PARA SEGUIR PENSANDO

Hoy ha sido aquí en Bruselas el día de los datos sobre la desigualdad. Hemos tenido además una sesión solemne en la que representantes de las comisiones parlamentarias de Mujer de casi todos los estados miembros han estado explicando en el hemiciclo de Bruselas. El Presidente Schulz ha inaugurado la jornada pero he echado de menos un poco más de presencia masculina y un poco más de liderazgo y compromiso entre los hombres. Quizá sea porque en Euskadi tuvimos el ejemplo del lehendakari Ibarretxe. El otro día recordaba en un artículo que escribí para la revista Dossier Europa que el político alavés presentó personalmente ante el Parlamento Vasco la Ley Vasca de Igualdad el 18 de febrero de 2005. Hizo un discurso memorable y destacó que aquel era el acto político más importante de aquella legislatura. Os animo a que leáis el contenido de este texto. Incluye la regulación más aguerrida que conozco sobre la paridad en los puestos de responsabilidad pública. Incorpora figuras novedosas como la defensoría de la igualdad, un organismo pensado para detectar y corregir los abusos y discriminación por razón de género en el ámbito de la actividad privada. Puso en marcha la regulación más completa para prevenir y organizar una actuación multidisciplinar contra la violencia de género y aportó un importante catálogo de novedades. Coincidió con la creación de Gizonduz, una iniciativa dedicado a implicar a los hombres en la reivindicación de la igualdad.

Pero…durante aquellos años también se presentó el proyecto de Nuevo Estatuto para Euskadi, el famoso “Plan Ibarretxe”. La ley vasca de igualdad nos afecta al menos tan horizontalmente con el nuevo estatuto, pero a diferencia de aquel, se aprobó y está en vigor. Hoy, muchas de las enmiendas que presento en los informes que tramita la comisión de mujer (FEM) en el Parlamento Europeo tratan de incorporar a la legislación de la Unión avances ya recogidos en ese texto. Las cosas habrán comenzado a cambiar cuando a un asunto como la Ley Vasca de Igualdad se le de al menos el mismo tratamiento, que a lo que se llamó “Plan Ibarretxe”. En aquel caso “el que llevaba los pantalones” se puso a la cabeza de la manifestación a favor de la igualdad. Fue el primero que se atrevió a decir siempre “vascas y vascos” y el que consiguió que al menos esa didáctica manera de indicar que persona es neutro, hombre masculino y mujer femenino, sea obligatoria en el discurso político de hoy. 

Pero como os decía parece el día de los datos y de entre los muchos que he recibido y analizado me llaman mucho la atención los resultados de un “eurobarómetro” sobre igualdad de género que nos han remitido hoy a todos los parlamentarios. Ma llama la atención la división de opiniones tan radical que separa al 52% de los europeos que creen que la desigualdad es un grave problema del 45% que piensa lo contrario. Lógicamente hay casi un 12% más de mujeres que de hombres que perciben claramente la desigualdad. Afortunadamente un 60% cree que en los últimos a os ha mejorado la situación, aunque la violencia contra las mujeres (48%) seguido por la diferencia de retribuciones entre hombres y mujeres (43%) y el tráfico de personas y la prostitución (36%) se consideran las expresiones más usuales y graves de la desigualdad entre hombres y mujeres.

Cuando se pregunta a los europeos específicamente por las diferencias salariales el 68% de los encuestados creen que es un problema grave, una opinión mayoritaria en 25 de los 27 estados de la Unión. Solo el 28% de los que contestan creen que no es un problema importante.

Preguntados sobre la manera más apropiada para combatir la desigualdad retributiva el 47% cree que la solución debe llegar desde las instituciones europeas el 38% considera que puede conseguirse a nivel estatal y un 11% a nivel regional o local.  Las soluciones que sugieren los encuestados incluyen casi a partes iguales propuestas para estimular las buenas prácticas y medidas sancionadoras. Entre las más mencionadas multas a las compañías que no respetan la igualdad o que publiquen las escalas salariales.

Aquí podéis ver el estudio completo 

Tags: , , ,

Category: Blog

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Txol dice:

    Hola Izaskun pues nada a seguir batalleando no queda mas, esta claro que algo ha cambiado si lo comparas con aquellos tiempos, pero para la vida que llevamos actualmente no me parece tanto los cambios actuales, a nivel de muertes mas barato es imposibles( y sigo pensando que hay muertes de primera y segunda, mueren mas mujeres al año que con la lacra del terrorismo ) tambien hay que comentar que son muchas mas las mujeres que se atreven a denunciar a sus maltratadores, que es un gran paso y de mucho valor justo en ese punto se agrava el problema y pasa lo que pasa.
    A nivel laboral, el empresario sea de aqui o de alla el siempre siempre mirara por lo suyo y eso significa que si puede pagar menos por ciertos puestos de trabajo lo hara sin ningun reparo. Castigar con multas ??? lo veo algo dificil, escalas salariales ?? en algunos sectores tienen pero claro puedes pasar muchos años en el mismo nivel de oficialidad(pueden alegar de todo para no subirte de categoria). Ahora, incentivando bien con ayudas economicas puede que de una vuelta de rosca el tema y aun asi…..siempre se estaria un paso atras. Dificil el asunto !!!!
    Musus

Deja un comentario