TODA LA “y” VASCA, CORREDOR FERROVIARIO EUROPEO

  Ayer terminamos la primera fase de uno de esos trabajos de fondo, de los que no se ven. Uno de esos asuntos en los que nos jugamos mucho. Por eso le hemos dedicado muchas horas. Se trata del informe que esta elaborando el Parlamento Europeo sobre los corredores ferroviarios de mercancías. Con esta norma se pretende conseguir que el ferrocarril sea un medio de transporte competitivo frente a otras alternativas y que combine sus potencialidades con otros medios como el transporte marítimo.  Esta es una propuesta que encaja plenamente con nuestro programa electoral y que tiene mucha importancia para el desarrollo de nuestro país. Por eso llevamos meses trabajando en ella y así seguiremos. Ayer mismo iniciamos la siguiente fase, esto es las negociaciones informales entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea, que aquí llamamos “Trílogo Informal”. Esta será la segunda vez que nos reunamos y aún quedan otras tres ocasiones más para intentar llegar a un acuerdo sobre este informe, antes de que pasen los cuatro meses que nos permite el Reglamento interno.

Lo que nos jugamos es fácil de explicar. Formar parte de estos corredores ferroviarios europeos para empezar te pone en el mapa de las empresas operadoras de transporte ferroviario europeo. Además, garantiza financiación, facilita el mantenimiento, propicia que esos tramos de vía cuenten con los más modernos sistemas de seguridad inteligentes y permite que vías y trenes se homologuen con los que funcionan en todo el continente. En consecuencia añade valor a todas las infraestructuras que quedan mejor conectadas con el mundo gracias a este medio de transporte.

En nuestro caso tenemos en construcción un tramo ferroviario que aspira a ser declarado corredor europeo de transporte ferroviario. Se trata de la “Y” vasca. Nuestra apuesta es que todo su recorrido, tanto el rama que sube de Vitoria  Donostia como el que une la capital alavesa con Bilbao y su puerto se integre en la lista de corredores. La primera parte del objetivo la tenemos prácticamente segura. Por la segunda habrá que luchar más, pero no vamos a parar hasta conseguirlo.

Tenemos buenas razones para ello. El puerto de Bilbao es una infraestructura cuyo ámbito de influencia supera incluso los tres territorios de nuestra comunidad. En sus 17.000 metros lineales de atraque se tramitan cada año 17 millones de toneladas de todo tipo de mercancías que en 2007, por ejemplo, movieron al día una media de 21.682 camiones. El puerto conecta y apoya toda la industria vasca exportadora con el mundo y es complementario con plataformas logísticas instaladas, precisamente por la existencia del puerto, en Gipuzkoa y Alava. Este movimiento económico significa, en empleos, 9.000 puestos de trabajo. Poner en marcha este corredor retiraría nada más entrar en funcionamiento, cerca de 850 camiones al año de la carretera.

Como tenemos argumentos, tarde o temprano el eje Vitoria-Bilbao de la Y vasca será corredor europeo de mercancías. Hemos presentado estos datos en el Parlamento y creemos que son suficiente argumento para aceptar nuestra petición. Pero además nos hemos preocupado de que el reglamento europeo de corredores ferroviarios establezca un sistema transparente y participativo para designar corredores y para modificar o ampliar los ya designados, pensando primero en la eficiencia y además en la eventualidad de que, en esta primera intentona el tramo Vitoria-Bilbao no resulte incluido.

En concreto lo que planteamos es una lista de criterios para designar corredores que deben ser conocidos y deben propiciar mediciones objetivas. Así nosotros abogamos, frente a la propuesta del Consejo europeo, que a la hora de designar un corredor europeo se pondere la distancia mínima que debe tener, el número de estados que atraviesa, el volumen de tráfico, la coherencia entre los tramos en los que están disponibles ya los equipos de seguridad inteligente del  tráfico, y un análisis del impacto económico que tenga en cuenta los flujos comerciales y los tráficos de mercancías más importantes. Si se aplican estos criterios, el tramo Vitoria-Bilbao de la Y vasca será corredor ferroviario europeo.

El reglamento establece además un mecanismo de gestión para los corredores, destinado a ordenar y gestionar los tráficos que circulen por ellos y a planificar las inversiones de mejora. Nosotros abogamos por un modelo participativo en el que las empresas y operadores que se dedican al transporte de mercancías por ferrocarril tengan mucho que decir y en el que se de un papel también a los ayuntamientos y las autoridades regionales en la determinación de paradas y de construcción de instalaciones intermodales para hacer más eficaz y sencilla la combinación del transporte ferroviario con otros modos de mover las mercancías.

Hemos dedicado muchas horas a convencer a otros grupos y parlamentarios de estas cuestiones y a convertir estas ideas en 23 enmiendas al proyecto de reglamento. Una vez más hemos comprobado que la falta de transparencia es una enfermedad seria de las instituciones europeas y que algo tan simple como objetivar los criterios para elegir un corredor en detrimento de otro es un trabajo mucho más complejo de lo que a simple vista parece. Os dejo por aquí el enlace con toda la documentación existente en el parlamento sobre este asunto. Es difícil de interpretar, está llena de siglas esotéricas pero he tratado de resumiros aquí qué es exactamente lo que nos jugamos y cual ha sido nuestra posición y trabajo en este asunto.

El otro día contestaba a un comentario de un lector en este mismo blog que hablaba sobre lo aburrido que puede ser el trabajo de parlamentario y sobre la “vida padre” que al parecer puedes pegarte dedicándote a este trabajo. En estas líneas he tratado de resumir centenares de horas de trabajo de esas que no se ven, pero que hay que dedicar si no queremos, y en este caso nuca mejor dicho, perder los trenes más importantes que salen cada día de esta “Estación Europa” .

Tags: , , , , , ,

Category: Blog

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

  1. manuel dice:

    Es que algunos se creen a pies juntillas todo lo que digan pero sigue así. Desmintiendo las acusaciones de elordi.

    Saludos.

Deja un comentario