UNA DEUDA PENDIENTE

Inauguración de la exposición de Víctimas del terrorismo en abril de 2008. Paco Zaragoza es el segundo por la izquierda

Inauguración de la exposición de Víctimas del terrorismo en abril de 2008. Paco Zaragoza es el segundo por la izquierda

Antes de comenzar esta crónica es obligatorio manifestar aquí mi solidaridad con el lehendakari ante el contenido de las noticias que acabo de leer en la prensa. Me repugna que siga habiendo gente que hace tan poco tiempo pensaba que asesinar a una poersona, en este caso Patxi López puede servir para algo. Y me repugna doblemente porque, en este caso, Patxi López es el lehendakari  de Euskadi. Reitero en consecuencia mi solidaridad con el lehendakari y le envío un abrazo desde Estrasburgo.

Ayer estuve en Valencia. El presidente de la asociación que agrupa a las víctimas que ha ocasionado ETA entre los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, Paco Zaragoza, me invitó a participar en una jornada sobre el particular sufrimiento que afecta a las mujeres que son víctimas del terrorismo.  A Paco le conozco desde que en 2006 comenzamos a montar, por encargo del pleno del Parlamento Vasco, la exposición para reconocer el dolor y la memoria de las víctimas del terrorismo de ETA que conseguimos llevar, entre otros lugares a Vitoria, Bruselas, Estrasburgo, el Senado, Gernika, Donostia o los parlamentos de Canarias y Cantabria. Lo más novedosos es que propusimos a la gente mirar este problema desde una nueva perspectiva: Qué pensarías sobre la violencia y el terrorismo si la víctima fueses tú? Y…si te toca a ti? Desde aquí podéis ver el discurso completo.

ACFSEVT.07.03.2011 

Así que nos pusimos manos a la obra y junto con Susana Iturrioz, la comisaria que elegimos para dar cuerpo a la muestra, nuestra primera misión fue visitar, una por una todas las asociaciones de víctimas. Así conocí a Paco Zaragoza. Nada mejor para fomentar la sinceridad y un planteamiento constructivo que prescindir de los estereotipos. Eso hicimos ambos. Por eso pronto se despejaron las desconfianzas, trabajamos mucho y bien y hoy puedo decir que además de estar orgullosos de haber construido juntos esa exposición, disfrutamos de una buena amistad. Yo desde luego me empeño siempre que puedo en ayudar a esta asociación a cumplir sus objetivos. El primero, el más importante es conseguir que los más de 600 muertos causados por ETA entre las fuerzas de seguridad y las miles de personas heridas en atentados que han servido también en estos cuerpos, vean definitivamente reconocidos sus derechos.   

Es verdad y hay que reconocerlo, que la sociedad vasca ha dado mucho tiempo la espalda a este tipo de víctimas y esa es una deuda que debemos reparar entre todas y todos. Pero también es verdad que en el resto del estado y especialmente entre los responsables de las fuerzas de seguridad la respuesta no fue muy diferente mientras el siniestro quehacer de ETA estuvo centrado en miembros del ejército y los cuerpos y fuerzas de seguridad. Todo cambió cuando se ampliaron los objetivos y los que íbamos a los funerales empezamos a ser potenciales víctimas del terrorismo etarra.

 Antes la lógica de la guerra se había instalado en los discursos y las actitudes oficiales. Por eso hoy muchas víctimas de estos colectivos tienen graves dificultades para acogerse a los programas de ayudas que ahora si existen. Sencillamente en muchos de sus expedientes no figuran datos sobre las bajas que tuvieron que coger a consecuencia de heridas sufridas en atentados o por los padecimientos psicológicos relacionados con la presión bajo la que vivían. Los mandos y los responsables institucionales españoles consideraron durante muchos años que siendo policía ser víctima de un atentado estaba incluido en el sueldo. Pensaron además que dar cualquier muestra de humanidad equivalía a mostrar debilidad. Por eso los agentes de estos cuerpos vivieron dos verdaderos infiernos. El primero saber que, efectivamente, podían asesinarlos en cualquier momento. El segundo saber que ellos si resultaban heridos, o sus familias si los mataban, no iban a tener ayudas ni consuelo de ningún tipo siquiera desde “casa”, desde sus propias organizaciones.

 Este discurso esta ausente de la sociedad porque sistemáticamente se excluye de los medios de comunicación. No interesa. Es más fácil hablar de lo malos que somos vascas y vascos, de nuestro miedo y nuestra responsabilidad, para evadir la propia. Es duro mirar con un mínimo espíritu crítico otros errores muy graves, que explican en parte lo que ocurrió en Euskadi y que tuvieron sus efectos sobre el discurso político sobre la violencia, sobre la reacción social ante ella y sobre los derechos de sus víctimas. Efectos que aún se mantienen. Este, era el eje central de mi intervención de ayer en Valencia.

