NUESTRO CONCIERTO SUENA A MUSICA CELESTIAL

Euskadi solución, no problema. Ese es el mensaje más claro que ha salido de la jornada sobre sistemas fiscales regionales que hemos organizado en el Parlamento Europeo. Los tres ponentes que han acompañado a José Rubi, el presidente de la Asociación Ad Concordiam que se dedica a difundir el Concierto Económico Vasco consideran que nuestro sistema fiscal puede resolver los problemas de financiación de muchas regiones, lo que es tanto como propiciar un desarrollo económico más próximo al sistema productivo, más pegado a la realidad, más sostenible y más solidario. Una ventaja para las regiones europeas y una ventaja, en definitiva para Europa que es una suma de estados, regiones, nacionalidades, pueblos y en definitiva todas las realidades institucionales o históricas que tienen verdadero sentido.  Escuchad lo que dicen José Rubí y Lluis Franco:

 

 

Hoy cuando presentaba esta jornada recordaba que en el contexto de crisis en que vivimos muchas regiones europeas, han acreditado ser mucho más eficientes que los estados a los que pertenecen. En esas zonas se producen los emprendimientos más destacables, se registran las más eficientes políticas de innovación y de apoyo a la economía productiva. Y se encuentran las cuentas públicas más saneadas del continente. Euskadi ha sido un ejemplo de todo esto transformándose de ruina industrial, el país que recogimos a principios de los 80 en una de las regiones más desarrolladas de Europa.

 

Todas las regiones que son eficientes en el apoyo a la economía real tienen en común que en mayor o menor grado son competentes sobre su régimen fiscal en el ámbito de los gastos pero también en el de los ingresos y que pueden en consecuencia intervenir de manera autónoma sobre aspectos básicos de su devenir económico. Así aprovechan mejor su posición de comunidades naturales, de regiones muchas veces transfronterizas mejor posicionadas que muchos estados para aprovechar la apertura que supone la globalización. Por eso defendemos el federalismo fiscal, los principios de capacidad y responsabilidad y la idea de  que la fiscalidad regional es una oportunidad para consolidar en Europa una prosperidad solidaria.

 

En el País Vasco y Navarra tenemos una larga y diría que única experiencia en Europa en este campo. Concierto Económico y Convenio, ambos compartiendo la misma raíz foral, son instituciones seculares, anteriores a la existencia del Estado Constitucional Español. No se trata pues de ningún privilegio, sino de un derecho histórico que está profundamente asentado en nuestra realidad institucional. La autonomía económica real que propician y el adecuado uso que se ha hecho de esas facultades explican cómo y porqué hemos superado la crisis en que se encontraba sumido el País vasco tras la dictadura franquista y los actuales niveles de desarrollo, diversificación e internacionalización de la economía que nos permiten mirar al futuro con esperanza.

 

Por eso ha sido un orgullo y un placer para mí, que estoy demasiado acostumbrada a encontrarme  por aquí con desagradables comentarios sobre la parte oscura de nuestra imagen escuchar el entusiasmo y hasta la envidia con que Escoceses, catalanes y Flamencos miran  hacia el Concierto Económico. Las “tripas de este sistema de financiación las ha explicado esta tarde José Rubí,  presidente de la junta directiva de la asociación Ad Concordiam, cuyo principal objetivo es divulgar las peculiaridades de nuestro sistema fiscal. Desde octubre de 1995 es Secretario General Técnico de la Hacienda de Bizkaia y representa a este territorio en el órgano de coordinación tributaria de Euskadi. Ha sido además interventor auditor del ministerio de hacienda, subdirector económico-financiero del departamento de Hacienda de Bizkaia y Vicepresidente del tribunal económico administrativo Foral. Ha sido miembro de la delegación vasca que ha participado en la negociación con el estado de las renovaciones del Concierto Económico de 1997, 2002 y 2007.

 

José Rubí ha explicado a grandes rasgos el funcionamiento del Concierto y ha despejado cualquier duda entre el medio centenar de asistentes al seminario sobre el encaje del concierto en Europa. Rubí ha recordado que la doctrina que van consolidando las sucesivas sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas  despeja el camino para que las regiones asuman competencias en materia de fiscalidad. El tribunal de Luxemburgo, nos ha recordado, considera válidos los sistemas regionales que dispongan de autonomía institucional procedimental y económica y considera evidente que el Concierto Económico Vasco reúne estos tres requisitos porque esta definición “parece pensada para describir el Concierto Económico Vasco”.

