. Para no repetir lo que ya está escrito y documentado os coloco aquí los enlaces con las notas de prensa del servicio oficial del parlamento europeo. La primera se refiere a lo que llamamos por aquí “two pack” dos iniciativas que completan todas las medidas de gobernanza económica y supervisión financiera que se han tomado para homogeneizar la política económica y fiscal de la zona euro y prevenir los déficits públicos y privados que presionan sobre la deuda. Además hemos dejado claro, desde el parlamento, que queremos que estas nuevas capacidades deben centrarse y orientarse hacia el estímulo del crecimiento económico.  Igualmente hemos aprobado otra iniciativa para dotar a las instituciones europeas de un presupuesto propio, autónomo, menos dependiente de las aportaciones de los estados miembros y basado en ingresos procedentes de medidas como la tasa sobre transacciones financieras. El objetivo es reducir en un 40% en 2020 las aportaciones de los estados.

 

Lamentablemente esta apuesta intensiva por más Europa ha coincidido en el pleno con una increíble cacicada del Consejo Europeo, la institución que agrupa los gobiernos e los estados.  El consejo ha excluido al parlamento, que según los tratados tiene codecisión en este tema, del proceso de reforma de este espacio único que ha sido una de las señas de identidad de la Unión. El debate ha sido instructivo y muy ilustrativo para quienes nos acusan a nosotros de ser “nacionalistas de campanario”. Como no tiene  desperdicio os pego aquí el link con el debate completo. Es posible que si las cosas siguen así denunciemos al Consejo para que rectifique su decisión.

 

La lista de grandes temas no acaba aquí, porque también hemos recibido esta mañana la visita del presidente peruano Ollanta Humala. Ya os conté que me tocó participar en la misión de observación electoral que supervisó los comicios en que salió elegido presidente. Hoy he tenido la oportunidad de volver a saludarle y animarle a superar el miedo escénico que le ha asaltado al asomarse al hemiciclo en el que ha tenido una intervención bastante expresiva.  También hemos estado con él los miembros de las delegaciones de eurolat y comunidad andina.

 

 

La cuarta sensación es que entre tantos grandes temas parece que el resto de la actividad no exista. Pero hay que seguir trabajando, porque corren los plazos para enmendar la propuesta de reforma de la Política Pesquera Común (dedicaré un post a esto), y aparecen oportunidades que no podemos perder. Hoy me ha tocado intervenir en dos temas relacionados con la igualdad de género. Mañana votaremos otra resolución sobre participación ciudadana en la que también he intervenido. Ya os contaré lo que salga porque tengo esperanzas en haber podido aportar algo de interés para acercar más la ciudadanía a las instituciones europeas. Lo terrible es que a algún iluminado seguro que le parece una frivolidad que nos dediquemos a hablar de estas cosas.

 

Habrá también quien considere extemporaneos los dos debates con que hemos cerrado esta tarde el pleno.  Me ha tocado participar en el debate sobre mutilación genital femenina en el que hemos propuesto una resolución para propiciar que se castiguen penalmente estas prácticas.  Aquí os dejo tanto el texto de la resolución como lo que he aportado al debate. Votaremos mañana y creo que habrá práctica unanimidad.

 

 

Y fijaros como se cierra el círculo. Hemos comenzado hablando de valores, de la codicia. Y el último debate me ha dado la oportunidad de conectar la codicia con el problema de los implantes mamarios fraudulentos fabricados por PIP.

 

Espero que la reforma de la legislación europea sobre control de dispositivos médicos e implantes sea tan completa como las propuestas que se plantean en esta resolución que votaremos mañana. Hemos aprendido muchas lecciones con la crisis de los implantes PIP. Y buena parte de las soluciones están sobre la mesa. Es obligatorio el intercambio de datos, el establecimiento de sistemas de alerta para notificar en toda Europa cualquier incidencia, la mejora de los test mecánicos y clínicos sobre las prótesis y la transparencia y mejora de la información que reciben los pacientes. También necesitamos un sistema de sanciones que afecte a los proveedores que venden mercancía peligrosa y a los profesionales de toda la cadena comercial y sanitaria que no colaboren con este esfuerzo de transparencia, seguimiento y control. Son exigencias éticas y científicas. Como es de justicia arbitrar compensaciones para las víctimas de este episodio.

 

Hay también cosas menos cómodas para decir en voz alta y que quiero añadir aquí en una semana en la que la voracidad financiera sigue devorando nuestro empeño por salvar el proyecto europeo que tanto aporta al bienestar de la ciudadanía con asuntos como este de la normalización de la calidad de las prótesis médicas y tantos otros que aprobamos aquí cada mes.

 

 Recordemos que la llamativa diferencia de precio entre los productos fabricados por PIP y los que ofertaba la competencia no animó a extremar el control. Sin embargo el precio fue la base del éxito de PIP en el mercado de las prótesis. No siempre la diferencia repercutió en los pacientes. Estoy segura que las organizaciones médicas europeas pondrán todos los medios para que esto no vuelva a ocurrir jamás. Esto es lo que he contado esta tarde en el pleno.

Tags: , , , , , ,

Category: Blog

Deja un comentario