 

Así funciona la cosa.

 

Pero, claro, como siempre de eso no se habla. Yo lo tenía tan claro que lo dije en mi discurso:“No por casualidad recuerdo que muchos medios de comunicación pusieron el acento en una parte de las palabras de Paco Zaragoza, las que se refieren a la actitud de vascas y vascos, sus instituciones y sus responsables políticos. Las fáciles, las conocidas. Faltó, como siempre transmitir a la ciudadanía todo lo demás, la parte oscura, el dolor silenciado, la responsabilidad que deben asumir también las instituciones estatales en la negación de tanto dolor y la nula gestión de tanto sentimiento.” Así que ayer comprobamos que las cosas siguen igual. Ayer hicimos un pequeño “experimento” casi una apuesta. Tras la conferencia enviamos a los medios una nota de prensa en la que se resumía un discurso, el que hice allí, que hablaba sobre esto.  Su contenido literal seguro que no gustó a muchos, así que solo una agencia de noticias se hizo eco del contenido. Eso sí, si comparamos la nota que enviamos y el resumen que se ha publicado, es muy llamativa la información que desaparece. Justo la que pensamos que jamás se publicaría. Ahora que está de moda utilizar Internet para detectar plagios igual es también creativo dedicarlo a este tipo de ejercicios.

 Os coloco aquí un enlace con el resumen que hizo la agencia de prensa a la que me refiero que palabra por palabra, es lo que han publicado los medios que han hecho referencia a este tema que, por cierto, no han sido muchos. El dossier lo ha hecho la propia asociación de víctimas. Seguro que a esos medios no les parece interesante ni noticioso que una europarlamentaria del PNV mantenga, desde hace seis años, desde su etapa como presidenta del parlamento vasco, excelentes relaciones con la asociación que preside Paco Zaragoza. Es justo lo contrario de lo que suponen y lo que cuentan. En consecuencia aunque según el más elemental manual de periodismo eso es noticia, aquí no.

 

Ahora juzgar vosotras y vosotros mismos.  Este que tenéis aquí debajo es el texto de la nota de prensa que mandamos en la que se trataba de resumir mi intervención en estas jornadas. Os coloco en Negrita lo que no se ha publicado en ningún sitio:

 

IZASKUN BILBAO CREE QUE LA PAZ SE CONSOLIDARA MEJOR SI SE RECONOCE EL SUFRIMIENTO DE LAS VICTIMAS

 

Izaskun Bilbao Barandica ha denunciado hoy en Valencia que las víctimas que ha originado el terrorismo entre los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado sufren una triple victimización. “La primera el asesinato inexplicable, la segunda el silencio de la sociedad y la indiferencia de los más cercano, y la tercera el duro camino de las mujeres que en esas circunstancias han sacado adelante a sus familias en soledad”.  La expresidenta del Parlamento Vasco cree que reconocer esta realidad es una condición necesaria para que las expectativas de paz, que parecen más firmes cada día, se consoliden y avancen al abrigo de la justicia y la dignidad que merecen todas las víctimas y especialmente las de este colectivo.

 

 La europarlamentaria del PNV ha sido invitada hoy a abrir las jornadas sobre mujeres víctimas del terrorismo organizada en valencia por la Asociación  de Víctimas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Durante su intervención ha recordado como la participación de esta y otras organizaciones de víctimas en la organización de la exposición que patrocino la cámara vasca la pasada legislatura “ayudaron a que en aquellos paneles se reflejase con claridad la historia de un sufrimiento silencioso, desasistido y solitario. Desolado.  Un dolor que tiene su origen en la inhumanidad de los asesinos, de los violentos. Y su prolongación en la actitud de los que,  desde bien cerca, entraron en la lógica de E.T.A y prefirieron veros más como números, efectivos, o agentes que como personas con nombre y dos apellidos”.

 

 

La política bermeana ha explicado entonces que especialmente las mujeres vinculadas a miembros de los cuerpos se seguridad sufrieron durante muchos años una triple victimización y ha lamentado ” que la sociedad vasca no fuese capaz, de arroparos o transmitiros calor y apoyo y de que sintiéseis tan lejos nuestras instituciones. No caben excusas, pero creo que en ello influyó mucho la historia y la memoria que heredamos de la dictadura y también el lenguaje y las actitudes que rodearon los muchos atentados que vivimos en años negros, los años de plomo en los que asesinaban a más de cien personas”.

 

En ese sentido ha relatado una anécdota referida al enfrentamiento de un comando etarra con una patrulla de miembros de las FSE en la que fallecieron dos terroristas y un agente, que fue resumida por el ministro de turno con un lacónico: “hemos ganado dos a uno”.