 

José Rubí ha explicado que la globalización y la desaparición de las fronteras han desdibujado a los estados y reforzado la posición fáctica de las regiones y comunidades naturales en el ámbito económico por lo que ha reivindicado que esa realidad tenga una correspondencia en términos de empoderamiento político y fiscal. Ha recordado además los beneficios de la descentralización y el acercamiento del proceso de toma de decisión a la ciudadanía, que “produce efectos beneficiosos tanto en la eficiencia en la prestación de los servicios públicos como en el grado de satisfacción de los usuarios de los mismos”. Rubí ha constatado entonces que si bien en el ámbito del gasto se ha avanzado mucho en la descentralización no ocurre lo mismo con el de  los ingresos, pese a que se reconoce que “cuando las decisiones de gasto se descentralizan es preciso que los ingresos permitan atender las competencias que se asumen”

 

Tras explicar las razones por las que determinadas instancias políticas en algunos estados y en los servicios de la Comisión Europea se han resistido a aceptar capacidad fiscal alguna a las regiones, ha constatado  que la controversia ha sido “magistralmente resuelta por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Eurpeas” en las sentencias emitidas en torno a los casos de las Azores, Gibraltar y también en la cuestión prejudicial sobre el Concierto Económico. En esos tres casos se ha consolidado una doctrina que admite el principio de la autonomía fiscal para las regiones. Los sistemas fiscales regionales, para encajar en el ámbito europeo deben disponer de autonomía institucional, procedimental y económica. La primera se refiere al título que habilita a las regiones para ejercer las competencias fiscales, la segunda al órgano y los mecanismos que toman las decisiones tributarias, que debe ser claramente independiente del estado en el que se encuentra la región. Finalmente la tercera, la autonomía Económica implica que la región enfrente las decisiones tributarias que adopte sin que estas puedan ser compensadas por la autoridad estatal. 

 

El presidente de Ad Concordiam ha realizado entonces una descripción del sistema de Concierto y su peculiaridad en Europa, al ser el único sistema en el que son las autoridades regionales quienes recaudan todos los impuestos y pagan un cupo al estado por las competencias que éste asume en territorio regional y ha concluido que el triple test de autonomía plasmado por los tribunales en las sentencias “parece pensado expresamente para la situación jurídica, económica, competencial y financiera del País Vasco y su régimen de Concierto económico”.

 

Pero lo más motivador para mi ha sido primero constatar el interés que el tema suscita, pues más de medio centenar de personas han acudido a escuchar estas ponencias. He comprobado igualmente el desde escocia, Cataluña o Flandes se mira con curiosidad y admiración el Concierto económico y tanto  el codirector del Instituto de estudios europeos de Escocia Andrew Scott, Lluis Franco, director de la agencia tributaria de Cataluña, Jan Jambon, lider de la bancada del partido flamenco N-VA en el parlamento federal de Bélgica han certificado que este tema de la financiación regional es la base del debate político en sus respectivas regiones. El concierto resolvería, por ejemplo, el atasco que se vive en la negociación para reformar el estado que impide formar gobierno en Bélgica. Sería muy importante también que un sistema similar se aplicase en escocia para llevar a buen término el debate político sobre el estatus al que aspira aquel reino británico y relajar la tensión que han generado sus aspiraciones independentistas. Finalmente y como habéis escuchado a Lluis Franco, resolvería el nudo gordiano que complica, en este momento la relación entre Cataluña y España. Quizá sea bueno que algunos estados dejen de mirarse tanto al ombligo y empiecen a reparar en que lo que es bueno para Euskadi, Cataluña, Flandes o escocia es bueno para los estados correspondientes.  

 

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , ,

Category: Blog

Comentarios (5)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Zierbena dice:

    Zorionak, Izaskun, por estos artículos que has publicado en tu blog sobre el Concierto Económico Vasco, una institución fundamental en el pasado, el presente y el futuro de nuestro pequeño país. Me parece importantísima esa labor de difusión del concierto en Europa. Aurrera!

Deja un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia