REAL COMO LA VIDA MISMA, PERO INCREÍBLE

Imaginaos que hace cinco siglos uno de vuestros ancestros construyen un molino junto al mar y comienzan a ganarse la vida allí. Un molino hace cinco siglos es uno de los servicios de referencia. La gente lleva allí sus cereales para que se los conviertan en harina. Aún falta un siglo para que el maíz llegue desde América a la zona. Eso quiere decir que vuestro primer apellido esta allí antes de que a nadie se le ocurriese hacer un talo.  Hoy pensamos que esa delicia  lleva con nosotros toda la vida. El molinero al que me refiero es parte del país un siglo antes.

La casa de la que hablo es un molino de mareas. La piedra de moler se activa en ese tipo de instalaciones gracias a la fuerza maremotriz. El molino en cuestión esta en un paraje extraordinario. El propietario que ha construido el edificio no lo sabe, pero quinientos años después la zona será una de las joyas de la naturaleza de un país. Por eso los tataranietos del molinero decidirán declarar la zona área de especial protección. El lugar es tan bonito que finalmente la UNESCO lo considera patrimonio de la humanidad.

La protección abarca todo lo que contiene el lugar, el modo de vida de las personas que han vivido allí toda la vida. El molino es parte del medio, esta perfectamente integrado en él. Lleva 500 años siendo parte de la vida de este enorme parque natural. Los descendientes del molinero están orgullosos de la herencia que recibieron. Cuidan aquella casa que ya no fabrica harina pero que guarda un  tesoro: la memoria de las gentes de la zona que tuvieron aquel edificio como una parte fundamental de sus vidas durante varios siglos.

Un día los propietarios de aquel edificio reciben una extraña carta. Se enteran de que las escrituras que adjudican a su familia aquella propiedad hace nada menos que cinco siglos son papel mojado. Se quedan sin casa, sin recuerdos y sin historia porque la llamada “ley de costas” ha decidido que el molino y el paraje en que se encuentra son ahora de dominio público. No hay expropiación, no hay compensaciones. Solo perplejidad.

Parece una historia de miedo, una exageración, una invención, pero no. Es una historia real como la vida misma. El paraje extraordinario es la ría de Urdaibai. Los descendientes del molinero se apellidan De Iturribarria y la expropiación llega de la mano de la Ley de Costas. Ese era un instrumento legal pensado para proteger el litoral de la especulación, pero origina efectos bien perversos como este. Cinco siglos de retroactividad es demasiado. Aquella actividad sentó en Urdaibai sus reales hace quinientos años. No molesta a nadie. De hecho es parte del medio, del patrimonio que protege la declaración de reserva universal de la biosfera que tiene Urdaibai. Lo que le ha pasado a Jon de Iturribarria y su familia es una barbaridad. Por eso estamos ayudando a este vasco, un profesional que sabe de lo que habla, que trabaja por todo el mundo, a encontrar en Bruselas eco para lo que le ha ocurrido y, por supuesto, una solución. El mismo os cuenta el caso en este vídeo.

¿Que os parece?

Tags: , , ,

Category: Blog

Comentarios (15)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. Parece mentira, pero es la cruda realidad. Desde Tenerife, desde Cho Vito, todo nuestro apoyo a Jon, en la defensa de ese increiblemene bello lugar. Creemos que debemos de parar sin demora, las actuaciones derivadas de la aplicación de una ley de costas confiscatoria, abusiva, arbitraria e injusta, más propia de estados totalitarios y dictatoriales.
    Conocemos la lucha de Jon, cuando nos encontramos en el Comite de Peticiones del Parlamento Europeo, y lo increible es la perplejidad y el asombro que genera en Europa, el caso de Jon y el de miles de afectados por esta Ley. Será que España,oculta las actuaciones que se llevan a cabo por medio de la ley de costas a Europa?

  2. Cesar dice:

    ¿Qué me parece? Sencillamente increible. Yo desde luego soy el tal Iturribarría y me voy a la Moncloa o a la residencia de la ministra de Medio Ambiente y acampo en el vestíbulo hasta que respondan. Vaya cara más dura.

    Y una pregunta. No sé si leerá este blog el señor Iturribarría pero me gustaría saber porque cree que no hemos leído esta historia en la prensa o no nos la han contado por la televisión o la radio. Al menos yo es la primera vez que oigo una cosa parecida aquí cerca, en casa. Si había leido algo sobre las casas que compraron jubilados británicos en varias zonas de la costa española. Eso ya me parecía increible. Pero lo que cuentas aquí…

  3. Ante todo tengo de dar las gracias a Izaskun Bilbao por la gran labor que está realizando por una causa, la de los afectados de la Ley de Costas, que ella misma la definión como de JUSTICIA, en vez de un tema político.

    El caso mio, del molino Portu Errota es quizás el más sangrante, por lo documentado, y la gran aberración que es aplicar una ley con efectos RETROACTIVOS hasta el siglo XVII. Sólamente este hecho ya demuestra que algo funciona mal en lo que debería ser un Estado de Derecho. Adicionalmente hay que sumar la demostrada ARBITRARIEDAD en la aplicación de esta Ley, lo cual es en si contrario a la igualdad ante la ley, que es uno de los pilares de cualquier sociedad mínimamente democrática. Y para terminar ¿Qué podemos pensar de un Estado que se dedica a CONFISCAR a los pequeños y legítimos propietarios de terrenos, empresas y viviendas, arruinando la vida social, personal y económica de sus ciudadanos, para conseguir gratuitamente terrenos en los que realizar grandes inversiones hoteleras y urbanísticas, con todo lo que conlleva ese tipo de “negocios” además del destrozo completo de la costa?.

    Yo soy un pequeño propietario más de los muchos miles, desgraciadamente cientos de miles, a los que se nos están confiscando las propiedades con la mera escusa de que lo hacen para salvaguardar el medio ambiente y garantizar el acceso a la costa a todo el mundo. La realidad es que todos los derribos y confiscaciones que se han realizado han sido a legítimos propietarios anteriores a la entrada en vigor de la Ley de Costas, mientras que ni un solo derribo se ha realizado contra grandes urbanizaciones y complejos hoteleros levandados en estos últimos 22 años en los que ha estado vigente esta perversa Ley, que es cuando más se ha destrozado la costa.

    Cesar tiene razón y la pregunta de ¿cómo es posible que este escándalo ocurra y no se publique en ningún medio de comunicación nacional?. Podría enseñar las escusas de los diferentes medios de comunicación nacionales que me han dado, a mí o a la AEPLC (Asociación Europea de Perjudicados de la Ley de Costas), indcando que lo sienten pero que no tienen sitio en sus periódicos para publicar este tema. La realidad es que hay tantos intereses económicos cruzados que en realidad existe un pacto de silencio al que estamos somentidos. ¿Cómo es posible que esto sea noticia un día si y otro también en Inglaterra, Alemania y en cambio en el Estado no se publique una sola línea?. Las estimaciones dicen que hay 80.000 propietarios extranjeros, pero la inmensa mayoría de los 400.000 propietarios afectados son ciudadanos del Estado. ¿Es que unos pocos ingleses meten más ruido que nosotros, o que en su país si hay libertad de prensa?.

    Además, si esto te parece increíble dime qué es lo que te parece que a personas que únicamente tenían la casa en la que vivían, el Estado se la arrebata, no les paga absolutamente nada, lestrata como criminales, les derriba su hogar los deja en la calle y además tienen que seguir pagando sus hipotecas y los impuestos por la casa que les han confiscado. Esto desgraciadamente ocurre en lo que algunos denominan que es una Democracia Occidental. No sale en los medios, pero yo si conozco esos casos y en Canarias hay buenos ejemplos de ello. Pero no solo allí, los últimos derribos han sido este último mes en El Puig, pero ya están planificados los siguientes, y los medios como siempre callados.

    Gracias de nuevo a Izaskun por su colaboración y poder brindarnos este pequeño, pero gran, espacio de libertad para comunicar lo que realmente ocurre, y que como ella decía: real como la vida misma pero increíble.

    Un saludo, Jon

  4. Cesar dice:

    Me dejas de una pieza Jon. ¿Qué podeis seguir haciendo? Yo desde luego tiemblo ante la posibilidad de que algo aí me ocurra a mi. Y me lobarruntaba. Chupa demasiadagente de la piragua inmobiliaria como para dejaros largar…

  5. Cualquier persona con un poco de sentido común, cuando conoce lo que está sucediendo con la aplicación de la Ley de Costas, con la incredulidad lógica reflejada en su cara, comienza a hacerse preguntas. ¿Cómo puede estar sucediendo esto en España, en Europa, sin que haya un gran escándalo público? ¿Cómo puede ir el propio gobierno en contra de la Constitución Española que prohíbe la retroactividad de las leyes que no benefician al ciudadano, la arbitrariedad de los poderes públicos, la indefensión, el abuso de poder….Constitución que (supuestamente) protege la propiedad privada, el derecho a la herencia, etc? ¿Cómo ha podido el TC sentenciar que se ha de compensar con una “expropiación especial” de uso y disfrute por 30 años como justiprecio? ¿Cómo se puede indemnizar con un derecho que es inherente a la propiedad? ¿Qué justiprecio es ese? ¿Es que no existe una Ley de Expropiaciones? ¿Por qué dejan fuera de ella a un importantísima parte de la sociedad?
    Estas preguntas y muchas más se plantean repetidamente, tanto por los propios afectados, como por algunos periodistas, como por muchas personas ajenas al problema.
    Pero hay algo mucho más grave que nadie, excepto los que padecemos esta injusticia, se pregunta: ¿cómo es posible que sea la única ley, no se si del mundo pero si de Europa, donde la carga de la prueba pasa a ser del cuidadano? ¿Desde cuándo un ciudadano ha de ser el que demuestre su inocencia? ¿No es obligación del Estado demostrar su culpabilidad?
    Otra excepción, otro tratamiento especial que cambia las reglas del juego democrático sólo para una parte de la sociedad. Una gran parte, por cierto.
    La Ley de Costas nos despoja, no sólo de los derechos adquiridos, sino de los derechos constitucionales y de los derechos fundamentales del ser humano.
    Empezando por aquí, toda la ley es un despropósito. Pero no nos engañemos, este despropósito está planificado, bien pensado, y con un fin predeterminado donde nada se ha dejado al azar. Sólo hay que ir a las hemerotecas y leer las declaraciones de los políticos. Frases cómo “si un particular dice que un terreno es suyo, que lo demuestre” o “El metro cuadrado de playa es oro puro. Ello provoca las apetencias de promotores, hoteleros y de las propias administraciones, con fines sectoriales. Así que las presiones, como ya te podrás imaginar, son de todo tipo.” (Sic), o “los ayuntamientos que no derriben no recibirán ni un euro en infraestructuras”, lo dicen todo.
    ¿Se aplica la ley a todos por igual? NO, ROTUNDAMENTE NO. Existen numerosísimos ejemplos que lo demuestran. ¿Por qué unos molinos de mareas se expropian con justiprecio, o se dejan fuera de los deslindes y a otros se les aplica la ley con rigor exagerado e injusto? ¿Por qué unas islas se compran con fondos públicos y otras se deslindan pasando a manos del Estado gratuitamente? ¿Por qué unas dunas, de dudosa existencia en muchos casos, implica la confiscación de propiedades y en otras se autoriza su destrucción por motivos especulativos? ¿Por qué unas marismas se tienen que regenerar con derribos masivos y otras es el propio Estado el que ordena su desecación obviando la Ley de Costas? ¿Por qué donde se quiere derribar dejan que el mar llegue hasta los mismos cimientos de las casas y, en cambio, se inventan playas donde nunca existieron para proteger del deslinde y dar valor a las propiedades de las grandes cadenas hoteles o urbanizadoras?
    Se podría seguir haciendo preguntas hasta el infinito pero es como clamar en el desierto. Nadie hasta ahora ha podido contestar a ninguna. Lo que está claro es que la Ley de Costas permite la existencia de lo que todos considerábamos se había logrado erradcar hace siglos en Europa: UN GOBIERNO DÉSPOTA.

  6. William dice:

    Eskerrik asko Izascun. Nire zorionik beroena. MI mas sincera enhorabuena a la europarlamentaria IZASCUN BILBAO.
    Desde Valencia, la sigo con interés y por fin puedo afirmar que NO TODOS los políticos son iguales. En ella está la excepción que confirma la regla, ¡¡¡por fin!!!, una mujer comprometida con lo problemas reales de gente real y normal.
    En Valencia, hay una urbanización que fue construida legalmente en los años 70, inscrita en el registro de la propiedad, sobre unos terrenos que en origen pertenecían ¡¡¡al propio estado español!!!, el cual los vendió al ayuntamiento de Valencia, el cual en pública subasta vendió los terrenos donde se construyó la urbanización CASBAH y el hotel. Los terrenos ya fueron deslindados deacuerdo a la anterior ley de costas de 1969. Todo todo legal, hasta que Doña Cristina Narbona, desoyendo los informes de los técnicos que dejaban fuera de la revisión del nuevo deslinde hecho en 1998, por un capricho suyo, decidió incorporarlos a dominio público en 2007. El informe técnico fue hecho “a medida” por la empresa pública tragsatec (en cuyo consejo de administración estaba la propia directora general de costas), en un auténtico escandalo de mala utilizacion de dinero público, arbitrario, totalmente parcial y escaso rigor científico como se obervó en la fase de prueba pericial de la audiencia nacional. La audiencia nacional, como ya era de esperar, dió la razón al Estado. Sí, “misteriosamente” se la dió, en juicios cargados, en mi opinión y deacuerdo con la propieda documentación que está en sede judicial. En mi opinión destaca una rotunda falta de imparcialidad de las magistradas (como se puede apreciar y probar en las grabaciones de las pruebas periciales en sede judicial en las que se observan que ¡¡¡las magistradas contestaban a las preguntas que los abogados hacían a los peritos de la empresa pública Tragsatec!! e incluso alguna magistrada no permitía que los abogados preguntaran a los peritos de tragsatec!!! cuando se puede comprobar lo nervioso que se pone el perito del Estado ante preguntas aclaratorias sobre el “supuesto” estudio justificativo del deslinde ¿¿¿son estas las garantías judiciales que existen en España???. Sin embargo, los criterios que siguió Costas para el deslinde de un Hotel-Campo de Golf, llamado Parador de Turismo Luis Vives, a escasos metros de la urbanización en una zona idéntica, fue totalmente diferente, allí se salvo, ya que pertenecía a la empresa pública estatal Paradores de Turismo. Por cierto, la adjudicataria de unas obras de ampliación del parador de turismo, era propietaria de unos terrenos próximos a la urbanización, a los que Costas, en vez de deslindar, se los compró. Allí, el ministerio de medio ambiente, hizo una excepción con la promotora inmobiliaria propietaria de la parcela ¿qué extraño, no? a los ciudadanos nos confiscan, a los promotores inmobiliarios y constructores, les compran la propiedad y les adjudican obras.
    El caso del Saler, Urbanización La CASBAH está en el COMITÉ de PETICIONES del parlamento europeo. Espero que se haga una verdadera y PROFUNDA investigación de este caso, ya que es un verdadero manual de la inseguridad jurídica (por no hablar de trapicheos) que por desgracia existe en un país, España, que pertenece a la Unión Europea y en el que viven muchos ciudadanos europeos.
    IZASCUN, MI MAS SINCERO AGRADECIMIENTO por el trabajo que estás haciendo, en mi nombre y seguro que en nombre de muchas de las 80 FAMILIAS que han perdido su casa en el Saler (Valencia) Estoy orgulloso de que una vasca defienda lo que es de Justicia y espero que sirva de ejemplo a otros políticos, en especial a los españoles ¡¡chapó Izascun!!! Besarkada handi bat (un fuerte abrazo).

  7. cristina dice:

    Claro que hay pactos, los partidos, más que partidos son clubs de amigos – en ingles a esas personas se les llaman “cronies” – pero suelen encontrarse en países que están muy lejos de sistemas democráticos sin respeto a sistemas legales. En España los cronies abundan pero están tan bien amparados que 30 años de democracia no han sido suficientes para que desaparezcan, quizás en la próxima generación se consolide….
    Esos mismos cronies se han encargado de exprimir España sistemáticamente, como si se tratase de una mina de oro. Desde los últimos 20 años de la Ley de Costas, han exprimido ese activo que es la costa, sin visión, sin reparo, sin respeto. Los que aquí compramos nuestra vivienda construida antes de la Ley de Costas estamos en la misma situación que en Zimbabue, desamparados de la justicia. La sociedad española es muy tolerante – despertar – que estamos en Europa y el siglo XXI. Falta coraje civil colectivo, de los políticos, de la prensa y medios de comunicación en general. Llamamiento al conjunto de españoles y extranjeros perjudicados para organizar una protesta masiva y sonada a nivel nacional e internacional contra esta injusticia.
    Ánimos Jon y todos los demás…

  8. Josepin García dice:

    La aplicación de la Ley de Costas está siendo demencial y tremendamente arbitraria (viendo lo que hay, a veces da la sensación de que podría haber una cierta corrupción en algunas Demarcaciones); la negativa a mover una sola coma es de un cerrilismo carpetovetónico que creíamos superado, impropio de un Gobierno que pisara la calle.
    En Galicia y Asturias (habrá similitudes en otros territorios) la Ley de Costas está arrasando las aldeas centenarias que se situaron junto a la mar por necesidad (entonces nadie quería vivir junto a la costa). Ahora quieren vaciarlas, sobran. Algunas están junto a pequeños puertos; hasta el nuevo paisaje “deshumanizado” va ser difícil de explicar: ¿no había nada junto al puerto?
    Las iniciativas para legalizar esas aldeas (bastaría aplicar la excepción de servidumbre de 20 m. que se aplica a las ciudades) siempre se tiran atrás por el insensible Partido del Gobierno, que con la Ley de Costas está tirando contra los humildes, porque las “excepciones” todos las conocemos. Hay una ahora pendiente de debate en el Congreso.

  9. Mercedes dice:

    Mi gratitud y admiración Dñª Izascun Bilbao , por su valentía en defensa de la verdad y la justicia, contra la barbarie en la aplicación arbitraria y retroactiva de la Ley de Costas que el Gobierno de España con su modo de proceder ( con demagogia , y la falacia de ” regenerar el litoral ” ) no es digno de un país, perteneciente a la U.E.

    Lo que hacen con el molino propiedad de Jon Iturribarria no tiene nombre ¿ como no recibe apoyo y ayudan a conservarlo? esta joya integrada en la naturaleza en manos de Costas desaparecería y a saber como y con quien .Es de una ignorancia supina que esto no lo defiendan más partidos. El daño moral y patrimonial es irreparable ¡ Todos contigo Jon !

    Con el comentario de Carmen del Amo queda reflejado con mucho rigor ( como es su línea de actuar), lo que ocurre con la Ley de Costas. Con el de Wilian me uno a lo que dice, porque vivo en la mismo lugar, Urb. Casbah en El Saler de Valencia. Les explico hasta donde llega la crueldad de la Demarcación de Costas con su jefa Lidia Pérez por no aplicar ni cumplir sus obligaciones: Debido a la ampliación del Puerto de Valencia, la playa Garrofera esta actualmente en una situación de grave riesgo .Los estudios medioambientales advirtieron de este peligro desde hace años y no han hecho nada para solucionarlo y las viviendas corren el peligro de que se inunden porque hace unos meses dieron la orden para ejecutar con excavadoras una remodelación del escarpe litoral que acabó con la función protectora que este venía realizando como así mismo se llevaron 80 camiones llenos de arena a otro lugar a pesar de las protestas de los vecinos.Esto ha dado lugar a que el paseo marítimo haya quedado destrozado con toda la instalación eléctrica al aire. Fue financiada con FONDOS EUROPEOS en el marco del Proyecto LIFE 03 ENV/E/000118 ” Tratamiento de la Contaminación lumínica en el Parque Natural de l’ Albufera y que la Unión europea contribuyó con la cantidad de 575.736,30 E. Todo echado a la basura. Hemos hecho muchisimas quejas incluido al gobierno valenciano con el Sr.Peralta, selladas por el Registro de Entrada, NO CONTESTAN Y SE NIEGAN A SOLUCIONARLO. En vista de la grave situación que corren las familias, la Alcaldesa de Valencia Dñª Rita Barberá ha comunicado que el Ayuntamiento arreglará el paseo por que no puede continuar por más tiempo de este modo, ni vivir las familias con este peligro (llevamos casi un mes de esta catástrofe ) Por fortuna tenemos una alcaldesa que protege a los valencianos, cosa que no hace el Gobierno con el Sr. Zapatero.