 

Para la europarlamentaria jeltzale este tipo de discursos y las actitudes consecuentes, repetidos por las autoridades estatales durante muchos años, contribuyeron a deshumanizar a las víctimas. “Hablar y hacer así, ha dicho Bilbao Barandica, equipara a quienes están velando por la seguridad de todos con quienes vienen a acabar con ella, como si fuese lo mismo agredir que defenderse. Pero además deshumaniza, convierte a las personas, nunca mejor dicho, en simples números de un siniestro teatro, el de la guerra, que los generales observan con lejanía y frialdad. Porque los soldados están para eso. Puede que acaben perdiéndose en el combate”. Por ello ha abogado que los autores de estos errores rectifiquen  porque esta actitud llegó en muchas ocasiones a impulsar a no reconocer las bajas médicas ocasionadas por los atentados. Ello ha generado carencias en muchos expedientes personales que dificultan mucho la tramitación de las ayudas que reciben las víctimas de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

 

 Por todo ello Izaskun Bilbao Barandica ha explicado que decidió que fuese el presidente de esta asociación,  la que agrupa a las familias de más de 600 víctimas mortales y el 70% de los heridos en atentados de ETA, quien  tomase la palabra en la inauguración de aquella exposición y destacó que “escuchándote comprendí que necesitabais mucho más que palabras y condenas”. Por ello explicó que tras aquel acto y cuando se cometió un nuevo atentado contra la Guardia Civil en Legutiano, en el que fue asesinado Juan Manuel Piñuel Villalón, decidió iniciar los homenajes a las víctimas junto a la escultura colocada en la entrada del Parlamento Vasco que se han convertido ya en una norma de conducta institucional.

 

Finalmente la europarlamentaria del PNV ha agradecido a las mujeres víctimas su capacidad para sacar adelante a las familias, hacer de enfermera de los heridos, de padre y madre de los huérfanos, con pensiones ridículas y hacer todo esto “si transmitir odio, lo que nos ha ahorrado un auténtico baño de sangre”. Igualmente ha destacado que en estos meses las instituciones europeas están elaborando ahora la Carta Europea de las Víctimas. “Mi primer compromiso hoy es garantizar que jamás vuelva a pasar lo que estamos recordando aquí. Trataré de representar estas posiciones lo más digna y acertadamente que pueda”.

 

Ganamos la apuesta, porque efectivamente todo esto se sacó del resumen. Concluyente, verdad? Pero no sorprendente porque es lo mismo que le hicieron al propio Paco Zaragoza cuando le dimos la palabra en el Parlamento Vasco para que inaugurase la exposición Biktimak-Víctimas, que inició bajo mi mandato como presidenta su andadura por las principales instituciones europeas, las cortes generales y los parlamentos autonómicos. Es lo mismo que le hacen siempre.

 

De estas cosas hablan estas víctimas en sus reuniones. Están cansadas de discursos de cartón piedra. Y es lógico, porque del reconocimiento concreto de sus sufrimientos y atentados depende el cobro de las ayudas que les corresponden. Muchos expedientes están paralizados porque esa actitud eliminó datos imprescindibles para que hoy, muchos años después puedan acogerse a los programas de ayudas. Mientras sigue siendo mucho más cómodo y más barato hablar de lo mala que es la sociedad vasca y lo cruel y fría que ha sido con las víctimas.  Aunque ayer mismo dos de las asistentes a las jornadas, viudas, amigas desde que se conocieron en la desgracia, me contaban que en 1983, cuando ocurrió lo suyo no solo les dieron la espalda en la Casa Cuartel, sino también en el pueblo y hasta en la familia. 

Pero, ya veis, de esto no se habla. Así es más fácil ocultar que la sociedad vasca, a través de sus instituciones, fue la primera en poner en marcha un programa concreto de que, en muchas ocasiones, extendió sus efectos a personas que vivían fuera del País Vasco ante la total ausencia de programas similares en otras zonas del estado. Si uno se toma la molestia de repasar la historia comprobará que cada año se remitía anualmente un balance de las actuaciones vinculadas a este programa al Parlamento Vasco y no generaba controversia política alguna. Al revés, todo el mundo expresaba su total acuerdo con la gestión de aquella primera oficina de víctimas cuya responsable Julia Estrela merece un reconocimiento público. Afortunadamente ha tenido muchos privados, sinceros, cálidos, provenientes de personas que le estarán eternamente agradecidas y que saben a qué juegan algunos cuando se niegan verdades tan elementales como esta.  Aquel equipo, Julia, Enrique…pusieron las bases de la asistencia que hoy reciben estos colectivos. La oficina de ayuda a las víctimas del terrorismo de Euskadi iba realizando su trabajo y mejorando procedimientos hasta que en 1996, al acceder Aznar al poder el PP decidió politizar también este asunto bajo el mandato del frustrado candidato a Lehendakari Jaime Mayor Oreja.