    Le reitero mi gratitud y le doy las gracias por ayudar a Jon y a todos nosotros

  10. Juan Carlos Miñana dice:

    Aquí teneis una de las alegaciones que hemos hecho al deslinde de este año en Denia, creo que es bastante aclaratoria del tema, lo que ocurre es algo totalmente irracional:

    Las operaciones de compra de áridos marinos extraídos en diversas obras, para regenerar las playas ya las han efectuado desde su organismo en varias ocasiones, sobre todo en la época del boom inmobiliario, comprando la arena retirada con el vaciado de parcelas para la construcción de urbanizaciones, no solo de primera línea, sino también de segunda y de tercera.
    Dichos terrenos contrariamente a lo que preconiza la ley no solo no se han convertido en dominio público dada la existencia de arena incluso a gran profundidad, sino que se han convertido en bonitos adosados y apartamentos con todas las comodidades.
    El criterio utilizado para incluir nuestra propiedad dentro del dominio público marítimo terrestre es que en la capa geomorfológica superior de nuestro terreno hay algo de arena (despreciando las capas inferiores que no lo son), cuando la realidad es que hay arena en todos esos sitios en que ustedes la han comprado para regeneración, en los que ustedes mismos lo han certificado con su compra de dicha arena y su posterior utilización en las repetidas regeneraciones habidas en Denia y seguro que en otros muchos municipios.

    Según el artículo tres de la ley de costas se considera dominio público marítimo terrestre: “… zonas de deposito de materiales sueltos, tales como arenas, gravas y guijarros, incluyendo escarpes, bermas y dunas, tengan o no vegetación, formadas por la acción del mar o del viento marino u otras causas naturales o artificiales”, que cumplen efectivamente todos esos terrenos anteriormente mencionados, pero en realidad dichos criterios los cumplen la mayoría de los terrenos de las zonas costeras hasta bien entrados en el interior.

    Tampoco sirve el otro principal precepto que define el dominio público marítimo terrestre, que en el mismo artículo lo define como: “… y el limite hasta donde alcanzan las olas en los máximos temporales conocidos…”, ya que se han producido grandes temporales en España que están bien documentados, como el maremoto de la costa atlántica de 1755, en el que las olas de hasta 30 metros de altura se adentraron en Cádiz mas de 20 kilómetros. No hace falta ir tan lejos en Denia mismo, está documentado en 1957 un temporal que inundo el casco urbano, con olas que rompían en lo que es la actual Glorieta del País Valencià, a casi un kilómetro del puerto, o temporales que han llegado hasta el camino de Gandia, también a mas de un kilómetro de la costa. No por ello, como de la ley de costas cabria esperar, se consideran dominio público, todos esos terrenos bañados en su día por las olas, sin embargo el nuestro sí.

    Con lo que con el deslinde propuesto se conculca nuestro derecho constitucional a la igualdad ante la ley, recogido en el artículo 14 de nuestra constitución, con su arbitraria decisión de incluir nuestra propiedad dentro del dominio público y no muchísimas otras que cumplen con dichos criterios e incluso los superan.

    Con todo lo anterior concluimos que los criterios que definen la zona marítimo terrestre y la aplicación que hacen ustedes no son validos, es mas demuestran la imposible aplicación en igualdad y justicia de la ley de costas, y la injusticia del deslinde propuesto por ustedes en el tramo que nos afecta.

  11. Fco.Javier Martinez del Cerro dice:

    Ante todo, muchas gracias a Izaskun por el interés que se está tomando en este asunto y por dejarme participar en su blog.

    Mi historia, junto a la de muchos salineros y acuicultores de la Bahía de Cádiz, es quizás diferente a la de la mayoría de afectados y mas increíble, si cabe.