 

Estos son hechos. Creo que estas actitudes y las de todas y todos los que siguen jugando a este juego y perjudicando gravemente los intereses más sagrados del colectivo que reúne el mayor número de víctimas del terrorismo no merecen más comentario. Que cada uno saque sus propias conclusiones. Mientras hay que ponerse manos a la obra decididamente para que las otras víctimas de la violencia comiencen a avanzar decididamente también en el reconocimiento de su sufrimiento y de los derechos que les asisten. Es una de las claves en el camino de la reconciliación.

Tags: , , , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (9)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Edu Araujo dice:

    Muy claro Izaskun. Los seres humanos no contamos mucho cuando los “estrategas” de uno y otro lado juegan con nuestras vidas y las de nuestras familias como si fuésemos peones de su juego macabro y miserable. Como vasco y abertzale que sepan los miembros de esa asociación ,empezando por su presidente, que me siento completamente representado por ti y suscribo tus palabras una por una. Es más: me siento orgulloso de que acudieras allí y honrado por la invitación. Sinceramente y desde el fondo de mi corazón, como votante tuyo y jeltzale, te pido que nunca les des la espalda y que les apoyes en todo lo que esté en tu mano (sé que lo seguirás haciendo). Actos así honran a los políticos que los realizan y a los ciudadanos a los que representáis.
    Besarkada handi bat!

  2. Bittor dice:

    Gracias,Izaskun, por poner tu mente y tu corazón en favor de las víctimas. Tu actitud es ejemplar y una ocasión para que todos reflexionemos. Eskerrik asko.

  3. Txol dice:

    No se te puede negar tu labor y esfuerzos como politica y a nivel personal se se percibe mucha sensibilidad y mucho tacto en estos temas( hoy por hoy la sensibilidad escasea y mucho)
    Ahora discrepo contigo, en lo referente a el lehendakari de Euskadi???
    Que es ser Lehendakari de un pais?
    Ser Lehendakari es mas que parafernarias de investidura,que si libros con tapas metalicas… poema y oboe, ser Lehendakari es amar y sentir tu pais y sus gentes, costumbres, identidad….
    Ser una persona de palabra.
    Ser capaz de desarrollar politicas claras y eficaces.
    Me parece que Lopez jauna de todo esto…..no se yo.
    Y ya de paso que es 8 De Marzo,espero algun dia una Lenhendakari.
    Musus Izaskun

  4. Autor dice:

    Gracias Bittor sigo todos tus mensajes y como le he dicho a Txola vuestro apoyo me anima un montón.

  5. Autor dice:

    Gracias Edu. Muchas gracias por tus opiniones, de verdad. Lo más penoso es lo difícil que lo siguen teniendo y que de esa dificultad depende el cobro de muchas ayudas a las que estas víctimas tienen derecho. Pero eso se silencia. Si quieres ver ratificado lo que está escrito en el post vete a la página de la asociación y verás como concluye la crónica de los propios asociados: http://www.acfsevt.es/archives/1869
    .

  6. Susana dice:

    Hola Izaskun:
    El cariño y respeto que has generado entre todas las personas involucradas en la génesis de la exposición “Biktimak-Víctimas” se mantiene a través de los años. Prueba de ello es tu reciente participación en el último congreso de la ACFSEVT en Valencia.
    Siempre estás con mentalidad constructiva, a pesar de los continuos obstáculos que a menudo surgen en todas direcciones, y cada proyecto que acometes es un paso más para lograr una sociedad mejor.
    Eres auténtica, y eso es de agradecer.

  7. Enrique Ullibarriarana dice:

    Kaixo Izaskun,
    No sabes cómo te agradezco que te acuerdes de nosotros.
    Mientras Fernando y yo hacíamos lo que podíamos con tantos expedientes de daños materiales, Julia visitaba y atendía a familiares de fallecidos y heridos.
    Me acuerdo mucho de ella y de aquella “Oficina” que con tan pocos medios movía tantos expedientes y contactaba con tanta gente.
    Eskerrik asko

  8. Autor dice:

    Que menos Enrique. Creo que no se os ha hecho justicia. Vosotros trabajasteis mucho y bien con las víctimas, comenzasteis en serio con ese trabajo y disteis un ejemplo de lo que es dedicación y servicio al ciudadano desde la administración pública. Por eso siempre que puedo recuerdo lo que hicistéis, de aquel intento honrado y serio de hacer una sistema de ventanilla única para que ninguna víctima tuviese que patearse decenas de oficinas, y especialmente de la humanidad y la implicación con la que trabajasteis. Dale recuerdos por favor a Fernando y a Julia porque no sé como contactar con ellos. Me queda el consuelo de saber que si reconocen vuestro trabajo las muchas personas a las que os dedicasteis con tanto empeño. Me he encontrado con algunas de ellas en estos años y os recuerdan con mucho cariño.

Deja un comentario