    Existen referencias de que la actividad salinera en la zona se remonta a épocas romanas, donde la sal era moneda de cambio.(No en vano el término “salario” tiene su raíz en “sal”, pago en sal.). No quiero competir con esto en antigüedad con el Sr.Iturribarría, puesto que la mayoría de salinas se construyeron en el Siglo XIX, previo paso por la notaría donde se reconocía la propiedad. Sin este reconocimiento, nunca se hubieran construido.
    En tiempos de desamortizaciones, Mendizábal, Pascual Madóz, etc. el concepto de protección del medio no existía, (quizás no estaba amenazado) y si en cambio el de generación y distribución de riqueza. Estos eminentes ministros de economía lo vieron claro y no dudaron en desamortizar o lo que es lo mismo, poner en valor los bienes del estado y de paso los de la Iglesia.No es este el caso, pero si el espiritu de la época.
    Han llegado a existir 130 salinas perfectamente delimitadas con una extensión total de mas de 4.000.-Ha (40.000.000.-m2).
    Medioambientalmente eran algo así como la industria perfecta. Utilizaban energías renovables como la mareal para hacer circular y renovar el agua embalsada, el viento para oxigenarla o evaporar y el sol para calentarla. Se han criado y alimentado cantidad de especies de aves, peces, crustáceos, moluscos, zooplacton e incluso el fitoplacton ha servido como sumidero del temido CO2.
    Para toda esta cadena se necesitaba solo una cosa, que alguien mantuviera permanentemente la lámina de agua y ahí estaban los salineros y acuicultores. Digo “estaban” porque la mayoría han sido “desactivados” por un Estado intervencionista. Digo desactivados porque el Estado les ha confiscado sus activos y es de 1º de Economía que no pueden existir empresas sin activo = pasivo. Aquí solo ha quedado pasivo= quiebra.
    En este caso la Ley no solo no cumple con sus objetivos, sino que cumple a la perfección el objetivo contrario. Todo el mundo lo sabe pero nadie pone cascabel al gato porque detrás de toda historia hay intereses de pescadores en aguas revueltas.

    El ataque brutal de la Ley de Costas a la propiedad privada, ha sido como un adelanto de una política demagógica de alguien que pretende algo más. Quedé estupefacto cuando nuestro Defensor del Pueblo ante mi protesta, me contesta diciendo entre otras cosas que la “ciudadanía” (leo antiguos plebeyos), debe acostumbrarse a esta innovadora forma de expropiación. Le contesté que de innovadora nada, que repartir gallinas ajenas no es nuevo, todo el mundo se pone muy contento menos el propietario, pero tiene un pequeño inconveniente, nadie criará gallinas. Este detalle también cuadra con ese eurodiputado que no se sabe los derechos humanos y aún no ha dimitido.

    Total, un atropello saltándose todas las reglas de los países civilizados, importándoles un bledo la inseguridad jurídica creada, que la propiedad privada esté considerada como el pilar fundamental de cualquier economía, que el T Constitucional haya dictado sentencia diciendo que para que la aplicación de la Ley no sea inconstitucional, es necesario expropiar con motivación, compensación y derechos de reversión. Y que la compensación además de que en “abstracto” puede ser justo equipararlo a una concesión, no debe hacerse en abstracto, por tanto solo queda hacerlo en “concreto” y de forma razonada y equilibrada.

    Afortunadamente no contaban con el progreso en las comunicaciones y la facilidad con que nos hemos convertido en un colectivo dispuestos a encontrar la justicia que de forma individual sería impensable. Animo a todos que esto va por buen camino y gracias otra vez a Izaskun.
    Un cordial saludo.
    Fco.Javier Martínez del Cerro Poole

  12. José Ortega Anduiza dice:

    Nos encontramos ante una ley comunista y mentirosa. Es comunista porque confisca y mentirosa porque dice que paga la confiscación. Este supuesto
    pago es vergonzoso, matemáticamente se demuestra que no es justiprecio. No quiero extenderme sobre el texto de la ley por sobrádamente conocido.
    Cuando inicio el día y cada día que lo hago sigo sin creerme que pueda
    ocurrir esto en este país, mi país.
    El gobierno demuestra un desprecio absoluto al pueblo; que nadie crea que está a salvo de injusticias; pueden quedarse si se les consiente con cualquier parte del territorio nacional privado. No tienen mas que sacar una ley similar.
    Ya dijo Zapatero “la tierra es del viento”.

Deja un comentario